Retrato de Tomás Rodríguez Bolaños durante el pleno. FOTO: Gaspar Francés
Retrato de Tomás Rodríguez Bolaños durante el pleno. FOTO: Gaspar Francés

Tomás Rodríguez Bolaños, fallecido el pasado viernes, ha recibido hoy a título póstumo la Medalla de Oro de la ciudad y el nombramiento como Hijo Predilecto. En un pleno extraordinario, el actual alcalde Óscar Puente ha propuesto en un emotivo discurso que el parque Juan de Austria llevará su nombre, después de haber sido reconocido por todos los grupos por su labor como primer alcalde tras la dictadura y su talante tanto político como humano,

Con un ambiente de tristeza sobrevenida y solemnidad, a las once y media de este lunes el pleno del Ayuntamiento de Valladolid ha querido agradecer a Tomás Rodríguez Bolaños su “vida al servicio de la ciudad”. Con el salón en pie, representantes políticos, público y prensa incluidos, la sesión comenzó con un respetuoso minuto de silencio, precediendo la lectura de la declaración institucional aprobada por un unanimidad y las intervenciones “por tiempo ilimitado” de los portavoces de los grupos.

En la declaración leída por Puente se destaca la dedicación del “muchacho que jugaba en las aceras del Paseo Zorrilla”, el “joven que luchó activamente por la llegada de la democracia” y el “sindicalista que negociaba la mejora de las condiciones laborales en la fábrica donde trabajaba”, FASA-Renault, llegando a perder su empleo por ello.

Tras ser elegido alcalde en 1979, el primero tras el franquismo, “supo dar vida a las principales demandas que se planteaban” y “con decisiones de tipo social y urbanístico, en sus 16 años de mandato se dio la vuelta a la ciudad”. Destacando su impulso decidido al municipalismo, “el Pleno municipal, por unanimidad, entendiendo que la figura del alcalde Rodríguez Bolaños reúne los méritos exigidos tanto para recibir la medalla de oro de la ciudad, como su reconocimiento como hijo predilecto, manifiesta su voluntad para que se inicien los trámites para la concesión de tales distinciones. Pocas personas habrá que se acomoden con tanta justeza a las dos distinciones que se proponen”.

El alcalde y los portavoces de los distintos grupos municipales junto al retrato de Tomás Rodríguez Bolaños. FOTO: Gaspar Francés
El alcalde y los portavoces de los distintos grupos municipales junto al retrato de Tomás Rodríguez Bolaños. FOTO: Gaspar Francés

Acompañados por un respetuoso y solemne silencio, los distintos portavoces dieron lectura a sus respectivos discursos en recuerdo del exalcalde, como el concejal no adscrito que fue el primero en intervenir: “Demostró que se puede hacer una política cercana, digna y productiva al servicio de las personas, por encima incluso de los partidos políticos”, resaltó Jesús Presencio asegurando que “el mejor homenaje que se puede hacer a las buenas personas es imitarlas”.

Uno de los más aplaudidos y emocionantes fue el de Pedro Herrero, actual portavoz del PSOE en el Ayuntamiento de Valladolid, dando voz a los sentimientos de sus compañeros de bancada y partido, visiblemente consternados. Quiso remarcar que no fue el primero de la democracia sino “el primero en ser despedido en la Casa Consistorial y honrado por sus vecinos”, en recuerdo a sus predecesores republicanos Landrove y García Quintana, fusilados tras el inicio de la Guerra Civil, a quienes recientemente también se homenajeó de forma póstuma.

“Quien no conociera a Tomás Rodríguez Bolaños ha tenido la oportunidad por desgracia de poder hacerlo las ultimas horas”, aseguró Herrero recordando “cuántas cosas grandes hizo Tomás”: “Solo él padeció el vértigo de tomar posesión de una alcaldía” sin encontrar “ni un solo papel” sobre la mesa. Mostró su “tremenda satisfacción” por “poder seguir sacando provecho de su legada para poder seguir dando servicio a las vecinas y vecinos de nuestra ciudad”. “Qué gran honor ser alcalde” pero “más aun ser un alcalde querido”, concluyó el portavoz socialista antes de que el salón al completo explotara en una extensa y sonora ovación.

Pilar Vicente, en su nombre y el de su partido, Ciudadanos, calificó a Bolaños como “un ejemplo para todos los que nos dedicamos al servicio público”. “No solo dejó su sello en la ciudad sino que también sentó las bases de una organización municipal que sigue totalmente vigente”, siendo un “referente de la política municipal de nuestro país”. Lamentó que este reconocimiento no le llegará en vida, apreciando su “talante político con aquel que tenía una forma de pensar distinta a la suya”. “Las personas siempre tienen que estar por encima de las ideas”, concluyó Vicente.

Mesa del pleno del Ayuntamiento. FOTO: Gaspar Francés
Mesa del pleno del Ayuntamiento. FOTO: Gaspar Francés

En nombre del grupo Sí se puede Valladolid, Charo Chávez reconoció el compromiso de Tomás Rodríguez Bolaños con los valores democráticos: “Entendió el municipalismo como cúspide de unos principios y valores de cambio”. Subrayando su “compromiso con la dignidad social”, Chávez calificó a “don Tomás” como “aquel entrañable hombre bueno que supo abrir la senda de la renovación y la transformación con paso firme para hacer de Valladolid un lugar de encuentro y acogida, un lugar del que sentirnos orgullosos”.

“No he encontrado ni una sola opinión que tenga una mala palabra sobre el tipo de persona que era”, aseguró María Sánchez como portavoz del grupo Valladolid Toma la Palabra, y “no solo desde la fatídica fecha del viernes”, subrayando su “bondad y afabilidad”. “Aun desde la discrepancia política, la inmensa mayoría de Valladolid tiene un gran recuerdo de Tomas como alcalde”, reflexionaba Sánchez recordando la conversación mantenida con uno de sus familiares el pasado sábado durante el homenaje público que se le brindó: “Es asombroso y maravilloso que esto suceda en recuerdo de un político”. Aunque el actual reconocimiento sea a título póstumo, celebró que “tuvo la suerte de gozar en vida de las muestras de afecto que realmente importan, las de sus vecinos y vecinas”.

“Estos últimos años he tenido la ocasión de poder charlar amigablemente con Tomás algunos ratos, pocos para los que me hubiese gustado”, aseguraba el portavoz del Grupo Municipal Popular, José Antonio Martinez Bermejo, destacando su “hablar llano, directo y al grano, llamando a las cosas por su nombre” y su “sabiduría política”. “Tomás forma parte de esa suerte de políticos, de todos los partidos, que decidieron que lo más importante en esos momentos eran la concordia y el consenso”, prosiguió Bermejo. “Ojalá que los que ahora estamos en esto de la vida municipal sepamos aprender de vuestro ejemplo y aportar parte de lo mucho que aportasteis vosotros”, en agradecimiento a Bolaños y “todos los que trabajaron entonces”.

El último en intervenir fue Óscar Puente, como actual alcalde de Valladolid, recordando la última conversación que mantuvo con su amigo y exalcalde “hace a penas cinco días”. Desde “este sillón que el mismo ocupó”, asegurando que “se lo debo a él y a la ciudadanía vallisoletana”, agradeció la labor de “un gran hombre” que situaba la tarea política “en la cúspide del compromiso del ser humano con los demás”. Reconociéndolo como un “referente” tanto para él como para su partido, siendo un “político cercano” con “capacidad para ponerse en el lugar del otro, entendida como humildad para no creerse más que los ciudadanos a los que servía”.

Durante su intervención, además de otros reconocimientos y homenajes que asegura “llegarán”, propuso poner el nombre de Tomás Rodríguez Bolaños al actual parque Juan de Austria, “su último logro antes de cumplir su último mandato” que “hoy está cerrado y volverá a abrir sus puertas”. Para concluir, Óscar Puente quiso recordar el célebre poema de Bertolt Brecht: “Hay hombres que luchan un día y son buenos. Hay otros que luchan un año y son mejores. Hay quienes luchan muchos años, y son muy buenos. Pero los hay que luchan toda la vida: esos son los imprescindibles”, reconociendo a Tomás Rodríguez Bolaños como uno de estos últimos.


Noticias relacionadas

Muere Tomás Rodríguez Bolaños, exalcalde de Valladolid

Valladolid despide a su primer alcalde tras la dictadura

Valladolid salda 80 años después su deuda con los alcaldes republicanos Landrove y García Quintana

Solo tu puedes impedir que esto se acabe

Compártelo, apoya el proyecto

ÚltimoCero | Hazte cómplice HAZTE CÓMPLICE

No hay comentarios