Ya ha alcanzado la mayoría de edad, está consolidada como la cita anual de las artes escénicas en Castilla y León y cada vez más es la “feria” de las artes escénicas de la esquina noroeste de la península: Galicia, Portugal, Extremadura y Castilla y León…con presencia notable de Andalucía, Madrid…una muestra de que cuando se apuesta por algo y se trabaja con rigor las cosas acaban saliendo bien. Es obligado decir que en este caso la Junta de Castilla y León ha acertado.

La feria tiene unos momentos y espacios obligados…una especie de ritual que se cumple puntualmente cada año. La mañana dedicada a la cantera de futuros actores y ya espectadores mediante el juego, la animación y el teatro para los más pequeños. Divierteatro es un programa que mueve familias enteras. El mediodía ve comenzar el teatro de calle por las plazas de Ciudad Rodrigo, atrayendo cada vez un público mayor, muchos de ellos visitantes ocasionales que se mezclan con los que asistimos por “trabajo”..cada vez con más sofisticados aparatos móviles como manda el “canón” francés de esta disciplina escénica que cuenta en el país vecino de importantes compañías y centros de trabajo y estudio, máster universitario incluído…ellos llevan la delantera y marcan el ritmo al resto de Europa.

El resto del día está dedicado a propuestas más al uso: teatro, salas, parques, patios de colegios…teatro de escenario y argumento. Tanto que en esta ocasión decidí ver fundamentalmente espectáculos de la tierra, compañías de Castilla y León, aproximadamente el treinta por ciento de lo programado. No pude ver todo, claro…coincidían algunas funciones con compromisos previos en el programa de “actividades complementarias” encuentros profesionales, etc…programa muy completo también.

El año que viene me dedicaré al teatro foráneo, en parte claro, imposible abarcar todo. Por imposibilidad de traslado no pude ver El retablo de las Maravillas, contribución de Morfeo Teatro (Burgos) al “año cervantino”…las fotos reflejan la factura tan profesional de la compañía burgalesa, pendiente para su venida a Valladolid. Daré cuenta.

El segundo día de feria vio el estreno oficial de “Caperucita…lo que nunca se contó” de Teloncillo. Ya había visto ensayo general en La Cistérniga y había pocos cambios sobre lo visto. Un montaje de media dimensión – no es para bebés- que sorprende por las soluciones de espacios escénicos que se multiplican, iluminación, espacio sonoro..,todo con la buena factura de la casa: vestuario, interpretación. Sorprende la resolución del conflicto que plantea…el lobo no se puede alimentar y tiene que cambiar de modelo de vida: se hace vegetariano. El cazador se hace hortelano…nadie quiere cumplir el guión escrito, las tradiciones…Caperucita busca distracciones más allá de su abuela y los paseos por el bosque, la abuela no teme al lobo, le hace frente. Nada es lo que parece…acaban celebrando un picnic a la luz de la luna llena. Con este montaje se inauguró la feria este año, sin discursos oficiales, algo que se agradece.

Teloncillo, concretamente Ana Gallego y Angel Sánchez recogieron el Premio “Rosa Mª García Cano” – fundadora y directora de la feria, fallecida hace apenas tres años- al trabajo teatral para la primera infancia. Avalado por una lista de casi doscientos profesionales de la cultura y la educación en España, Portugal e Iberoamérica.

Esa misma tarde tocó el turno a The Crossborder Project, proyecto teatral gestado entre Nueva York, Valladolid, Madrid…y más lugares del mundo. Nos ofrecen una visión de la lucha de la mujer por su emancipación basada en “Casa de Muñecas” de Ibsen pero ambientada en la España de los cincuenta con el dominio comunicativo de la radio, de las radionovelas, en las que entran y salen personajes que configuran un friso que acaba por demoler la vida personal y sentimental de la protagonista. Música, ambientación, buen vestuario, algunos anacronismos y cierta reiteración de gags pero un montaje eficaz que fue estrenado en el Centro Dramático Nacional Teatro Valle-Inclán, Madrid y que pudimos ver con gran éxito de público en el LAVA Valladolid en la pasada temporada. Un gran proyecto de la vallisoletana Lucía Miranda que nos está dando muchas satisfacciones a quienes la seguimos y admiramos.

El miércoles noche acudí a ver a la compañía de Las Merindades (Burgos) Alauda Teatro, que conseguían entrar en la feria 2016 con una propuesta muy arriesgada de Macbeth. Una versión muy particular de la obra de Shakespeare con momentos brillantes, como sus inicios esperpénticos, tirando de la iconografía ibérica tan valle-inclanesca, con una ambientación sonora original y espectacular traicionada por el espacio tan exiguo que se le pudo asignar, algunas imágenes, los recitados de la actriz que sirve de contrapunto a las indecisiones del personaje. El propio actor que encarna al atormentado Macbeth presenta un gran problema para el espectáculo: mantenimiento del tono, del personaje, limitación de registros vocales y actorales…máscaras que limitan la proyección de la voz…hay que revisarlo. Revisando estos elementos y ordenando la puesta en escena y los muñecos-objetos empleados puede resultar una propuesta distinta de las habituales, muy interesante para medios universitarios y estudios escénicos, por ejemplo.

La siguiente compañía en el itinerario escénico castellano y leonés fue Teatro La Sonrisa, Burgos, con el estreno de “Star Clown”. De magnífica realización técnica precisa aún de ajustes de ritmos, juegos escénicos, introducción de más sorpresas mágicas, quizá también de un leve texto que sustituya al lenguaje inventado por un extraterrestre que se cuela por el peine del teatro…averiada su nave en el tejado, una imagen muy adecuada que puede dar más de sí en juego escénico. Al tiempo, con un rodaje lo conseguirá.

La noche del jueves fue para el espectáculo de los palentinos Pez Luna: Acunar al viejo árbol_acto de acompañamiento. Texto colectivo. ¿Es teatro? ¿Es realidad? ¿Es realidad el teatro? ¿Es teatro la realidad?. Necesitamos nuevas preguntas, si no, no habrá nuevas respuestas, tan necesarias en estos momentos. ¿Estamos preparados social y psicológicamente para una caída tan lenta de estos árboles que somos los seres humanos? ¿Cómo acompañamos a los que se van? Nuevos temas, apenas tratados en la escena española, a penas algún montaje ejemplar sobre el tema, “María” de Baleares hace años nos entusiasmó. Pez Luna nos proponen ampliar la temática teatral y las formas. Sé que hay “callejones sin salida” en este aspecto: El Psicodrama de Jacob-Levy Moreno, el Teatro Documento de Peter Weiss…el Teatro Foro de Augusto Boal ha conseguido salir del terreno social para entrar de lleno en el espectáculo, tanto en Iberoamérica como en Europa…teatro aplicado, artes aplicadas. Por aquí hubo una renovación en las artes a finales del s XIX y comienzos del XX.

Pez Luna nos asaltan con una pregunta: ¿hasta dónde es vida una vida? La sociedad se las arregla para seguir considerando “consumidores” a quienes ya han arrojado la toalla…siempre a costa de familiares, amigos, allegados…vida, teatro, intercambio de papeles. Eligen una puesta en escena contenida y una narración visual, un juego visual con los personajes, los objetos, el juego simbólico con postales y objetos que hemos observado en nuestros hijos e hijas…construyen una historia a partir de ellos, sus voces…seguramente tendrá problemas para llegar “al gran público”, pero llegará a segmentos sociales concienciados con los problemas del acelerado envejecimiento y los rituales de acompañamiento de nuestros seres queridos…el espacio asignado no ayudaba mucho pero quizá una puesta en escena más “mínimal” – no digo “aséptica”- ayude a seguir mejor el relato. Valientes.

El siguiente espectáculo que pude ver, parcialmente –compromisos “de feria”- fue Maleta. Misión espacial secreta, de los segovianos Mutis. Una puesta en escena “made in Mutis”, limpia, sobria…muy cercana al set de televisión, colores puros y planos…un juego de nuevo espacial, de la que existe ya una saga de espectáculos importante. Es una imagen muy potente y atractiva para la escena y un imaginario que ya domina el gran público. Esta previsibilidad es positiva y negativa…tienes, si trabajas con rigor como hacen Mutis, garantizado el éxito, pero impide avanzar por falta de retos…es mi opinión, claro. No puedo decir mucho más, lo veré completo cuando llegue a Valladolid.

Pude ver la breve intervención dancística de Alicia Soto –Hojarasca Danza con Estudio 3: Miradas. Pieza breve de danza a dúo en uno de los magníficos parques de Ciudad Rodrigo. Combinación de danzas urbanas y contemporánea, muy física, con música potente, electrónica que subraya las emociones de dos personajes que se encuentran y entablan una relación emocional en base a miradas, gestos, movimientos. Con algunos problemas, creo que la luz nocturna le hubiera conferido un cierto “aura” al espectáculo y un tapiz demasiado pequeño…el simbolismo del tablero le viene muy bien…otra pieza, quizá sola, de la bailarina hubiera ayudado a completar el disfrute de la danza en la calle. Seguiremos la evolución de esta idea.

Siento no haber podido ver más espectáculos de compañías de la región, el tiempo en Ciudad Rodrigo transcurre rápido entre presentaciones, debates- sobre las empresas teatrales del oeste de la península, las políticas de género en las artes escénicas- tertulias, contactos…eso unido a la imposibilidad material de estar allí una semana dejando muchos asuntos profesionales aparcados en estas fechas de vuelta del verano…hay otras citas para poder ver a Miguelillo, Valquiria, Rita Clara…¿quizá una muestra o salón de invierno en algún espacio de la región? A pesar de la profunda crisis en la que está sumido el sector se sigue produciendo…con pocos medios pero en ocasiones con magníficos resultados.

Toca esperar a 2017, que se cumplen 20 años…un reto!!

Solo tu puedes impedir que esto se acabe

Compártelo, apoya el proyecto

ÚltimoCero | Hazte cómplice HAZTE CÓMPLICE

No hay comentarios