El que busca la verdad corre el riesgo de encontrarla”. Isabel Allende.

 

Las mujeres no lo tenemos fácil. Ni en los libros ni en la vida. Nuestra invisibilidad es tradición y nuestras contribuciones al arte, a la ciencia, a la historia, a la literatura es como si no existieran. Suelen ningunearse.

Claro que decir algo así en esta sociedad de estadísticos y encuestas puede parecer mentira, inverosímil o, más bien, una rabieta de feministas locas. Así que, continuando con el “pecio” de la semana pasada, nos parece interesante seguir investigando, planteando hipótesis y manejando datos concretos que nos permitan sacar conclusiones sobre el tema.

Un temazo.

Y es que quienes han investigado acerca de la presencia de la mujer en el arte (pongamos por ejemplo el MAV-Mujeres e las Artes Visuales) han descubierto, muchas cosas que ya se sabían. Prima: que a pesar de que las mujeres son mayoritarias en las Facultades de Bellas Artes y en las licenciaturas finales, tienen menos presencia e museos, exposiciones, jurados, ferias de arte, premios, etc. Y lo mismo podría decirse en relación con las investigaciones en el mundo de la ciencia, la economía, la medicina.

Frente a este panorama, mucha gente (sobre todo mujeres) se ha interesado por saber qué es lo que pasa realmente en los premios literarios, quiénes ganan más premios, quienes forman parte de los jurados y si se cumplen las leyes europeas y en concreto, la Ley de Igualdad Efectiva[1], y más concretamente todavía los artículos 11 y 26.

Confirmar si tiene base lo que sabemos (desglosado en varios puntos en el art. Anterior) ha llevado a NIEVES ALVAREZ, autora de este estudio a analizar “todas” las convocatorias en los 48 concursos de los que se disponen de datos desde su creación hasta 2016 analizando factores como: poetas, libros premiados, composición de los jurados, implicación en la concesión de premios de las editoriales, nivel de cumplimiento de las leyes europeas y, primer lugar, de la Ley española de Igualdad Efectiva.

Los resultados generales de este estudio son desoladores.

Los particulares, también.

Y para muestra, valga un botón:

PREMIO DE POESÍA “JAIME GIL DE BIEDMA”

El premio Jaime Gil de Biedma está dotado con 13.000 euros que se reparten de la forma siguiente: premio “Jaime Gil de Biedma” dotado con 10.000 euros a cargo de la Diputación Provincial de Segovia y un accésit de 3.000,00 euros, otorgado por Bankia. La publicación corre a cargo de Visor (como ocurre por otra parte, en otras 14 convocatorias de Premios, todos ellos “intervenidos” más o menos por esta misma Editorial).

Las conclusiones son las siguientes:

A lo largo de estos años se han convocado un total de 70 premios. En 3 ocasiones se ha concedido ex aequo lo que hace un total de 73 premios posibles. Se ha suspendido en 5 ocasiones (2 por parte del Ayuntamiento y 3 por parte de la Junta) 10 se han concedido a mujeres (Concha Garcia, Esperanza Ortega Martínez, Clara Janés Nadal, Pilar Blanco, Itziar Minués Arnáiz, Ángeles Mora Fragoso, Elisa Martín Ortega, Amalia Iglesias Serna, Anunciada Fernández de Córdoba Alonso-Rivera y Ana Merino).

El resto, 58 premios, han ido a parar a varones.

Ha habido 272 posibles plazas para participar en un jurado de las cuales 6 han sido ocupadas por mujeres: Elena Santiago (una plaza) Fanny Rubio (una plaza) Clara Janés (2 plazas), Cristina Peri-Rossi (2 plazas). El resto, es decir, 266 plazas han sido ocupadas por hombres.

Los jurados lo han sido, normalmente, más de una vez. Los que más veces han participado (durante 26 años) son dos: Emilio Lázaro (secretario del Jurado) y Jesús Garcia Sanchez (Chus Visor)

Destacar que en este premio hay un pre-jurado, responsable de seleccionar los poemarios que serán sometidos a deliberación del jurado. Su composición es la siguiente:

Presidente: Jesús García Sanchez (Editorial Visor); Coordinador: Gonzalo Santoja Gómez; Secretario: Emilio Lázaro Garrido.

Resumiendo: Las 262 plazas posibles de los jurados han sido ocupadas por 41 personas diferentes, de ellas 4 eran mujeres y 37 hombres.

Ni que decir tiene que en este Premio, El Nivel de Cumplimiento de la Ley de Igualdad Efectiva NO SE CUMPLE. (lo mismo pasa prácticamente con todos los demás). Desde el año 2008, el premio Jaime Gil de Biedma tuvo 94 plazas en los jurados. De ellas, 2 fueron ocupadas por mujeres y 92 por hombres. (8 fueron ocupadas por un secretario sin voto). Asi que si no tenemos en cuenta al secretario por no tener voto, el maravilloso resultado de este sondeo daría la asombrosa cifra de 2 mujeres y 82 hombres.

Ni que decir tiene, que el representante de la editorial (Chus Visor o su “propio”) siempre forma parte del jurado.

O sea.

Por último y como aviso a navegantas caso de que tengan alguna curiosidad por saber los Premios a los que NO les merece la pena presentarse (las fotocopias valen una pasta) sugiero que echen una ojeada a este trabajo:

DESCUBRIR LO QUE SE SABE. Estudio de género en 48 premios de poesía. Nieves Alvarez Martín. Publicado por “Genialogías” y Ediciones Tigres de Papel.

Deseo sinceramente que no se les atragante. 

[1] Art 11 Ley Orgánica “Acciones positivas”

Solo tu puedes impedir que esto se acabe

Compártelo, apoya el proyecto

ÚltimoCero | Hazte cómplice HAZTE CÓMPLICE

No hay comentarios