Asamblea CGT Fuente Dorada 19 de marzo de 2016

El  agua que caía a mares a las 19 horas no impidió la celebración de la asamblea abierta convocada por CGT de Renault en la plaza de Fuente Dorada. Los asistentes buscaron refugio en los soportales para seguir las numerosas intervenciones que denunciaron la política de esclavismo laboral practicado por Renault y el pactismo de UGT y CCOO, a los que se pidió que abandonen las negociaciones del Tercer Plan Industrial que la multinacional ha planteado y que supone nuevos recortes de derechos laborales.

Unai Hernandez al megáfono. FOTO: Gaspar Francés

Unai Hernández, delegado general de CGT en Renault España abrió la asamblea dejando claro que la elaboración de un Plan Industrial es obligación de las empresas y nunca debe ser una negociación colectiva, por lo que el sindicalista pidió a los sindicatos mayoritarios la suspensión de las negociaciones del Comité Intercentros. 

El representante de CGT analizó las cuestiones planteadas en la negociación así como las alternativas presentadas por su sindicato. "La empresa ha abierto un periodo de reflexión. El lunes irán a París a vender lo que ya han conseguido para volver e intentar cerrar lo que los sindicatos mayoritarios están dispuestos a ceder. Es la jugada de siempre", dijo Hernández, que aludió a las tres jornadas más de trabajo ya cedidas y la exigencia de conversión de todos los empleos en indefinidos y no aceptar la figura del"jornalero industrial" que quiere imponer Renault.

También el delegado de CGT advirtió de los riesgos de trabajar con productos peligrosos. "No queremos ser las futuras víctimas del amianto", dijo. "Este es un problema", añadió, "de todos. Renault es un campo de experimentación".

Unai  Hernández lanzó un llamamiento a todas las organizaciones populares a que "se levanten. Hoy Renault necesita fabricar, el poder lo tenemos nosotros. Si conseguimos parar dos días la producción esto no acaba aquí. ¡Por el bien de la todos los trabajadores de Castilla y León!", gritó el delegado de CGT antes de dar paso a Joaquín Isabel, de Trabajadores Unidos, que incidió en "el rechazo de los Plantes Industriales y a los chantajes".

Juaquín Isabel de Trabajadores Unidos. FOTOS: Gaspar Francés

"Hoy no estamos firmando un conveno, se está chantajeando a los trabajadores. La flexibilidad que quieren es volver a la miseria de los trabajadores. Se aprovechan de una coyuntura; la clase trabajadora hemos perdido y el Capital es insaciable. Vamos a intentar por todos los medios que no consuman este chantaje. Los trabajadores no somos de usar y tirar. Algunos han dado su vida por conseguir reducir la jornada, y ahora quieren aumentarla. ¿Cómo se puede creer que se van a aumentar los puestos de trabajo?", dijo el representante de TU, que subrayó la importacia de la unidad para "combatir a esos sinvergüenzas que han convertido el sindicalismo en una empresa familia".

"Por desgracia", añadió Joaquín Isabel, "estoy en la mesa de negociación y tengo que decir que se me cae la cara de vergüenza. Son unos miserables que se venden por tres pesetas. Tenemos que recuperar la conciencia de clase".

A continuación intervino Esther en nombre Valladolid Toma la Palabra, quien recordó que los trabajadores de Renault han sido referencia para todos."Hoy vemos como Renault continúa con su política de debilitar a sus trabajadores. Nos comprometemos a llevar vuestras denuncias a las instituciones, Nuetra lucha es la vuestra".

El secretario de Podemos Valladolid, Daniel García, inició su discurso comentando que un trabajador se había meado en la cadena. "¿Qué está sucediendo? ¿Que estamos haciendo?", se preguntó para axto seguido hacer unas reflexiones sobre la flexibilidad y la solidaridad". García se centró en dos palabras: "Chantaje y sabotaje. Nuestras vidas valen más que sus beneficios. A por ellos", gritó mientras esgrimía en su mano una edición del libro "Sabotaje", de Émile Pouget.

Alfonso Sánchez, en nombre de IU, se refirió a lo quie han significado para Valladolid los trabajadores de Renault."Aquí hay tres grandes empressas. Michelin, Iveco y Renault. Todo lo que han conquistado es en beneficio de todos", manifestó Sánchez, quien mencionó los beneficios que obtiene la multinacional francesa que, dijo, deben revertir en los trabajadores. "Con la vida de las personas no se juega", sentenció.

Luis Ocampo de IZCA al megáfono. FOTO: Gaspar Francés

Luis Ocampo, de IZCA, arrancó su intervención recordando que Renault fue "una empresa colaboradora con el régimen nazi alemán" y reflexionando sobre la crisis: "Para los trabajadores y trabajadoras". "En otras ocasiones les hemos vencido y les vencemos si tenemos convicción de hacerlo y logramos la unidad. Tenemos que parar el capitalismo. ¡La victoria es posible!".

El portavoz de Parados en Movimiento, Miguel Luis, expresó el apoyo y ayuda a los trabajadores de Renault, y planteó la necesidad de recuperar las 'cajs de resistencia', al tiempo que le mandaba al señor de los Mozos de Renault el aviso de qué pasaría si los vallisoletanos dejan de comprar vehículos de la marca del rombo. 

Miguel Luis valor´que la lucha en Renault "está mal herida", pero aún así hay que llevarla a la calle, a las fábricas, a la universidad. "Los hijos de los exsclavos nacen esclavos", aseguró.

Lola Miralles, de TU, informó de las más de 13.000 firmas recogidas a través de las redes sociales (Change.org) y desmintió el que los trabajadores de Renault sean privilegiados, para atacar a los sindicatos mayoritarios por su entreguismo.  También a los medios de comunicacion tradicionales vendidos por la publicidad. "Menos mal que último Cero saca lo que decimos y pone lo de los otros, para que cada uno saque sus conclusiones", expresó Miralles, que criticó los ritmos de trabajo y denunció la responsabilidad de la Junta en lo que está pasando en Renault.

Joaquín Arriero, exrepresentante de CGT, con 43 años de antigüedad en Renault, argumentó contra el supuesto pasotismo de los jóvenes y el llevar siete años con el poder adquisitivo congelado. Arriero señaló que ya no basta con ir a la cola de las manifestaciones de UGT y CCOO. "Merecen que les mandemos de una vez a la mierda", dijo.

Bea, en nombre de CNT,  se presentó como extrabajadora de Renault en Palencia, que tras cinco de contratos la despidieron por no ser competente. "Mi caso ha sido contado en últimoCero", señaló. La sindicalista lanzó una llamada a perder el miedo, a no ceder a los chantajes y a organizarse. "Tenemos que empezar a levantar la cabeza", solicitó Bea a los congregados en Fuente Dorada.

Después intervino Carmelo, trabajador de Renault, afiliado a CGT, que criticó a los sinicatos mayoritarios por "sus miles de liberados, su pertenencia a los consejos de administración y las tarjetas black". También recordó a Nerea, la joven madre encarcelada.

El sindicalista de CGT en Iveco, Miguel, expresó su alegría por coincidir con "los compañeros de CNT a pesar de las diferencias" y arremetió contra las medidas de flexibilidad, "que siempre significan perdida de empleo". "En Iveco", añadió, "llevamos  17 EREs y 7 años sin nuevas contrataciones". Miguel recordó a su compañero despedido Pascua y calificó a los comités de empresa de "organismos podridos".

Con esta intervención, después de hora y media de asamblea, finalizó la concentración, agradeciendo la presencia a todos a los que se transmitió un mensaje: "No será la última vez que nos reunamos".

No hay comentarios