Votación de Castilla y León en Marcha. FOTO: Gaspar Francés
Votación de Castilla y León en Marcha. FOTO: Gaspar Francés

La confluencia Castilla y León en Marcha para las próximas elecciones autonómicas ha celebrado durante la jornada del sábado un encuentro para elaborar participativamente su programa y votar, por primarias abiertas, sus candidaturas, eligiendo, con el 90% de los votos, a José Sarrión Andaluz como candidato a la presidencia de la Junta, dando forma además a la lista que se presentará por Valladolid. “No vamos a hablar de lazos amarillos”, han anunciado sus impulsores reivindicándose como “la única alternativa ruralista decente que se puede votar a las elecciones”.

Esta candidatura a la que se ha dado forma en Valladolid, aunque el resto de provincias aun tienen que realizar sus respectivos procesos de primarias abiertas para conformar sus respectivas las listas, está impulsada por Izquierda Unida, Anticapitalistas, Partido Castellano y Alternativa Republicana buscando “ llenar de gente, de ilusión, de lucha, el espacio a la izquierda del PSOE”. Finalmente, Equo ha decidido no sumarse habiendo votado entre sus militantes presentarse junto a Podemos.

Tras las votaciones del encuentro en el que han participado cerca de 200 personas de las nueve provincias, unas a título individual, otras representando a sus diferentes grupos, se ha elegido, con el 90% de los votos, a José Sarrión Andaluz, coordinador de IU en Castilla y León, como candidato a la presidencia de la Junta. La lista por Valladolid finalmente estará formada por, en este orden, María Victoria Moyano Cantalapiedra, Adela Pascual Álvarez -militante de Anticapitalistas y procuradora por Podemos la pasada legislatura-, David Emilio Barajas Galindo, Eva Díez Sánchez, Daniel García del Blanco, Pilar Salan Blanco, Enrique Seoane Modroño, Lara Gago Blanco, José Manuel Crespo Barajas, Carmen Alonso Domínguez, Fernando González Cimadevilla, Rosana de Castro Blanco, Marcos Díez Peñas, Roberto Sánchez de la Rosa y Rubén García Martín.

José Sarrión, pese a haber sido finalmente elegido candidato, no ha podido acudir al encuentro de este sábado por enfermedad, por lo que le ha sustituido Jorge Barragán, secretario de organización de IU en Castilla y León, ha descrito esta candidatura de confluencia como “amable, abierta, elaborada desde el respeto, la participación y desde la base” y sobre todo “de izquierdas”. Reconociendo el “gran trabajo” que estima se ha llevado a cabo en las Cortes ejerciendo de “correa de transmisión” entre la calle y las instituciones, anuncia que con este “proyecto común” recorrerán “pueblo a pueblo” la Comunidad durante la próxima campaña.

“No vamos a hablar de lazos amarillos, vamos a hablar de lo que realmente importa a la gente de Castilla y León”, aseveró Daniel García en representación de Anticapitalistas, reivindicando la importancia de los movimientos sociales “en los que participamos” que son “la sangre de las transformaciones”. Apuntó a su voluntad de que esto sea "la primera piedra de un camino muy largo a recorrer”, buscando hacer autocrítica dentro de la izquierda tras el 15M, apostando por acabar con las “dinámicas de competencia de ganadores y perdedores”: “Necesitamos mucha gente organizando y gente de izquierdas que tenga claro que las lealtades son con la clase trabajadora de esta Comunidad”.

Luis Marcos, del Partido Castellano, se mostró “satisfecho” por esta confluencia de “distintas organizaciones políticas que coincidimos en aspectos fundamentales puedan servir de referente ilusionante para muchas personas ante el ciclo electoral que se nos avecina”. Marcos concluyó que “la única alternativa ruralista decente que se puede votar a las elecciones”, apuntando al PP y al PSOE como “responsables claros del exterminio de nuestro medio rural”, aludiendo al “desconocimiento” y la “hipocresía” de las nuevas formaciones políticas en estos asuntos con medidas “totalmente urbanitas para nuestros pueblos”.

“Si pretendemos cambios en profundidad evidentemente los procesos tienen que ser largos”, aseguró Ramón García, responsable de comunicación de Alternativa Republicana: “Los cambios en profundidad que requiere nuestra tierra después de 32 años de Gobierno del Partido Popular requiere la aportación de muchos pocos, cualquier aportación es importante”. Concluyó que “Castilla y León es vida no debería ser solo un eslogan turístico, Castilla y León deberías ser vida para las personas que habitan en ella”, reclamando servicios de calidad o democracia real y participativa, entre otros puntos.

Durante el encuentro Castilla y León en Marcha también se ha debatido y votado un borrador del programa, sin poder llegar a cerrarlo por la premura del tiempo que ha impedido debatir en profundidad las propuestas que han recibido, aceptándose “en principio” todas ellas. A falta de trasladarlas al documento definitivo, señalando la necesidad de refundir, añadir o quitar puntos obsoletos, completarán este proceso de forma telemática durante los próximos días, pero con la participación de los participantes del encuentro o de quienes realizaron estas propuestas online, puntualizan.

El borrador del programa al que han dado forma se divide en cinco bloques: Democrático, tratando puntos como la lucha contra la corrupción o la memoria histórica; economía y empleo, sobre deuda, sectores estratégicos o planes de empleo; servicios públicos, incluyendo diversas reivindicaciones en materia de educación, sanidad, dependencia, cultura o vivienda; medioambiente, desarrollo local y ordenación de territorio; igualdad, sobre políticas sobre mujer, LGTBI+ o migrantes.


Noticias relacionadas

Confluencia plural contra “la política del mal menor” para “llenar de gente e ilusión el espacio a la izquierda del PSOE”

Formaciones y colectivos a la izquierda del PSOE impulsan una candidatura conjunta para las autonómicas en Castilla y León

No hay comentarios