“No deja de ser tu padre”, dicen loas allegadoas a los hijos e hijas del maltratador. “¿A quién vas a votar?”, si no es al PP se dicen sus votantes a pesar de todo lo que oyen, ven, tocan –han metido su dedo en la llaga.

La mente piensa y la mente demuestra que sea lo que sea que piense la mente es verdad. Todo es cuestión de pensar e irán apareciendo las demostraciones. Y qué pueden decir los demás, los contrarios, ante la mi verdad. Pos que es verdad. Postear.

Lo mejor sería eliminar a todoas aquelloas que alteran la verdad, que complican las demostraciones de mi pensar, se piensa. Eliminar lo arregla todo el perro y la rabia quitar fiscal poner mi fiscal. Solución fácil solución final. Fue pensada, demostrada y funcionó. A la espera, guardar click.

Ya no hay poli bueno poli malo (ha habido algunos avistamientos del primer caso, consta) sólo hay poli malo y muy malo. La elección es fácil cae por su menor cantidad de hostias a recibir. Los enfermos de cáncer que fuman marihuana por lo terapeútico ¿ven ampliada su conciencia con el humo de la risa?, dado que la mayoría son mayores de edad, difícil está la cosa, eso sí el vacilón no se lo quita nadie. Alegría de morir, pero de la chachi, la alegría. ¿Se suele decir murió con una sonrisa en la cara –y no por cosa facial ni del joker? En paz, sí se suele decir (también se puede ver en los relatos de ‘Asa, el ejecutor’, de Kazuo Koike-Kojima Koseki; lo tienen en la biblioteca pública, pero la mano se cierra al morir: aferrarse a la vida).

Moción de censura. Podemos decir que es un tipo de eliminación constitucional, que no suena bien. Por lo de moción: suena a fin del universo tal y como le conocíamos (La primera vez que hoy ‘tolerancia cero’, fue allá por el principio de los 90 en una saga llamada así de La Patrulla X, el cómic ¿fue ése el principio de la expresión tan comúnmente utilizada en tiempos posteriores hasta el día de hoy. En tolerancia cero se trataba de eliminar a los mutantes –por un mutante que ocultaba el hecho de serlo- la expresión el universo tal y como… también lo ‘oí’ por primera vez en los X-womenmen, tenían los guionistas el oído en la calle. Aquí llegó tan tarde como Bob Esponja).

Moción suena a uso exclusivo. Sólo para. La casta, la trama, los creadores de la constitución transicional. Aumentan los anuncios de Iberdrola y otras eléctricas en los medios al poco de la espectacular, que dicen los comentaristas deportivos, subida de precios. Los medios ya no hablan de la electrizante espectacularidad. La moción, en los medios donde se anuncia Iberdrola y otras eléctricas, recibe un trato espectacular, totalmente –como dicen laos comentariales de la prensa rosa- plural: hay una mayoría que argumenta en contra y una minoría que se pronuncia en contra de los en contra, comprensión. Lo de censura no molesta, aunque tal vez se podría cambiar por otra palabra. Preguntar a la RAE.

Pongamos música. Yo no eliminaría Radio 3, la cambiaría. El otro día se me cuela en el dial la eres lo que escuchas y están poniendo a Bob Seger, no voy a poner exclamaciones pero qué m… es esta. No deja de ser la única radio que se puede escuchar, dicen (piensan) los que ven (demostrado) horribles al resto de emisoras mu-si-ca-les-les (sí, claro en internet hay otras radios o tus propias listas de escucha lo que me gusta). Y como no deja de ser, que sea.

Melodías bizarras, chanson francesa, la brasileña de siempre, lo camp, lo camp, lo camp en cualquier idioma país… Lo local, lo nacional, lo mío-nuestro. Radio 3 también tiene miedo, es decir, ignorancia, hacia lo global, por supuesto no votaría a la lepen, prefiere al poli malo, pero, oye, no deja de ser un reducto, un medio, plataforma, altavoz, alternativa para la ‘buena mú-si-ca’. También ponen flamenco. Apelicanao. Sonido como música para ascensores. Por razones que no vienen al caso estoy en el parkin del corte british, ops, suena Rosalía, la chica que ha despertado (demostrado que hay) una sensibilidad en la gente no flamenca, sección gente selecta (piensa) en gustos musicales. Que suene en el corte lo ratifica. Bien por ella, le gusta La Zowie. Rosalía quiere ser famosa –antiguamente se quería ser estrella de lo que fuera-, lo está consiguiendo con el fla-men-co. Me parece bien. El flamenco también se merece mociones. Veamos cómo reacciona.

A Radio 3 sólo le digo: global. Demostraciones previo pago.

Solo tu puedes impedir que esto se acabe

Compártelo, apoya el proyecto

ÚltimoCero | Hazte cómplice HAZTE CÓMPLICE

No hay comentarios