En capítulos anteriores: Alegres melodías vallisoletanas/ Visiones trumpianas / Otra vez seminchi / el ismo del terror/ El baile de la libertad/ Moción / Yo sé más que tú/ Aborto libre: Colosal

“Porque hambre hay y ha habido en Castilla, acaso como en ninguna región” (‘Andalucía, su comunismo y su cante jondo’, Carlos y Pedro Caba Landa. Editorial Atlántico, 1933. Universidad de Cádiz, 1988).

¿Cómo sería esta comunidad autónoma conocida como Castilla y León si el PSOE la hubiera gobernado durante tanto tiempo como el Pp? ¡Igual!, gritan por allí. ¿Adjudicado? ¿Alguien quiere matizar?

La mujer, ochenta y un años dice tener, camina con la mitad de su cuerpo caído hacia un lado, se pasea sola por la calle del pueblo zamorano, arriba y abajo: “De trabajar desde los trece años, en el campo, con los hombres, cargábamos sacos al camión, toda la vida trabajando”, luego que si los hijos ya no están en el pueblo vienen de vez en cuando de Barcelona, “se fueron allí”.

En Canarias se iban a Venezuela, por lo general. Cuesta creerse a la oposición venezolana con los ‘amigos’ españoles que tiene. Mientras la información sobre Cataluña la aleja de nuestra órbita como si fuera algo pringoso, la referente a Venezuela se hace muy cercana; y como pegamento para centrar el movimiento de estos lugares y todos los demás: el fútbol que ya vuelve, el Badrid preocupao por Cistriano Nonaldo, el Marça por Marney, los fans a lo suyo y/o junto al resto de la justa ciudadanía rechina dientes contra el último caso de porcupurrupción: Villar, villano, advenedizo ¿quién gana con su eliminación? (Pero el juego es intocable; no pasó con el boxeo o el ciclismo, sus casos de corrupción afectaron a la credibilidad de estos deportes).

Veo como le vi en su momento a Juanvicente Herrera departiendo campechanamente con los del pueblo abulense, han puesto una larga mesa en la plaza mayor y van a tomar chocolatito calentito, no es un día frío. Dirá unas palabras –parece ser que han inaugurado un centro de algo, un teleclub-, habrá sonrisas, peloteos, aplausos, no se hace esto por los votos, sino para recordar el hambre y que no te toque a ti o te vuelva a tocar, a ellos no, son eólicos, llevan perlas negras que les protegen y más sortilegios, algunos traídos del exterior, de comprobada solvencia suiza. Creen en la mafia como abominan de la magia (salvo esos certámenes que organizan, los de las cartas y el conejo de la chistera –siempre se ríen estos del Pp’s con lo del conejo, en su argot tiene un significado picante picantón y eso que estamos en tiempo internet, donde USA-Rusia están metiéndole mano a las VPN, el anonimato se va a acabar, quieren.

En ese pueblo donde tienen un museo del pan ¿Mayorga? Un hombre muy viejo sale de su casa al vernos pasar, “¿vais a la iglesia? Dicen que está bien. Yo no voy, está lleno de curas”, se ríe (pensamos nosotros: y de lo que no son curas, ahí está la calle dedicada al general o al franquista de turno), “aquí son todos muy de rezos”, vuelve a reír y sin perder la sonrisa trae recuerdos de los vecinos de este pueblo, de cuando había que ser facha sí o rip. Nos invita a pasar a su casa y merendar o tomar algo –“vino a lo mejor no hay, pero un refresco sí”. Otra vez será, le decimos sinceramente. Nos quita esa visión de pueblo feo, y sobre todo el encontrar lo inesperado en donde todo parecía atado y bien atado.

Foto: Pablo Gestoso
Foto: Pablo Gestoso

Nota: el comunismo al que hace referencia el título del libro arriba citado es el libertario, como también se llama al anarquismo. Como se puede comprobar leyendo el libro, uno de los primeros trabajos en analizar el cante jondo-el flamenco-el cante gitano, desde su posible origen, influencias musicales, temas… Y que en Andalucía por ser como es sólo podía prender el comunismo libertario, no el comunismo a secas. ¿Cómo sería Andalucía si en lugar del Psoe hubiera estado el Pp al frente todos estos años? Podemos asegurar

Solo tu puedes impedir que esto se acabe

Compártelo, apoya el proyecto

ÚltimoCero | Hazte cómplice HAZTE CÓMPLICE

No hay comentarios