¿Sería correcto decir, esto es lo que ha evolucionado el fascismo español, de aquella Falange Española de las Jons a este Partido Popular de los (Ciudadanos) xoV o es como dice el otrora popular refrán, los mismos perros con distinto collar (en lugar de collar vallisoletano, que aquí fue –ver placa teatro calderón- donde se arrejuntaron aquellos dos, collar sevillano o almeriense el de estos)?

Según cuentan, las (sic, así se llamaban, nada de sarcasmoironía) jons eran los ‘duros’ del fascio español, mientras los de falange eran los ‘señoritos’, o como ahora llaman los de xoV al pp, la “derecha blandita”, muy contentita con su triunfo. Para que Andalucía no pierda lo poco que ha conseguido avanzar en estos treintaitantos sólo puede esperar que estos tres rompan su alianza por no ponerse de acuerdo en el reparto del dinero público a saquear (:

Mientras en Valladolid despedimos el año con menos petardos que en ediciones navideñas anteriores, pero con algún tiro al aire “confianza en el hombre nunca la tengas”, que dice la letra flamenca; que aquel tiro cayó en la arena, estos en las viudas o pajarillos, ya no recuerdo la info radiofónica un tanto liosa como querían liarla en plan –que se dice en los realitis a determinadas personas que en ellos concursan- metemierda del sindicato de policía que vota a xoV con un vídeo fulero ¿racista?/

Un ¿desafortunado? ¿infortunado? Incidente policial pone en marcha una de las aventuras, uno de los cambios vitales más singular jamás llevados a una novela, ‘Los asquerosos’, el nuevo libro de nuestro Santiago Lorenzo; sí, nuestro, porque Santiago ha sido nuestro hombre en el cine (esto de los nacionalismos, locales regionales o paisanales; no hace mucho fui leonés durante una semana. de entrada me revolví un tanto por haberme, ja, considerado hasta entonces ‘castellano viejo’, luego la historia puso las cosas en el antiguo orden: todo venía de esas vainas de ordenar el mapa de las provincias que si León tenía tres o cinco provincias y Castilla la Vieja tantas o cuantas y que si unos textos de enseñanza se acogían a una versión u otra, finalmente me he tenido que acoger a la monárquica, ya ves tú cambiar no es fácil, y eso que ser leonés no tiene nada de malo, son menos rockeros que los de Valladolid, pero oye de allí es Durruti y el creador de Superlópez_-

No es fácil cambiar la manera de ser, pensar. No se me olvidan comportamientos machistas que he tenido a lo largo de mi vida, y que han surgido como de serie, naturales; algunos me han sorprendido en el mismo momento de hacerlos, y asqueado; otros, les he reconocido como tales con el tiempo, vergonzoso. Y aún permanece esa educación machista en mí, la percibo en gestos, pensamientos, actitudes. Procuro su eliminación por mi cuenta y con la ayuda del arte, de artistas que con sus obras procuran cambiar esos esquemas mentales, no desde los mensajes, sino desde la forma –y cierto apoyo de los sentimientos-, como intenta Santiago Lorenzo, del que espero su próxima novela para seguir eliminando[

26 DE ENERO EN EL LAVA.

Mientras espero la llegada del 8 de Marzo, recuerdo el del 2018 con el colectivo Flo 6x8 (http://flo6x8.com/) y sus cantes (la idea que pueda tener xoV del flamenco, andará entre chiringuito para turistas y la Rosalía que ensalza la prensaradiotv afín a estos ultracentroderecha, ¡véis una catalana que hace algo tan español como el flamenco ergo Cataluña es española! –la otra parte, también tiene su versión afín de la cantante del momento: “La Bbc destaca la catalanidad de Rosalía”, dice prensa nacionalistaindenpendistacatalana sobre unos premios en los que participaba la chica-, un malquerer se mire como se mire. Ay, Rosalía).

No hay comentarios