Que dicen que dice la prensa (dia 11) que Zaplana Boy dice a Gonzalez que Aznar tiene un "odio africano" a Rajoy. Tiene gracia: Como si pensara que por calificar al odio de africano ese odio fuera más negro y por lo tanto, más odio.

Aquí dos post-coloniales y sus prejuicios, aquí una servidora.

Pero a lo que íbamos: que el tal Zaplana no ha comprendido que el cara palo ha sido siempre y lo es todavía, un individuo que ni siente ni padece por la simple razón de que su profunda naturaleza es sólo palota y maderera, es evidente. Ahora bien, que esa insensibilidad de tronco sea inofensiva no es de ninguna manera verificable. O, más bien, podría serlo (verificable) si fuera una cualidad especifica o si el tipo (Aznar) se midiera a sí mismo de alguna forma. Pero no. Resulta que, a diferencia de Rajoy que se toma a si mismo muy seriamente, Aznar ni siquiera se toma por Aznar. Es más: no se toma por él mismo pero tampoco por otro. Hace “esto” (meternos en la guerra de Irak) o no lo hace o incluso hace lo contrario siempre a merced de la coyuntura. Para él, la voluntad política (nunca tuvo ni idea de lo que significa este concepto) nada tiene que ver con los asuntos en los que en su día metió mano (y también otras partes de su asqueroso cuerpo). Hoy día “La Política” se ha convertido en algo mítico e insondable por lo que ¿Cómo va a ser posible que el máximo representante del Aznarato pueda sentir o ni siquiera, aparentar que siente, algo por nada ni por nadie cuando su mayor esfuerzo ha estado desde el principio dirigido a joder al prójimo sin que eso le haga mover una pestaña (o por lo mismo, un párpado o ni siquiera los labios)? ¿Cómo dar crédito a un Aznar que pretende representar las esencias de su partido cuando el tal partido ha tiempo que desaparecido sustituido por una banda de malhechores que no tiene ni por asomo ganas de que lo represente nadie, que se ha disuelto a sí mismo y continúa disolviéndose, anulándose en su propia masa como la mierda en un lago? Resulta más que evidente: aquí no se trata de “representar” sino más de “figurar”: él, Rajoy, Zaplana, Gonzalez se encargan de la “figuración televisiva” y el resto del servicio (o sea los afiliados) se especializan en la “figuración estadística” .

Y hasta aquí, todo muy bien.

El hecho de que Aznar ya digo no pueda sentir “Odio Africano” o por lo mismo ninguna otra cosa que pueda detentar la dignidad de lo que la Humanidad Humana conoce como “sentimiento”, es simplemente la conclusión lógica de una Historia que transcurre según la implacable formula del “Espera y ya Veras” es decir entre lo que llaman Democracia y el Espectáculo de la Democracia. Algo que quisimos al principio para después querer, simplemente, el espectáculo que esta nos ofrecía. Es por eso –definitivamente - que productos democráticos tan deleznables como Aznar, Rajoy, el Pato Donald (Trump), Macron, la Mayer etc… nos están (a todos) muy bien empleados.

 

Solo tu puedes impedir que esto se acabe

Compártelo, apoya el proyecto

ÚltimoCero | Hazte cómplice HAZTE CÓMPLICE

No hay comentarios