sábado, 18 agosto 2018

Pequeñas digresiones filosóficas: Martin Luther King tuvo un sueño

Si protestáis valientemente, pero con dignidad y amor cristiano, cuando los libros sean escritos en generaciones futuras, los historiadores harán una pausa y dirán:...

Pequeñas digresiones filosóficas: Soren Kierkegaard y su oración existencial

“ Saber hacer del amor algo absoluto, delante de lo cual todo lo demás pierda su valor, es absolutamente necesario”  Soren Kierkegaard Muy de mañana, paseaba...

La primera Guerra Mundial o la gran alienación

Doblados como viejos mendigos bajo bolsas, chocando las rodillas y tosiendo como viejas, maldecimos a través del lodo. Hasta darle la espalda a las condenadas bengalas y empezar...

Carta y exhortación. Respuesta a Carlos Barrio

"Afuera, el mundo parecía frío, aun visto a través de los cristales de la ventana. En la calle, tenues torbellinos de viento agitaban en...

JFK, causa abierta

“Estos hombres cambiaron el mundo, y todos nosotros podemos también. Pocos cambiarán por sí mismos el rumbo de la historia, pero cada uno de...

León Felipe, el poeta que quiso ser Prometeo

A León Felipe, a todos los poetas que fueron y son acallados, censurados, encarcelados, asesinados, despreciados, exiliados….a todos ellos. A Lorena, a la amistad que...

Bécquer en Toledo y el trasiego de las sombras

A Yolanda, mi gran amiga de Sabadell, ojalá que tu afán de vivir en una nación libre y republicana se haga realidad. Tu sabes...

A Pertur, el enigma de ETA

A Pertur y a su familia allá donde se encuentren, ya sea sobre los imposibles pliegues de la tierra de Euskadi, ya sea en...

Meditaciones cervantinas, meditaciones quijotescas

Cambiar el mundo amigo Sancho que no es locura ni utopía sino justicia. A mis sobrinos Manuel y Miguel, esos huroncillos trasteadores , para que...

Todo el poder a los soviets

La experiencia de la guerra, como la experiencia de todas las crisis de la historia, de todas las calamidades y de todos los puntos...

Comunidad últimoCero

¿Olvidaste tu contraseña?

– Hazte cómplice