José Sarrión durante un acto junto a Alberto Garzón celebrado tres días después de la denuncia. FOTO: IUCyL
José Sarrión durante un acto junto a Alberto Garzón celebrado tres días después de la denuncia. FOTO: IUCyL

El pasado 13 de mayo, en plena campaña electoral de las elecciones autonómicas, José Sarrión, entonces candidato a la Junta, interpuso una denuncia contra los tres jóvenes que le insultaron y amenazaron mientras participaba en una pegada de carteles electorales. Finalmente, el Jugado de instrucción nº 2 de Valladolid ha multado a uno de ellos con 540 euros por un delito leve de amenazas, considerando que “no cabe duda de su ánimo de coaccionar e intimidar al denunciante” con gritos como “viva Vox, rojos de mierda”.

La sentencia del Jugado de instrucción n.º 2 de Valladolid a la que ha tenido acceso últimoCero considera probado lo que el entonces candidato a la Junta denunció también en este medio: “Se encontraba en la pegada de carteles electorales en la zona de la rotonda de la Avenida de Medina del Campo con Avenida Salamanda, cuando desde un vehículo fue increpado por tres jóvenes que gritaban “viva Vox, rojos de mierda” y otras expresiones similares. El denunciante sacó su teléfono móvil para grabar los hechos del vehículo se bajó E.M.R., que le dijo “tira esa foto, rojo de mierda, te voy a partir la cara, estáis pegando carteles de mierda”.

Los denunciados aseguraron que “dieron vueltas en el coche y alguna expresión dijeron”, como recoge la resolución, aunque “desconocían qué partido y qué carteles pegaban”, alegando que bajó del coche “porque le hicieron gestos y comentarios y una fotografía”. El joven que se bajó de coche y se dirigió a paso rápido hacia Sarrión, según se indicaba en la denuncia, presentaba claros síntomas de haber bebido, al igual que sus dos compañeros.

La sentencia considera a E.M.R. autor de un delito de amenazas, aunque leve ya que “se trata de un comportamiento aislado e improvisado que no comprometía la libertad ni el ejercicio del derecho aunque ofendiera al ejerciente. No creemos que trataran de impedir nada sino solo de mofarse de los que pegaban carteles”. No obstante, califica los hechos como “censurables y rechazables”, “impropios de un Estado de Derecho”, que “atentan contra el respeto que merece toda opción ideológica y cualquier candidato en los actos de propaganda propios de unas elecciones”.

 


Noticias relacionadas

Sarrión presenta denuncia contra tres jóvenes que le insultaron y amenazaron en una pegada de carteles

No hay comentarios