Intervención de José Sarrión en el mitin junto a Alberto Garzón en Valladolid. FOTO: Gaspar Francés
Intervención de José Sarrión en el mitin junto a Alberto Garzón en Valladolid. FOTO: Gaspar Francés

Entre aplausos y vítores, acompañado de José Sarrión con el puño en alto, Alberto Garzón ha llegado al mitin de Izquierda Unida celebrado esta tarde en el vallisoletano barrio de La Victoria, seguido de los cabezas de lista de Toma la Palabra en Valladolid, Manuel Saravia y María Sánchez, además de otros candidatos. Entre loas a la labor de Sarrión durante esta legislatura en las Cortes, el candidato a la Junta advirtió del papel político del PSOE al que calificó como “un partido que es de izquierdas en la oposición y de derechas en el gobierno”. Fuera de lo común en lo que a mítines se refiere, el acto fue introducido por la jovencísima poeta vallisoletana María Sotelo recitando varias de sus creaciones de corte social.

Al grito de “presidente, presidente” inició su intervención José Sarrión, candidato a la presidencia de la Junta de Castilla y León: “Las cosas no se cambian en las instituciones, se cambian transformando las consciencias de la gente y eso se hace en la calle”. Reivindicándose como referente de la “política de la verdad”, aseguró que “no estamos aquí para hacer política de titular, para hacer política de espectáculo, venimos aquí a reflexionar y provocar un cambio en las cabezas de las personas”.

Agradeció la presencia entre el público de representantes de numerosos movimientos sociales. También valoró a sus compañeros de candidatura, igualmente presentes, de Alternativa Republicana, Partido Castellano – Tierra Comunera y “de una manera muy especial” por su “compromiso diario” a Anticapitalistas de Castilla y León como “ejemplo de unidad, de lucha y de coherencia”, además de Izquierda Castellana, también presentes en el acto.

Foto conjunta de las candidaturas para este 26M. FOTO: Gaspar Francés
Foto conjunta de las candidaturas para este 26M. FOTO: Gaspar Francés

Cargo contra las listas de espera u otras cuestiones de “necesidad sanitaria”, considerándolo un “derecho social básico en una sociedad precarizada”: “Se está creando empleo a base de destruir su calidad”, criticó igualmente en materia laboral, citando expresamente a empresas como Lauki, Dulciora o Vestas que “se llevan recursos públicos y se van a otra tierra, es vergonzoso, se están riendo de nosotros”.

“Qué vergüenza de sociedad estamos construyendo”, afeó el candidato a la presidencia de la Junta apostando por acaba con el PP y el sobrenombre de “Sicilia y León”: “No vamos a ser un obstáculo, pero no basta con cambiar de partido, hay que cambiar de políticas”. No obstante, advirtió del voto al PSOE asegurando que es “un partido que es de izquierdas en la oposición y de derechas en el Gobierno”, anunciando que si llegara a gobernar junto a Ciudadanos lo primero que harían sería “incumplir el programa socialista en materia fiscal”. Por eso considera “fundamental” lograr un “grupo parlamentario fuerte para que esté la voz de la izquierda y de la clase trabajadora”, anunciando luchar contra empresarios como Ulibarri, implicado en la Operación Enredadera “untando a políticos”.

Con gritos de “viva la lucha de la clase obrera”, puños en alto y banderas al aire, comenzó su arenga Alberto Garzón, coordinador federal de IU, apostando por “no olvidar la perspectiva histórica” siendo “conscientes” de que en estos últimos diez años se ha producido una “inusitada transferencia” de recursos desde manos públicas a manos privadas “con una impunidad terrorífica”. Citando los recortes en materias como sanidad, educación, prestaciones sociales o pensiones, censuró que al mismo tiempo se rescaten bancos “responsables de la crisis”, autopistas o grandes empresas.

Alertó de que las “conquistas que se creían consolidadas por el movimiento obrero” están “tambaleándose” por privatizaciones, externalizaciones o subcontrataciones, para “engordar los bolsillos de los propietarios de esas empresas privadas, esa es la clave de todo”. Ahondando en estos “otros tipos de corrupción legal”, Garzón aseguró que mientras ahora se accede a los servicios en “condición de ciudadanos con derechos” con las privatizaciones “somos clientes que podrán acceder o no en función de que tengamos el dinero suficiente”: “Entiendo que no quieran pagar impuestos porque ellos pueden ir a la sanidad privada, pero las familias trabajadoras no podemos hacer eso, por eso es fundamental brindar los servicios públicos, por eso es parte esencial de nuestro proyecto político”.

“Se han disparado las desigualdades de clase” lamentó recordando que “hace 10 años cobrar mil euros era visto como un drama, hoy nos quieren hacer creer que es un privilegio”: “En definitiva, nos estamos empobreciendo”. “Los grandes empresarios de nuestro país no son liberales, su modelo es prácticamente feudal, hereditario, son la misma oligarquía que se hizo de oro en el franquismo, continuó en la transición, se volvió democrática casualmente, y ahora sigue chantajeando a los gobiernos para que sigan privatizando”.

Destacó a Izquierda Unida como la “única garantía” de que las conquistas sociales se mantengan, entendiendo la democracia como “mucho mas que un procedimiento”. Para concluir, el coordinador federal deseó ver a Sarrión en el Gobierno autonómico para que “si Méndez Pozo se tiene que reunir con alguien sea contigo” y “la gente que ha trabajado con impunidad toda su vida se encuentre con alguien incorruptible”.

Intervención de Julio Anguita. FOTO: Gaspar Francés
Intervención de Julio Anguita. FOTO: Gaspar Francés

Aunque en vídeo, el histórico dirigente de IU, Julio Anguita, reconoció a Sarrión como el diputado que más enmiendas y propuestas presentó, en solitario, durante esta legislatura en las Cortes, reclamando un mayor apoyo electoral para seguir este trabajo encabezado por un candidato que “se ha recorrido decenas y decenas de veces la Comunidad Autónoma”, atendiendo las reivindicaciones de numerosos colectivos.

María Sánchez, número dos al Ayuntamiento por Toma la Palabra, recordó cómo hace cuatro años lograron “echar” a León de la Riva llegando al Gobierno de la ciudad: “No somos solo gente maja con grandes ideales, hemos demostrado que podemos gobernar y gestionar bien, siempre a favor de la mayoría social”. Aseguró que “los avances más importantes de esta ciudad llevan el sello de Toma la Palabra”, citando los presupuestos participativos, las cifras más altas de la historia en deporte escolar o el paso de 12 a 170 viviendas de alquiler social logrando “movilizando vivienda vacía para que se alquile con precio asequible”, haciendo hincapié en que la gestión del ciclo integral del agua han logrado que sea pública. “Hemos trabajado con lealtad a la ciudadanía de Valladolid”, concluyó.

Un momento de la intervención de Manuel Saravia. FOTO: Gaspar Francés

Saravia, candidato a la alcaldía por la confluencia de IU en Valladolid, “el alcalde en la sombra” como se refirió a él Sánchez, desgranó un relato futurista de lo que sería el Valladolid de 2023, viendo desde el cerro de San Cristobal el pretendido “anillo verde” o gente andando “porque es mucho más seguro” y “se ha pacificado el tráfico”. También imaginó el barrio de las Viudas iniciándose su rehabilitación, deporte de base allí mismo, ampliando el espacio peatonal en sitios como la Plaza del Carmen, con comercios con “moneda social” y escuchándose música en la calle o las plazas. Apostando por que Valladolid sea “no solo una ciudad bonita sino que sea una ciudad donde sea bonito vivir”, destacó la construcción del paso de Labradores y Panaderos, así como los espacios reformados por los presupuestos participativos, el mercado ecológico de Plaza España o las zonas de bajas emisiones, todo “sin pádel en la Plaza Mayor”.

Banderas de Anticapitalistas durante el acto. FOTO: Gaspar Francés
Banderas de Anticapitalistas durante el acto. FOTO: Gaspar Francés

Lara Gago, otra de las integrantes de la candidatura de Castilla y León en Marcha, denunció que los jóvenes se han ido fuera de Castilla y León “porque no hay trabajo”, reivindicando que esta candidatura busca representar a las mujeres, la clase obrera y los jóvenes. Mariví Moyano, concejala de IU Toma la Palabra en Tudela de Duero, ahora candidata a las Cortes, reivindicó a su partido como “una organización que día tras día está en la calle con las personas, no somos como otras que lo que hacen es pedir el voto cada 4 años para después olvidarse de la gente”.

Adela Pascual esta tarde en La victoria. FOTO: Gaspar Francés

Adela Pascual, integrante de la lista de En Marcha por Anticapitalistas CyL, aseguró que “ha comenzado un tiempo nuevo que, además de la pluralidad, solo se podrá construir con las mujeres, un tiempo nuevo que será feminista o no será”. Apostó por este “proyecto de unidad en la diversidad, respetuosa y cooperativa” y de “radicalidad democrática” contra los poderes económicos y las derechas, contando con el activismo: “Necesitamos la coparticipación de la clase trabajadora, los movimientos sociales, necesitamos volver a ocupar las calles y las plazas”.

Desde Izquierda Castellana, invitados por Castilla y León en Marcha a intervenir en el acto, reconocieron a Sarrión como “un terminal del movimiento popular en las Cortes” durante estos pasados cuatro años “llevando la voz de la calle a las instituciones”, reivindicando un “proceso constituyente republicano que de solución a los problemas de la gente”.


Noticias relacionadas

Rescoldos del 15M para poner Castilla y León en Marcha

Sarrión presenta denuncia contra tres jóvenes que le insultaron y amenazaron en una pegada de carteles

Castilla y León en Marcha presenta un programa "sin miedo a la voz de la ciudadanía más crítica"

La confluencia Castilla y León en Marcha elige a José Sarrión como candidato a la presidencia de la Junta

Confluencia plural contra “la política del mal menor” para “llenar de gente e ilusión el espacio a la izquierda del PSOE”

No hay comentarios