Generación perdida

Hemos sido afortunados. Nacer a este lado del mundo es lo que tiene... No somos refugiados de Siria ni nos han obligado a trabajar en...

El no de las niñas

Ayer me desperté muy sobresaltada. En medio de una de esas historietas oníricas malignas que de cuando en cuando se escriben en la noche. De manera...

Se acabó

Amo a los hombres. Amo a las mujeres. He amado a algunos hombres y a algunas mujeres. No guardo rencor a ninguna de mis...

Mamá mercromina

Mi madre.

 Mi madre no canturreaba. Era una madre castellana, llana, llana.
 Mi madre sin embargo, te sostenía con su sola presencia, todo un baluarte en...

Nos robaron el pan y la sal

“No hay historia muda, por mucho que la quemen, por mucho que la rompan, por mucho que la mientan, la historia humana se niega...

Amor de madre... de dragones

Está llegando. Y no nos referimos al invierno precisamente. Hablamos del fenómeno televisivo que lleva desde su estreno, allá por el 2011, en primera...

Fidelis infeliz

Al ser humano le han contado un cuento, un cuentito chino que se ha aprendido de "pe a pa". Es más, lo ha aprehendido,...

Las chicas son guerreras

Cierto principito volvió del cole con una duda existencial de esas que traen cola y siempre apunto en la libreta de “Tribulaciones interiores infantiles,...

Si Cervantes levantase la cabeza

Ayer mi adorable sobrina Lucía me envío el siguiente whatsapp: “mmbnn!!!” No, no se trata de que hable valyrio ni de que esté aprendiendo ruso. Era...

Enrojando mi alma

La providencia me ha regalado una ocupación alimenticia diaria maravillosa. Soy trabajadora social en un servicio de teleasistencia. Este empleo obliga a dos cosas: un trabajo...

Comunidad últimoCero

¿Olvidaste tu contraseña?

– Hazte cómplice