Fernando Valiño, Rubén Juste y Javier Gutiérrez ayer en
Fernando Valiño, Rubén Juste y Javier Gutiérrez ayer en "La Otra". FOTO: J.O.

"Hay miedo a conocer a los que mandan". La frase la pronunció Rubén Juste, autor de 'IBEX 35. Una historia herética del poder en España", libro que ha sido 'atropellado' por el Tramabús de Podemos.

Rubén Juste vino a Valladolid a presentar en la librería La Otra su último libro: 'IBEX 35. Una historia herética del poder en España', acompañado del economista Javier Gutiérrez y el periodista Fernando Valiño. Aunque la intención era hablar de su libro, que analiza las conexiones, las tramas entre el poder económico y el poder político,  no tuvo más remedio que referirse al Tramabús que Podemos, partido para el que trabaja, ha puesto a rodar por el país esta semana con las caras de políticos, empresarios y periodistas.

"No conduzo el autobús; me han metido en él. Mi libro ha quedado atropellado por el autobús", dijo Rubén Juste, que aceptó cambiar 'manchado' - primer adjetivo empleado- por el de 'atropellado', haciendo suya la valoración realizada por Javier Gutiérrez.

-Hombre, manchado no, como mucho atropellado, le había corregido Gutiérrez.

Juste, en respuesta a una pregunta con cierta carga crítica sobre la iniciativa del autobús puesta en marcha por  Podemos y en la que el sociologo -incorporado al núcleo duro de Pablo Iglesias- tiene gran parte de culpa, dijo: "El momento es muy particular y puede derivar en un fenómeno de los años 80: el desencanto programado. El Tramabús tiene sus riesgos, pero la política tiene una parte de provocación, sin pasarse de frenada porque se puede romper el embrague como ha sucedido el segundo día".

Javier Gutiérrez matizó, y tomándo unas palabras de su amigo Paco [Fernández Buey] expresó: "¿Pasión o razón? Ese es el dilema".

-El momento requiere de ciertas estrategías no ortodoxas, remató el autodefinido "asesor millonario de Podemos, así me llaman algunos. Sin embargo trabajo 12 horas diarias por 1.300 euros al mes".

Juste acababa de responder a otra pregunta: "¿Qué hará Podemos si llega al poder con el IBEX 35?". Su contestación: "Nadie lo sabe. Esto es una lucha de clases. Estamos probando unos procesos constituyentes, ya puestos en práctica en América Latina. Hay que hacer una labor pedagógica antes de adoptar grandes medidas, que se tendrán que dar. Lo que sucede es que, ante el veto de todo del PP y Ciudadanos, llega el momento de ser imaginativo. Voy a dar una primicia: Podemos presentará unos Presupuestos alternativos en los que figura la Renta Básica".

Rubén Juste (Toledo, 1985) es licenciado y doctor en Sociología por la Universidad Complutense de Madrid. No hace ni dos meses que la editorial Capitán Swing ha editado su tesis doctoral sobre las puertas giratorias en el IBEX 35, el núcleo de poder económico en España.

"Son 35 empresas que valen el 50% del PIB. Tienen el 7% de los trabajadores y pagan el 7% de todos los impuestos", sostiene Juste, quien añade: "La concentración incesante de la riqueza en pocas manos tiene un nombre por derecho propio: IBEX 35, que representa la mitad de la economía y en cuyas moradas habitan las 5 mayores fortunas de España que concentran el 8,5% del PIB español (85.000 mil millones). El IBEX 35 recauda más que el propio Estado".

Juste había iniciado su presentación recordando a Diego de Torres y Villarroel, el salmantino  nacido en el siglo XVII que entre otras muchas cosas fue escritor, autor de almanaques y profecías.

"Pronosticó y acertó la muerte del rey Luis I. Tenía humor, ironía para hablar del momento.  La corrupción la vemos a diario y yo intento como hacia Diego de Torres, recurrir al humor para abordar la situación". [Conviene recordar que el acto tiene lugar en plena operación 'Canal Isabel II', con el expresidente de la Comunidad de Madrid Ignacio González detenido].

El autor del libro realizó un repaso a los antecedentes del IBEX 35, que nació el 14 de enero de 1992, el mismo año de las Olimpiadas de Barcelona, la Expo de Sevilla... La época del todo poderoso ministro de Felipe González, responsable de las áreas de Industria y Economía: Carlos Solchaga, "cuya biografía cuenta la historia del PSOE. Formado en el Banco España en tiempos predemocráticos, recurría a funcionarios y no a cuadros del partido para colocarlos en los Ministerios. Impulsor de la reconversión industrial y de las grandes concentraciones, que favorecieron la estrecha vinculación entre el poder político y el poder económico; entre el sector financiero (BBVA y el Santander) y el PSOE. Solchaga creó la 'beatiful people' socialista", relató Rubén Juste, que continuó su 'ajuste de cuentas' con Solchaga -"hoy en la Consultoría 'Solchaga y Recio'; consejero de Zeltia en el IBEX 35 y que asesoró a Pedro Sánchez en  su programa económico"- y con Miguel Boyer: "Que acabó en FOCSA, la empresa que más concesiones se llevó con las Olimpiadas... Que abrazó a la vieja élite franquista. Que se casó con Isabel Preysler  y sería reemplazado por Mario Vargas Llosa,  que se tiene que estar removiendo en la tumba...".

Aspecto de "La Otra" ayer por la tarde durante la presentación. FOTO: J.O.
Aspecto de "La Otra" ayer por la tarde durante la presentación. FOTO: J.O.

Juste continuó su descripción y análisis de la situación con el triunfo de José María Aznar y su predilección por sus amigos -Rato, Blesa, Cascos, Villalonga, Alierta- para situarlos en puestos clave.  "Era la época de las grandes constructoras. De 20 se pasó a 6, y además se expandieron a Europa. Se financia a la constructora al tiempo que se compra a Cristiano Ronaldo. El año 2010 es clave; el poder económico muestra su cara más oscura, con la campaña 'estoloarreglamosentre todos', presentada por Guillermo de la Dehesa,  que paga SEOPAN, la patronal de las constructoras, muchas de ellas endeudadas. Tuvo que ser el New York Times, dos años más tarde, el que señalara el riesgo que representaba ACS, y se empezara a reclamar la necesidad de una reforma laboral. 'Para salvar España, hay que salvar a estas grandes empresas', se decía. El caso es que la única empresa quebrada del IBEX 35 ha sido Martín-FADESA, el recién llegado".

El sociologo y asesor de Podemos, analizó también "la debilidad del Gobierno de Rodríguez Zapatero, preso de una gran máquina que lo devorará: el IBEX 35".

"En el momento actual", añadió Juste, "aparece un nuevo IBEX 35, cada vez menos español.  El banco custodio Blanckrock es el máximo accionista de Telefónica.  Ha aparecido en el momento oportuno, con la cesión del control de recurso -antes públicos- en favor de fondos e inversores extranjeros. Todo  empezó con la venta del imperio de FCC al mexicano Carlos Slim, el amigo de Felipe González".

El autor de 'IBEX 35. Una historia herética del poder en España' dedicó parte de su exposición a las puertas giratorias: "93 consejeros del IBEX 35 han tenido un alto cargo en el Estado".

Juste también se refirió a los nombres de muchos de los consejeros que recuerdan al pasado: Urquijo, Benjumea, Alba, Del Pino, Calvo Sotelo, Molins, Botín, March... Al progenitor de la saga de este último nombre, Juan March, se había referido Fernando Valiño en la presentación como financiador del Golpe Militar del 36 contra la II República.

"También queda claro el papel jugado por la monarquía a través de los amigos del rey emérito como Colón y Carvajal y otros, ejes centrales de la corrupción que no cesa. Suma y sigue hasta que el Régimen del 78 salte por los aires, igual que lo hizo Carrero Blanco".

Valiño elogió el libro por el volumen de información que contiene y la forma en que está contada. "Se nota que no ha sido escrito por un economista. No es un ladrillo para eruditos. De hecho en la introducción se describen los gestos automátas que realizamos a diario al despertarnos, encender la luz, ducharnos, calentar el café, enchufar la televisión o la radio, coger el ascensor, arrojar la bolsa de basura a un contenedor, dirigirse al puesto de trabajo -o a la Oficina de Empleo.... Detrás de cada uno de esos actos, hay unas siglas, hay una gran empresa: Iberdrola, Telefónica, Prisa, Enagas, Repsol, OHL, ACS, BBVA, Caixabank, Banco Santander... Las 35 grandes empresas, del IBEX que forma parte de nuestras vidas".

Javier Gutiérrez, que comentó la similitud entre "astrólogos, brujas y economistas", cuestionó "la economía como ciencia social fuerte" y mencionó algunos libros de Ramón Tamames, Juan Muñoz o José Manuel Naredo, el de este último sobre la relación entre obra pública y los mega proyectos, todos ellos anteriores al de Ruben Juste.

"El título 'IBEX 35' nos sirve para el marco general, pero me gusta mucho más el subtítulo: 'Una historia herética del poder en España', porque la primera caracterización del libro es herética e enciclopédica, lo que implica algunos riesgos, aunque en este caso la potencia analítica está fuera de toda duda", expresó Gutiérrez, lo que no impidió que pusiera de manifiesto de entrada, su discrepancia en algunos puntos.

En el fondo, sobre el comportamiento del Santander y del BBVA a la hora del reparto del Sareb y sus activos. En la forma, las alusiones a Boyer-Presley-Vargas Llosa.

Javier Gutiérrez dijo que lo que más le ha interesado del libro es la parte final y el epílogo, en el que hay una referencia al 'enfado popular' frente a 'la concentración desmedida de poder', que dio lugar a la Revolución Comunera en Castilla.

"En el libro,  Valladolid y Castilla y León están desaparecidas, a pesar del caso de la investigación abierta en torno a Caja Duero. Lo tendremos que hacer nosotros", dijo el economista, quien concluyó su primera intervención preguntándose qué tipo de regulación puede evitar el tipo de prácticas que aborda Rubén Juste en su libro. "Tiene que haber una reflexión colectiva", en opinión de Gutiérrez, que durante el coloquio no se cortó un pelo a la hora de expresar sus discrepancias con "los suyos" en el Ayutamiento de Valladolid sobre algunas cuestiones concretas relacionadas, por ejemplo, con la vivienda.

No hay comentarios