Concejales de Valladolid Toma la Palabra al inicio de la asamblea. FOTO: Gaspar Francés
Concejales de Valladolid Toma la Palabra al inicio de la asamblea. FOTO: Gaspar Francés

Después de la rotunda comparecencia de Óscar Puente en la mañana de ayer, haciendo pública su decisión de romper las negociaciones y el acuerdo de Gobierno de los pasados cuatro años con Valladolid Toma la Palabra, la plataforma ciudadana ha realizado esta tarde una asamblea abierta en el Centro Cívico Rondilla para decidir las preguntas que trasladarán a sus inscritos sobre el papel que han de adoptar en el pleno de investidura del próximo sábado. En ella sus bases han arropado a sus concejales y agradecido su trabajo, cargando contra la decisión del alcalde en funciones, después de que Manuel Saravia, María Sánchez y Alberto Bustos relataran, con pelos y señales, los pormenores de la negociación y sus comunicaciones con los interlocutores del PSOE.

Con un aforo que superaba el centenar de personas, los tres concejales subieron al escenario entre aplausos para relatar, una vez más y con especial detalle, las sucesivas reuniones mantenidas con Óscar Puente, Charo Chávez y Pedro Herrero para tratar de formar Gobierno en Valladolid. Saravia subrayó que el problema no radicaba “ni en los proyectos ni en los programas” sino la organización de las concejalías, con numerosos avances y acuerdos en los distintos encuentros, hasta que en la mañana del viernes recibieron por Whatsapp el ultimátum de Puente para aceptar o rechazar la última propuesta que posteriormente recibieron por mail.

Según su relato, después de hablar con el edil socialista entre las tres y las cuatro tras ver el documento recibido, tomaron la decisión de posponer la consulta “con el grupo de coordinación” esa misma tarde buscando “ganar tiempo”, recibiendo entonces un nuevo mensaje de texto de Óscar Puente con el mensaje: Vosotros aplazáis la consulta, nosotros suspendemos la negociación”. Después del correo electrónico que le remitieron el domingo solicitando diálogo, éste respondió en la tarde del lunes, después de su comparecencia pública, con el texto que leyó ante la prensa y pidiendo que “no insistiésemos en el dialogo sobre esta cuestión y que podíamos hablar cuando quisiéramos para tomar un café”. Antes de dar la palabra a la audiencia, Bustos quiso puntualizar que, después de recibir al mediodía del viernes el último documento la negociación ya estaba rota, ya que no había más opción que acatarla o rechazarla.

Durante el turno de palabra recibieron numerosas palabras de gratitud y felicitaciones, mostrando su apoyo ante la “sinrazón de estos últimos cuatro días”, apostando varias de ellas por seguir planteando la negociación “hasta el último momento”. Entre otras, intervino Rocío Anguita, como parte del equipo de coordinación de la plataforma además de responsable de Izquierda Unida a nivel provincial: “No conozco otro proceso como este que se siga dando en otra ciudad de España”, aseguró ensalzando sus procesos de decisión y participación, además de subrayar que “muchas organizaciones deberían aprender de lo que estamos haciendo hoy aquí”. Durante este turno de palabra quisieron puntualizar también que la asamblea de la semana pasada no estaba “tutelada”, asegurando que incluso dentro de sus organizadores había voces diversas respecto a entrar o no en el Gobierno.

No obstante, la primera de las intervenciones fue la más crítica, a cargo de Susana Ordóñez, presidenta de la asociación Ciudad Sostenible, que aseguró no entender por qué no se celebró una asamblea tras las elecciones para orientar la negociación con el PSOE o que los tres concejales hayanmarcado los términos de las conversaciones sin medir bien las fuerzas”, afeando el aplazamiento de la consulta después de la asamblea del jueves “donde quedó claro que había acuerdo de programa” ni estaba “condicionada”, entendiendo que con aportar el documento remitido por el PSOE ya hubiera sido una votación informada. Saravia se refirió al Código Ético para responder que no era necesario consultar con la asamblea el trascurso de la negociación sino su resultado: “Nadie decidió poner en riesgo el posible acuerdo, lo que hicimos fue posponer la consulta, nada más, lo que ha hecho el Partido Socialista y Óscar Puente es una vergüenza”, aseguró despertando el aplauso del público, reconociendo sentirse “cabreado”.

“Nosotros estamos abiertos a dialogar y estaremos abiertos durante estos cuatro años”, concluyó Bustos en una de sus intervenciones, a lo que Sánchez añadió: “No pensábamos que el lunes 27 nos sentábamos a dialogar con adversarios sino con compañeros del equipo de Gobierno”. Saravia apostó por “aprovechar el tiempo” de esta legislatura e “intentar construir para que el cambio se profundice”.

Mientras se debatían los pros y contras de las diferentes posibilidades ante la investidura, numerosas voces reclamaron que se presente a Manuel Saravia como candidato a la alcaldía, aunque sus posibilidades serían remotas salvo que lo apoyara la derecha, quien, por alusiones, tomó la palabra para aceptar la propuesta de la asamblea en caso de que el resultado de la consulta así lo decidiera. Finalmente, acordaron que la pregunta que trasladarán a sus inscritos en los próximos días será: “En la actual situación de inexistencia de un acuerdo de Gobierno ni programático con el PSOE, ¿qué deberían hacer los concejales de Valladolid Toma la Palabra en la sesión de investidura?”, con tres posibles respuestas, presentar y votar a Manuel Saravia, no presentar candidatos y votar a Óscar Puente o en blanco.


Noticias relacionadas

Óscar Puente pone fin a cuatro años de pacto PSOE-VTLP por la “desconfianza” e “intransigencia” de sus ya exsocios

El alcalde da por suspendidas las negociaciones con Toma la Palabra tras aplazar la plataforma su consulta a sus bases

Toma la Palabra pide por carta a Óscar Puente una reunión “para superar discrepancias y equívocos”

Valladolid Toma la Palabra da cuenta de su principio de acuerdo con el PSOE para reeditar el Gobierno municipal

Listo a falta de ‘detalles’ el acuerdo con el PSOE para que las bases de Toma la Palabra decidan si vuelven a entrar en el Gobierno municipal

La propuesta del PSOE para reorganizar el gobierno municipal decepciona a Toma la Palabra

“Buena sintonía” en la primera toma de contacto para reeditar el pacto PSOE-VTLP

1 comentario

  1. Creo sinceramente que desde VTLP se han equivocado y también que a Oscar Puente le han dado una excusa para librarse de ellos.
    La gestión tanto en Urbanismo y mucho más en Medio Ambiente ha tenido claras deficiencias a lo largo de estos últimos cuatro años.
    De forma que hay éxitos como la remunicipalización del agua que se lo arrogan plenamente desde VTLP, en concreto María Sánchez y ella sabe muy bien que si no es por Oscar Puente, la presión que tuvo que soportar de la anterior concesionaria y de alguna metedura de pata en actos públicos con Aguas de Barcelona, como decir abiertamente que para confeccionar un empresa mixta no se le ocurría mejor compañía que Aguas de Barcelona (Concesionaria en aquel momento del Servicio de Agua).
    Es una pena no retomar la fórmula de gobierno que funcionó pero también creo que VTLP