Óscar Puente y Antonio Martínez Bermejo durante el Pleno de hoy. FOTOS: Gaspar Francés
Óscar Puente y Antonio Martínez Bermejo durante el Pleno de hoy. FOTOS: Gaspar Francés

“Usted no dirige el Pleno, haga el favor de callarse o le mando desalojar del Pleno”, advirtió el alcalde de Valladolid, Óscar Puente, al portavoz del Grupo Municipal Popular, José Antonio Martínez Bermejo, ante las continuas interrupciones. La bronca estalló coincidiendo con una moción en la que el PP acusaba al Gobierno municipal de falta de transparencia, tras un pleno de marcado carácter preelectoral en el que solo llegaron a acuerdos con Ciudadanos y que acabó con la expulsión de Martínez Bermejo ante el hartazgo de Puente, un hecho que no se repetía desde que León de la Riva lo hiciera por primera vez en 2008 contra el socialista Álvaro Abril.

Los populares recriminaban al alcalde que interviniera en cualquier momento de la sesión, algo que según Puente se hacía y se hace en “todos los ayuntamientos de España”. El debate estaba más que encendido tras varias mociones e intervenciones repletas de ataques en tono electoral, hasta tal punto que, con el micrófono apagado, el portavoz popular trataba de intervenir a viva voz, mientras el alcalde le recriminaba “usted no dirige el Pleno” y le llamaba al orden reiteradamente. “Abandone usted el Salón de Plenos, señor Martínez Bermejo”, zanjó Puente, “ya ha conseguido usted lo que quería”, apostilló.

El alcalde resolvió así la tensión acumulada durante un pleno bronco y tras las acusaciones de los populares que piden el cese del concejal de Hacienda, Juan Antonio Gato, por infracción del deber de abstención al firmar el acuerdo de contratación de su cuñada en el Ayuntamiento. Después de la expulsión del portavoz Martínez Bermejo, terminó su intervención explicando la postura del PSOE en el caso de la exconcejal del PP Cristina Vidal donde “no pedimos el cese ni pedimos su dimisión”, en una situación análoga a la de Gato. “Dejen ustedes ya estar constantemente intentando enfangar la vida pública de esta ciudad con acusaciones que no se sostienen”, concluyó.

Salón de Plenos desde la bancada del Partido Popular. FOTO: Gaspar Francés
Salón de Plenos desde la bancada del Partido Popular. FOTO: Gaspar Francés

Tras lo ocurrido aun quedaba otra ronda de intervenciones en el debate de esta moción, por lo que la portavoz de Ciudadanos, Pilar Vicente, aprovechó para reclamar a la corporación municipal que “reflexionen” sobre las maneras y las formas que se han empleado durante el “bochornoso” Pleno: “Este tipo de actitudes son las que provocan y aumentan el rechazo de la sociedad hacia la política y los políticos”, concluyó. Opinión similar a la que expreso el concejal no adscrito Jesús Presencio: “Dejen de hacer estupideces”, sentenció.

“Aquí, señores y señoras del Grupo Popular, no se hace oposición así, la oposición se hace trabajando”, expresó Gloria Reguero, de Sí se Puede, antes incluso del episodio de la expulsión de Martínez Bermejo. "Jamás he visto una falta de respeto hacia el alcalde, hacia quien preside esta corporación, como he visto hoy”, aseguró también el socialista Pedro Herrero, acusando al portavoz del Grupo Municipal Popular de haber “provocado su expulsión” para “conseguir un protagonismo que no alcanza haciendo su trabajo”

“En este pleno, en esa bancada, hay una persona que nos ha llamado sinvergüenza”, añadió posteriormente el popular Carlos Fernández refiriéndose a la concejala socialista Victoria Soto, requiriendo de nuevo al alcalde en qué punto del reglamento se especifica que pueda intervenir en cualquier momento del Pleno.


Noticias relacionadas

La oposición se lanza al ataque en el Pleno más abrupto de la legislatura

No hay comentarios