Vista desde el 6º piso del Hotel Sevilla a través de una malla de obra. FOTO: Gaspar Francés
Vista desde el 6º piso del Hotel Sevilla a través de una malla de obra. FOTO: Gaspar Francés

La Habana: de Al capone a los nuevos espabilados (Día 31)

Del Sevilla -hoy Mercure Sevilla-, primer hotel cubano de lujo construido en 1908, dicen que fue posada de Al Capone que alquiló en una ocasión toda la 6ª planta para él y sus matones. Su decadencia recuerda a la del María Cristina de Donostia antes de su última reforma en 2011.

De Al Capone -ni de Graham Green, otro de sus ilustres huéspedes-, ni rastro. Green eligió la habitación 501 -de las 178 cuartos o suites del Mercure Sevilla- como escenario para su novela Nuestro hombre en La Habana y la mafia lo requisó para convertirlo en centro de operaciones del tráfico de drogas en Norteamérica antes de la Revolución, según la guía de Cuba de Lonely Planet.

Fotografía del asalto al Casino del Hotel Sevilla en enero de 1959.
Fotografía del asalto al Casino del Hotel Sevilla en enero de 1959.

El nombre de 'Al Capone' solo perdura  en la tabla de precios del bar Patio Sevillano, pues así llama el hotel a su mojito especial, que sirve a 7 CUC (peso cubano convertible). El bar, donde se ofrece música en directo prácticamente de forma ininterrumpida, y  su amplio vestíbulo del hotel, son un constante ir y venir de gentes. El Mercure Sevilla tiene por vecinos el Museo de la Revolución y el Museo Nacional de Bellas Artes (Edificio Arte Cubano).

Desde las habitaciones del Mercure Sevilla, que está en fase de lavado de cara, se ofrece una vista abierta sobre la capital cubana. Desde la que ocupamos al llegar a La Habana, la 617, se ve un trocito del mar que baña El Malecón, la cúpula del Capitolio Nacional -cuyas obras dicen que, al fin, acabarán antes de final de año- y la punta del monolito de la Plaza de La Revolución, sede del Gobierno cubano y de  multitudinarias concentraciones.

Museo de la Revolución y al fondo la Fortaleza de San Carlos de la Cabaña desde el Hotel Sevilla. FOTO: Gaspar Francés
Museo de la Revolución y al fondo la Fortaleza de San Carlos de la Cabaña desde el Hotel Sevilla. FOTO: Gaspar Francés

También desde las alturas uno se puede introducir indiscretamente, sin llamar, en la vida de las casas del Paseo Martí (o del Prado); las puertas no son frontera en Cuba. Demasiados inmuebles en estado de ruína; en los que están en fase de rehabilitación -los menos-, cuadrillas de trabajadores se esfuerzan -es un decir-, en agotar la jornada laboral sin sudar mucho.

Si se desciende desde las alturas y se pisa las calles de La Habana Vieja, que es lo que hay que hacer, la sorpresa es doble: las joyas arquitectónicas de diferentes épocas, con galerías comerciales de lujo que conviven con cuadras y cuadras de viviendas infrahumanas, sitiadas por escombros y desperdicios.

Y un fuerte olor a gasolina que lo envuelve todo.

Pescador en el Malecón. FOTO: Gaspar Francés
Pescador en el Malecón. FOTO: Gaspar Francés

La Habana, como todas las grandes ciudades, tiene sus defectos y contradicciones que, en este caso, se agudizan más al tratarse de una urbe turística en un país sometido a un bloqueo, en la que los pícaros andan a la caza del visitante hasta hacer su presencia agobiante. De la moral comunista, a la que se apelaba hace años para impedir la entrada en manga corta a comer en un establecimiento del Parque Lenin, se ha pasado al más descarado relajamiento hasta casi añorar no haber vivido tiempos pasados. Daño a lo ojos, a la historia y a la inteligencia del ser humano hacen las numerosas prendas con la bandera yanqui. Incomprensible, más en un año en que un lamento unánime es el descenso importante de visitantes procedentes de Estados Unidos a causa del gobierno Trump, tras el millón de turistas llegados en el último año de Obama.

Pintada de un CDR. FOTO: Gaspar Francés
Pintada de un CDR. FOTO: Gaspar Francés

En Cuba, en 2018 sigue  presente la Revolución... o más exactamente sus líderes: Fidel, Che, Camilo... Físicamente desaparecidos pero cuyas imágenes y mensajes perviven en buena parte de muros y vallas. Obras, mayoritariamente de un diseño maravilloso, algo incuestionable desde el famoso grabado con el rostro de un Fidel joven, tocado con gorra, y la inscripción '26 de Julio' en rojo y negro, con el que se inauguró la nueva estética revolucionaria.

De Raúl, que el próximo mes dejará el Gobierno, poco se sabe.

Proceso electoral

Panel electoral. FOTO: Gaspar Francés
Panel electoral en la carretera central. FOTO: Gaspar Francés

En el ambiente se respira una sensación de cansancio e incluso de resignación, con mucha gente buscándose la vida. Sin embargo el país se encuentra en la recta final de un proceso electoral: el 11 de marzo será el día de la votación para elegir entre los 605 diputados a la Asamblea Nacional del Poder Popular (ANPP).

En la década de los 70, afirman, se perfeccionó la democracia socialista iniciándose el proceso de institucionalización con la participación del pueblo. El mismo se inició de forma experimental en la provincia de Matanzas a partir de 1974, generalizándose posteriormente a todo el país.

La Constitución cubana dice: "En la República de Cuba todo el poder pertenece al pueblo trabajador que lo ejerce por medio de las asambleas del poder popular y demás órganos del Estado...".

candidatos al poder popular. FOTO: gaspar Francés
Candidatos al poder popular en una ventana. FOTO: gaspar Francés

En muchos lugares uno se encuentra con carteles con la siguiente leyenda: "Por Cuba. Elecciones Generales 2017-2018. Genuina demostración de democracia".

Granma (órgano oficial del Comité Central del Partido Comunista de Cuba) publica una separata: 'Los candidatos del pueblo', con los datos de los aspirantes a la ANNP, salidos de las asambleas municipales del pasado día 21, 'en un ejercicio de transparencia y democracia socialista'.

Diariamente se incluye la relación de candidatos provinciales. Son listas en las que el número de hombres y mujeres son similares, casi siempre a favor de los primeros, salvo excepciones como es el caso de Santiago de Cuba; de los 54 candidatos, 30 son mujeres y 24 hombres. En Sancti Spirítus, de los 25 candidatos, 16 son mujeres y 9 hombres. En Las Tunas, 27 aspirantes, de los que 14 son mujeres y 13 hombres. En Ciego de Ávila, 27 candidatos, 14 mujeres, 13 hombres... En La Habana, de los 106 candidatos, 52 son mujeres y 54 mujeres.

Pegatina electoral en un coche. FOTO: Gaspar Francés
Pegatina electoral en un coche. FOTO: Gaspar Francés

La casi totalidad tienen un nivel escolar "superior", su edad supera los 50 años y pertenecen al PCC, CDR, CTC, FMC...

Las listas con los nombres de los candidato es fácil encontrarlas pegadas en los establecimientos frecuentados por la población.

Cartel pegado en el portal de una casa. FOTO: Gaspar Francés
Cartel pegado en el portal de una casa. FOTO: Gaspar Francés

El proceso, un tanto complejo para un no cubano, se rige por la Ley Electoral del 29 de octubre de 1992. Los candidatos a diputados salieron de las más de 12.000 propuestas surgidas en los 970 plenos celebrados en todo el país. El 47,4 % son delegados de circunscripción, de base, los mismos que eligió el pueblo durante el primer proceso de elecciones generales. De acuerdo con la Ley, "cada diputado es electo por cada 20.000 habitantes o fracción mayor de 10.000, e incluso en aquellos municipios que tienen 30.000 habitantes o menos, siempre se elegirán dos diputados. De ahí que la Asamblea Nacional ostente la representación de todo el pueblo", según José Luis Toledo Santander, presidente de la Comisión de Asuntos Constitucionales de la ANNP.

Tras la elección de los diputados y su toma de posesión en la Asamblea Nacional del Poder Popular, la Comisón de Candidatos Nacional llamará a consulta a cada uno de los electos y todos tienen el derecho de proponer a quienes serían, a su juicio, los integrantes del Consejo de Estado: 31 personas entre las que estará el Presidente.

Placa de la Federación de Mujeres cubanas. FOTO: Gaspar Francés
Placa de la Federación de Mujeres cubanas. FOTO: Gaspar Francés

Tras la elección de los diputados y su toma de posesión en la Asamblea Nacional del Poder Popular, la Comisión de Candidatos Nacional llamará a consulta a cada uno de los electos y todos tienen el derecho de proponer a quienes serían, a su juicio, los integrantes del Consejo de Estado: 31 personas entre las que estará el Presidente.

En estos días la injerencia 'contra' sobre las elecciones no cesa. El Secretario General de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, ha sido uno de los que se han posicionado críticamente ante un hecho tan transcendente. José Martí ya lo dijo: "El voto es un depósito más delicado que otro alguno, pues va con él vida, honor y porvenir".

Feria Internacional del Libro

Cartel de la 27 edición de la Feria del Libro de La Habana. FOTO: gaspar Francés
Cartel de la 27 edición de la Feria del Libro de La Habana. FOTO: gaspar Francés

El mes se abrió con la 27 edición de la Feria Internacional del Libro de La Habana, dedicada este año a Eusebio Leal Spengler y con la República Popular China como país invitado. La Feria se celebra en la Fortaleza de San Carlos de la Cabaña y se paga por entrar.

Entre las novedades: dos historietas de Elpidio Valdés, creado por Juan Padrón (Matanzas, 1947), caricaturista, realizador de dibujos animados, ilustrador, historietista y guionista. Está considerado 'el rey de la historieta contemporánea en la Isla'.

Portada del ejemplar de Elpidio Valdés presentado en la 27 Feria del Libro de La Habana.
Portada del ejemplar de Elpidio Valdés presentado en la 27 Feria del Libro de La Habana.

Elpidio Valdés es un personaje de la guerra de independencia, creado en 1970. "Yo sabía mucho de los vaqueros y de los indios siux, de las praderas, sabía qué era un Winchester, sabía dibujar un soldado americano, pero no a un mambí", declaró Juan Padrón, que trabaja en una nueva edición de El Libro del Mambí y piensa en hacer otros largometrajes con las primeras historietas de Elpidio Valdés.

La Feria del libro habanera se cerró el día 11 con 445.000 visitantes (29.000 más que en 2017); 2.690 'acciones literarias' en las 22 subsedes; con la participación de 463 representantes de 43 países y la adquisición de unos 353.000 ejemplares (52.000 más que en la edición anterior), según los datos publicados en el Granma del lunes 22, haciéndose eco del balance del presidente del comité organizador de la Feria, Juan Rodríguez Cabrera.

Pintada de Elpidio Valdés en una escuela. FOTO: gaspar Francés
Pintada de Elpidio Valdés en una escuela. FOTO: gaspar Francés

Béisbol: la Serie del Caribe

Pero a los cubanos les interesa también otras cosas, como es el béisbol y la 60 edición de la Serie del Caribe celebrada estos días en Guadalajara (México), en la que por segundo año consecutivo los Alazares de Granma se han quedado a las puertas del triunfo. Tras tres victorias, el equipo cubano fue eliminado por la República Dominicana, que disputaría la final frente a Puerto Rico.

Muchachos jugando al beisbol por la noche en la calle. FOTO: Gaspar Francés
Muchachos jugando al beisbol por la noche en la calle. FOTO: Gaspar Francés

La eliminación en semifinales del equipo de pelota, que estrenaba seleccionador -Carlos Martí- ha suscitado debate y, sobre todo, por la nueva filosofía de juego desplegada.

También el boxeo es un deporte con sus seguidores en Cuba, como lo demuestra el interés por la VIII Serie WSB celebrada en La Habana.

Instalaciones deportivas. FOTO: gaspar Francés
Instalaciones deportivas. FOTO: gaspar Francés

Aunque a penas se ve a jóvenes jugar al fútbol -y sí al béisbol- en la calle, son miles y miles los cubanos los que lucen camisetas del Barça y del Real Madrid; bastantes más de Messi que de Ronaldo.

Partidillo en un parque de Camagüey. FOTO: Gaspar Francés
Partidillo de futbol en un parque. FOTO: Gaspar Francés

La salida del aeropuerto de Madrid fue a las 13.30 horas, el miércoles 31 de enero, y la llegada a La Habana antes de las 19 hora cubana, del mismo día. Tras pasar los controles aduaneros, al hotel en un taxi, en el que además del chófer se cuela el que parece propietario del carro. Un hombre de cierta edad que viste un traje tres tallas más grandes que su pequeño cuerpo requiere y que se suelta con un  "españoles de la Madre Patria": "No hay pintada una sola raya en la calzada. Dicen que por culpa del bloqueo. Pero el bloqueo es el Gobierno".

Compártelo, apoya el proyecto

ÚltimoCero | Hazte cómplice HAZTE CÓMPLICE

No hay comentarios