Fotograma de Dunkerque.
Fotograma de Dunkerque.

La primera sensación que transmiten las imágenes es la de la posibilidad de asistir a una gran película. Tres historias, troceadas, hipermontadas, manipuladas a antojo del creador. Tiene que mantener una leyenda como tal y un status en el nuevo Olimpo, no puede caer en los esquemas clásicos del cine bélico porque ha de superar a Kubrick, Peckimpack, Kurosawa y Spielberg a la vez, así que, juguemos con el tiempo sin que se note y cuando ya no lo pueda seguir disfrazando, el espectador es posible que no se de cuenta, o no se irrite, hipnotizado por las imágenes; el medio es el mensaje y el mensaje hay que minimizarlo. Tres personajes representan tres facetas de la vida de un hombre en situación límite, lo normal es que uno trate de escapar de la muer