Centro social La Molinera. FOTO: Gaspar Francés
Centro social La Molinera. FOTO: Gaspar Francés

Este sábado 30 de noviembre tendrá lugar la tercera edición del tercer Micrófono Violeta del centro social La Molinera, esta vez centrándose en el sufrimiento de la mujer por el hecho de ser mujer. Bajo el título “De qué sufrimos las mujeres”, contarán con la participación de la psiquiatra y psicoterapeuta Irene Muñoz y la médica de familia Irene García, abordando la salud desde una perspectiva feminista y social.

“El sufrimiento de la mujer conlleva una serie de factores sociales, mentales, físicos y por supuesto de género”, explica Paula, impulsora y coordinadora del Micrófono Violeta de La Molinera. Con ésta llega a su tercera edición centrada en la salud después de las anteriores en torno a distintos ámbitos de la cultura, una actividad periódica y abierta para mujeres donde compartir sus proyectos personales, vivencias o propuestas

“Estamos hablando de dolor menstrual, de los celos, la inseguridad con nuestros cuerpos, la falta de autoestima y una infinidad de cuestiones físicas y emocionales que todas hemos sentido y que aún hoy las padecemos”, añade Paula lamentando que “es mucho más fácil hablar de mujeres locas y desequilibradas que entender de donde viene”.

Irene García, médica de familia, será una de las profesionales que intervendrá en este Micrófono Violeta, tratando “qué patologías sufre más frecuentemente la mujer por la cuestión biológica” hasta cómo afecta el género y los roles de género como ser cuidadora o la llamada doble jornada de trabajo.

Irene García e Irene Muñoz. FOTO: Álvaro Sancha
Irene García e Irene Muñoz. FOTO: Álvaro Sancha

“Se ha visto el sufrimiento femenino como algo habitual”, explica la médica, “se ha estudiado menos por el hecho de que la ciencia ha estado habitualmente en manos masculinas y los estudios los han hecho hombres”, lo que argumenta ha determinado “cómo toleramos, diagnosticamos y tratamos el sufrimiento femenino”.

La psiquiatra y psicoterapeuta Irene Muñoz centrará su intervención en el sufrimiento que da título a esta jornada. Para ello hablará sobre cómo se teje una identidad adquirida por factores culturales, sociales o familiares, centrándose en la identidad de género. “Es muy difícil, incluso para la gente que pretendemos hacernos un cuestionamiento, entender la identidad como algo que permitamos que sea moldeable, nómada o volátil, aunque eso es en realidad a lo que deberíamos tender”, explica.

Avanza una de las reflexiones finales que hará en su intervención sobre “en qué medida la salud mental de las mujeres depende de que en un momento determinado se haya querido trasgredir un rol”: “Igual es el momento de que pensemos más en narrar, en contar sin juzgar ni sobrediagnosticar”, concluye Irene dejando en el aire “qué supondría ahora ser una persona enferma o sana”.


Noticias relacionadas

Un sobresaliente plantel artístico estrena el Micrófono Violeta de La Molinera: “Mujeres tenían que ser”

Vuelve el Micrófono Violeta de La Molinera para pensar y vivir el arte con perspectiva feminista

No hay comentarios