Red Delicias ha presentado esta tarde un extenso y trabajado informe con análisis, diagnósticos y medidas concretas para atajar los problemas de Las Viudas y Caamaño, con la presencia de vecinos y candidatos de PSOE, Podemos, Ciudadanos, Toma la Palabra, Izquierda Unida y PP en el centro Segundo Montes sito en la propia barriada vallisoletana. Tras un acalorado debate entre los candidatos sobre la pertinencia o no de firmar este documento, con ataques puramente electoralistas, todos los partidos han terminado suscribiendo sus objetivos.

El extenso estudio que hoy ha presentado Red Delicias, además de un exhaustivo análisis de la zona y sus problemáticas sociales, consta de 11 objetivos que se desglosan en 68 propuestas concretas, abarcando tanto las que tienen que ver con las instituciones, su coordinación o el trabajo de vecinas y asociaciones del barrio, agrupándose en cuatro ejes: Segregación Residencial, Interculturalidad (las representaciones de los otros), Capital Social y Ciudadanía e Instituciones (participación).

Pincha aquí para consultar el documento completo
Pincha aquí para consultar el documento completo

Como representantes de Red Delicias y el Grupo de Convivencia de Santo Toribio, Mónica Blanco y Álvaro Martínez, responsable de su redacción, han presentado este trabajo elaborado durante el último año con la participación activa de la población del barrio: “Todo sale de los vecinos, lo más importante de este trabajo”, subrayó Blanco. El profundo estudio, elaborado desde la “preocupación de la gente que vivimos en el barrio”, busca evitar la “guetificación” de la zona que aseguran se consolidará si no se ataja la situación de pobreza, buscando romper el “aislamiento” que sufre este entorno de Valladolid. Según Martínez, basándose en "criterios objetivos", desde 2011 “tenemos algunos datos para pensar que en estos años se ha incrementado esta situación de vulnerabilidad”.

Representando a los distintos partidos, a la cita asistieron candidatos a las Cortes de Castilla y León y al Ayuntamiento de Valladolid que, por turnos y sorteando las interpelaciones que, pese al esfuerzo de la moderadora, han acabado sucediéndose entre unos y otros, han ofrecido su visión y opinión sobre los puntos que aborda el documento.

Pedro Gonzalez, candidato en la lista de las Cortes por el PSOE, ha sido el primero en intervenir remarcando que, antes de comprometerse a nada, deben “ver cómo tenemos la situación de la Junta” ya que “no nos fiamos absolutamente de nada” de la posible herencia del PP, desgranando varios puntos de sus propuestas electorales que tocan con los objetivos marcados por Red Delicias. Por su parte, la actual concejala socialista de Servicios Sociales y de nuevo candidata, Rafaela Romero, valoró la propuesta asegurando que “hemos hecho muchas cosas estos 4 años, pero la sensación que me queda es que no se ven”, cifrando en 100.000 euros las subvenciones y convenios para esta zona. A falta de “números” para evaluar las propuestas, considera que el Ayuntamiento tiene varias “asignaturas pendientes” en este tema como la coordinación entre administraciones o hacer una “apuesta valiente por abordar estas formas de pobreza en nuestra ciudad”, que en esta zona pasaría por hacer un segundo plan de realojo para abrirla y “romper el gueto”. Apuesta por hacer un esfuerzo concreto “que no sea un brindis al sol”, poniendo como ejemplo el de la Junta para la erradicación del chabolismo.

En representación de Podemos, Israel Álvarez, número uno por Valladolid a las Cortes, se reivindicó como vecino del barrio habiendo sido testigo del “proceso de cambio de esa identidad de barrio obrero a esta interculturalidad”, aludiendo a la “hecatombe” que supusieron la crisis económicas de 2008 y 2012 y las políticas de austeridad primero del PSOE y luego del PP, alertando de la pretensión de la extrema derecha de generar “enfrentamiento y no soluciones como estamos haciendo hoy aquí”. Apostó por “no caer en la desesperanza sino ver las oportunidades”, como la riqueza cultural que da la interculturalidad. El candidato al Ayuntamiento por Podemos, Miguel Holguín, denunció que “las instituciones no han estado a la altura” ya que han tenido que ser las asociaciones quienes afronten el problema. Siendo también vecino de Delicias, reconoció que ésta era la primera vez que pisaba Las Viudas, entendiendo este estudio como una hoja de ruta y asegurando que el problema “requiere un golpe en la mesa” y no “excusarnos en lo que heredemos de los anteriores”.

Martín Fernández, candidato a la alcaldía por Ciudadanos, único representante de su partido en el debate, reafirmó la idea de que “no es un problema de ahora, se ha venido cronificando y ha llegado un punto en el que tenemos que asumir todas las instituciones el papel que nos corresponde”, dando las gracias por la elaboración de esta “guía” para que la zona pueda “explotar totalmente el potencial que tiene”. Subrayando la importancia de la labor educativa de carácter preventivo y la actuación rápida, reconoció que “como ciudadano me da vergüenza pasar por aquí por cómo damos la espalda al barrio”, anunciando el compromiso de su partido porque “es imposible que sigamos pensando que pueda haber un gueto en Valladolid”.

Manuel Saravia, actual concejal de Urbanismo y candidato a la alcaldía por Valladolid Toma la Palabra, comenzó su intervención afeando a PP y PSOE que ni Pilar del Olmo ni Óscar Puente estuvieran presentes. Aunque valoró positivamente todas las medidas propuestas, con vocación pragmática apostó por abordar “dos o tres cosas críticas” para empezar con el trabajo considerando que arrastrarán el resto, comenzando por políticas urbanísticas, de vivienda y juventud. Propuso una intervención urbanística en la línea de lo que han ejecutado en el 29 de Octubre de Pajarillos o viviendas públicas en alquiler “no solo para gente sin recursos sino también estudiantes de la universidad con propuestas para la mejora del barrio”. El candidato de IU – Cyl En Marcha a la presidencia de la Junta, José Sarrión, comenzó alabando la calidad y rigurosidad del trabajo de Red Delicias, lamentando como una de las causas que el individualismo, que “no genera identidades colectivas”, haya vencido a la identidad obrera, apostando por “ser capaces de construir un orgullo de barrio”. Reclamó que las intervenciones tengan un carácter integral para evitar la “disputa por unos recursos públicos cada vez más escasos”, asegurando que, una vez analizado el documento, muchas de las medidas “serían realmente sencillas” con el apoyo de la Junta.

También como única representante de su partido, la número 7 en la lista del Partido Popular al Ayuntamiento y actual viceconsejera de Función Pública de la Junta, Marta López, disculpó la ausencia de su candidata municipal Pilar del Olmo asegurando que “no ha podido venir pero se la ha estudiado”. Considerando que el informe “coincide en parte” con su diagnóstico, suscribió la necesidad de una mejor coordinación entre Junta y Ayuntamiento, argumentando que la administración autonómica aporta 11 millones a los Servicios Sociales locales, confrontando con la concejala socialista acusando al consistorio de devolver parte de ese presupuesto sin haberlo ejecutado. En la línea de lo argumentado por Sarrión, apostó por revisar la política de concesión de subvenciones por fomentar una competencia entre asociaciones o proyectos a muy corto plazo, comprometiéndose a atajar esto, además de anunciar un plan especial para Las Viudas respecto al alquiler, proponiendo que el Ayuntamiento intermedie entre inquilinos y propietarios para garantizar los bienes de estos últimos. Su intervención despertó la respuesta de los dos concejales presentes, Romero y Saravia, aunque la moderadora no permitió las réplicas, así como gestos negativos de los asistentes.

El conflicto llegó cuando la representante de Red Delicias pidió la firma de los políticos asistentes para cerrar el acto plasmando por escrito su compromiso, momento en el que tanto Saravia como Romero, argumentando lo experimentado durante su acción de gobierno, pusieron en duda la conveniencia de esta petición priorizando analizar el documento y cómo aplicarlo para poner en marcha las propuestas: “No nos obliguéis a hacer un acto electoral”, argumentó la socialista. A partir de ahí se enconó el debate partidista, con acusaciones de Podemos al PSOE, respondiendo este último al PP, con menciones incluso al chalet de Pablo Iglesias por parte del candidato socialista como respuesta a las consideraciones de los morados. Al debate se sumaron los también candidatos de Toma la Palabra, Alberto Bustos y María Sánchez, que asistían como público al acto. El gallinero pre electoral se resolvió con la firma por todas las partes del documento que se limita a recoger los 11 objetivos y no las medidas concretas, como desde un primer momento expresó la representante de Red Delicias.

No hay comentarios