Hay madres y madres.

Hay madres y otras madres.

Hay madres alérgicas al talco de bebé.

Hay madres que no quieren cocinar pensamientos mientras preparan la cena.

Hay madres que dicen palabrotas y sin embargo son expertas en perfeccionar caligrafías.

Hay madres que no saben hacer trenzas ni coletas premium pero improvisan una suerte de cheminova en la cocina en cualquier momento.

Hay madres que aman a otras madres.

Hay madres que no eligen a ningún padre.

Hay madres con bata de guata y madres con sexi kimono japonés.

Hay madres eau tortilla de patata y madres de perfume finolis.

Hay madres muy punkis y cursis de manual.

 

Hay madres que beben los vientos por sus retoños, empero necesitan una cervecita con la cuadrilla para mantener el humor.

Hay madres que pierden la paciencia en el ring mañanero, si bien después cantan los mejores hits al oído.

Hay madres que quisieran irse de cuando en cuando a la Patagonia, donde nadie pueda desgastar su nombre, mas regresan de su abstracción y colocan un sonoro beso en la mejilla pequeña y amadísima.

Hay madres gatas, que se van por los tejados, maúllan a un cielo y no se casan con ningún gato tranquilo, pero AMAN con todo el empaque de la gata libre y feliciana.

Hay madres sol y madres lluvia, madres montaña de sentimiento y madres río de vivir.

Hay madres que no acunan pero mecen con sus versos recónditos universos infantiles.

 

Hay madres …

 

Las mujeres hemos parido a toda la humanidad.

Solo tu puedes impedir que esto se acabe

Compártelo, apoya el proyecto

ÚltimoCero | Hazte cómplice HAZTE CÓMPLICE

No hay comentarios