Pedro Sánchez durante la asamblea abierta celebrada en Valladolid. FOTO: Jorge Ovelleiro
Pedro Sánchez durante la asamblea abierta celebrada en Valladolid. FOTO: Jorge Ovelleiro

Pedro Sánchez ha vuelto hoy a Valladolid, esta vez en formato de asamblea abierta, en la que han participado tanto el portavoz de la ejecutiva federal y alcalde de la ciudad, Óscar Puente, el secretario general en Castilla y León, Luis Tudanca, y su homóloga en la provincia, Teresa López, alcaldesa a su vez de Medina del Campo. Además de las centenares de personas que han llenado el Lava para plantear sus preguntas al líder socialista. Puente, en su intervención inicial, ha puesto a Valladolid como ejemplo reconociendo que lo que Sánchez está haciendo con eventos como éste “tiene mucho que ver” con lo que los socialistas hicieron desde la oposición en la ciudad.

Al igual que ha hecho en otras capitales españolas, Pedro Sánchez ha asistido a la asamblea abierta organizada durante el mediodía del sábado en Valladolid. Cientos de militantes, caras conocidas del partido a nivel local o autonómico y público en general han acudido a la Sala Blanca del Lava para escuchar las palabras del secretario general socialista y tratar de formularle sus preguntas. Ha destacado Valladolid como una provincia “muy importante” para los comicios municipales y generales que se avecinan los próximos años, recordando su anterior paso por la ciudad antes de volver a ser elegido secretario general tras haber sido apartado por la gestora que tomó el control del partido.

Pedro Sánchez junto a Óscar Puente en Valladolid. FOTO: Jorge Ovelleiro
Pedro Sánchez junto a Óscar Puente en Valladolid. FOTO: Jorge Ovelleiro

Sánchez ha asegurado que el PSOE es “el único partido político que está haciendo ahora mismo asambleas abiertas”, subrayando que puede asistir cualquier persona sin necesidad de ser militante socialista o ni siquiera votante: “La izquierda lo que tiene que hacer es ganarse la confianza de todos los españoles”.

Ha lamentado que el debate catalán haya “monopolizando el debate político”, mientras “los problemas en España crecen y crecen”. Entre otros, ha destacado los datos de Oxfam Intermon señalando que 10,2 millones de personas están en riego de pobreza, el dato más alto de la historia. Se ha referido también a la histórica manifestación por la sanidad pública que acogió Valladolid el pasado 20 de enero, recalcando el problema con las listas de espera, que “no tiene que ver con la crisis económica” sino con “la falta de compromiso del gobierno central y el de Castilla y León”.

Ha cargado contra el gobierno de Rajoy preguntándose “dónde está la recuperación económica más allá de los datos macroeconómicos”. Según ha expresado, recordando las denuncias de los socialistas de esta comunidad, se ha demostrado que “la Gürtel era el PP y el PP era la Gürtel”, asegurando que tenemos “un partido en el gobierno vacío de ideas pero lleno de corrupción”.

Pedro Sánchez durante su intervención. FOTO: Jorge Ovelleiro
Pedro Sánchez durante su intervención. FOTO: Jorge Ovelleiro

En materia de pensiones, ha reconocido la iniciativa promovida desde Valladolid para devolver la carta enviada por la ministra Bañez a las personas jubiladas sobre el “indignante” aumento de las pensiones calificándola como “ejemplarizante para muchísimos colectivos de pensionista en toda España”. Ha relacionado el problema de las pensiones con la precariedad laboral, destacando como de los 21,5 millones de contratos de trabajo firmados el pasado año, el 90% son temporales y el 24% de tal solo una semana.

Después de que Sánchez desgranara distintas propuestas para mejorar el sistema de pensiones, Teresa López se ha encargado de coordinar el turno de preguntas. Mariano, de los primeros en intervenir, ha reclamado una reforma fiscal justa, mientras Miguel Ángel le ha recordado que “todos los impuestos a los bancos se repercuten a los clientes”, tomando el ejemplo de lo ocurrido con los impuestos a las eléctricas, apuntando que la vía para asegurar las pensiones en el futuro es “desatrancar” el pacto de Toledo. El tiempo apremiaba, así que la moderadora ha tenido que cortar los turnos de preguntas, ante el descontento del público, invitando a quienes no ha podido intervenir a remitir sus preguntas por correo, prometiendo atenderlas.

Óscar Puente, portavoz federal y alcalde, ha intervenido en primer lugar destacando como el trabajo que ahora está haciendo Pedro Sánchez con actos como esta asamblea, tiene mucho que ver con lo que hicieron en la oposición antes de llegar a la alcaldía, refiriéndose a los plenos en los barrios: “Tenemos que hacer lo que hicimos en Valladolid”, ha asegurado. “Este partido sigue siendo permeable a la sociedad”, ha expresado Puente en contraposición con el papel del resto de partidos, sin citarlos, como Podemos, a quienes ha acusado de haber dejado de pisar la calle, o Ciudadanos, que “solo hablan de Cataluña”.

Luis Tudanca, secretario general autonómico, ha celebrado lo acertado del tema porque “Castilla y León si de algo tiene que hablar es de pensiones”, refiriéndose al envejecimiento de la población en la comunidad así como al “grave problema de despoblación”. En otros asuntos, habló de la brecha salarial, asegurando que en lo referente a las pensiones aumenta hasta el 39% la diferencia entre lo que perciben hombres y mujeres. Teresa López, la primera mujer que dirige el PSOE de Valladolid, ha asegurando que “para nosotros es un ejemplo”, reconociendo el trabajo de Pedro Sánchez, antes de comenzar a moderar el debate con el público.

No hay comentarios