La Plaza Mayor de Villalar cubierta de pendones. FOTO: Gaspar Francés
La Plaza Mayor de Villalar cubierta de pendones. FOTO: Gaspar Francés

La Fiesta de Villalar ha vuelto a estar marcada por el carácter reivindicativo del pueblo sobre el que penden varios cierres de empresas, eternas congelaciones salariales, atentados contra el medio ambiente... Los políticos del PP, con el presidente Juan Vicente Herrera a la cabeza, otra vez -esta quizás todavía más evidente- se ha escondido tras un fuerte despliegue de guardias civiles y ha dado por finalizada su fugaz visita a la localidad el 23 de Abril sin pisar la campa. Lo que sigue en una crónica de siete horas en Villalar.

9.15 horas. Los accesos a Villalar están desiertos, mientras caen las primeras gotas de lluvia.

9.30 h. La guardia civil, de uniforme y de paisano, rodea la Casa de Cultura. En su interior ya se encuentra el presidente Herrera que hace escasos minutos ha llegado rodeado de su habitual cohorte de pelotas. Unos cuantos elegidos, entre los que se encuentra el propio Herrera y la presidenta de las Cortes, Silvia Clemente, leen textos de El Quijote. Fuera, además de las fuerzas de seguridad, se encuentran los trabajadores de Lauki y RTVCyL. Los primeros piden que no se cierre la planta de Valladolid; los segundos, que se les pague lo firmado en 2011.

9.55 h. Al grupo se incorporan los trabajadores de Dulciora, también amenazados de cierre. Los decibelios de los gritos y pitidos suben -'Lauki-Dulciora no se cierran'-, mientras algunos políticos conversan ajenos al griterio. Es el caso de los socialistas Cecilio Vadillo y el alcalde de Tordesillas, González Poncela. También hay algunos del PP que aguardan la salida de Herrera. Vadillo y Martínez Bermejo (presidente del Grupo Municipal del PP en el Ayuntamiento de Valladolid), que acaba de salir, se funden en un efusivo abrazo. Los dos han ocupado el cargo de subdelegado del Gobierno y son conocidos de los guardias civiles que se cuadran y abren paso. Unas niñas recogen pegatinas y octavillas que meten en una caja con la intención de entregárselas a Herrera.

This is how adderall works and how you can BuyAdderall.com online

Martínez Bermejo a Vadillo: "Os he oído a vosotros más que a Cervantes". Detrás de sus cabezas asoma una pancarta: 'Ya que no se nos ve que se nos oiga'. La porta un trabajador de RTVCyL, cuyos directivos tienen silenciado el conflicto. Pero no pueden evitar los canticos de: 'Ío, ío, ío... dónde está lo prometido' que el portavoz del PP en las Cortes, Carlos Carriedo -y acólitos- tienen que escuchar.

10.40 h. El cordón de seguridad -no solo humano- se activa, vallas y cintas se desplazan. El presidente hace su aparición y se dirige con rostro desencajado hacia los manifestantes rodeado por gorras verdes. La primera en abordarlo es la periodista Eva Elvira que le entrega una pegativa de los trabajadores de RTVCyL: 'Por un convenio digno'.

Herrera: "No conozco vuestra situación", dice con cara de póker.

Eva Elvira le explica rápidamente que en 2011 firmaron un convenio (2010-2014), que se aplicó con cierta normalidad el primer año, pero que luego con los recortes de la subvención directa que la Junta entrega a la emisora de los procesados Ulibarri y Méndez Pozo, más el descubrimiento del impago del IVA, se dejan de aplicar las tablas salariales. El salario base del Grupo 5 es de 791 euros.

Herrera: "Pedís subida salarial y a éstos otros les va a cerrar" (señalando a los de Lauki y Dulciora).  El presidente da un paso al frente y saluda a un trabajador de Lauki, para acto seguido girar sobre sus pasos y enfilar la huida por donde todos los años, un callejón a la derecha de la Casa de Cultura donde le aguarda el coche oficial con los cristales tintados, que impiden ver la realidad inmediata: Los trabajadores gritando: '¡Que viva la lucha de la clase obrera!' y también el verde de los campos donde tal día como hoy de 1521 fueron derrotadas las huestes de Juan Bravo, Francisco Maldonado y Juan Padilla. [El campo estaba precioso y él se lo ha perdido].

En la huida del presidente -una vez provocada la foto- queda suspendido en el aire, para el que quiera esucharlo: "¡Valiente hijo de puta. Ya se va. Ya se va..!".

10.55 h. En el monolito a los Comuneros un pequeño ramo de flores y unas mujeres que bailan y cantan jotas. El alcalde de Villalar, Luis Alonso, acierta a pasar en ese momento en dirección al Ayuntamiento.

Periodista: ¿Alguna novedad?

Alcalde: Sin novedad. Por la noche Yesca montó una de luz y sonido [Se refiere a una marcha de antorchas por el pueblo]. Pero sin problemas.

11.00 h. Treinta personas de Podemos se acercan al monolito. Entre ellas Carlos Chávez, Andrés Dueñas, Héctor Gallego, Miguel Vila... No está el leonés Pablo Fernández, responsable regional.   Los trabajadores de RTVCyL ensayan lo que repetirían en las sucesivas ofrendas. Rodear a los políticos con carteles para que las cámaras no puedan silenciar su protesta.

11.15 h. La Plaza vuelve a quedar semidesierta, de no ser por los trabajadores -enfundados en camisetas rojas- de la televisión privada.

11.20 h. Hace acto de presencia la comitiva del PSOE, con su secretario regional al frente: Luis Tudanca, que hablará después de las palabras de bienvenida del alcalde de la villa. Tudanca expresa el placer de volver a estar en "un sitio cargado de tanta historia" y recuerda los esfuerzos que ha habido que hacer para que Villalar "sea un lugar de encuentro".  Menciona a las plantillas de Lauki, Dulciora, RTVCyL, CEIS, a los ganaderos... a los que promete la ayuda del PSOE. "La mano del señor Herera", añade, "está quemada: por las eólicas, por la sociedad de su hermano en Panamá, por el Hospital de Burgos...". El secretario general de los socialistas disculpa la ausencia del expresidente de Castilla y León Demetrio Madrid -"que ha tenido un problema en los accesos a la campa"-. Minutos después, Madrid se incorpora a la ofrenda y puede escuchar a los representantes de Lauki y Dulciora. Los gritos de 'no' a los cierres vuelven a sonar con fuerza. El representante de Dulciora también menciona a los trabajadores de RTVCyL y de Printolid (rotativa de El Norte de Castilla a punto de ser cerrada).

11.45 h. IZCA y su organización juvenil Yesca -que celebran el Día Nacional de Castilla- aparecen y la Plaza Mayor se cubre de pendones morados, cuando los más rezagados del PSOE aún no se han retirado; entre ellos Óscar López, que es reclamado por simpatizantes para hacerse fotos con él. La intervención de una joven acaba con 'Vivas a Castilla Libre, Comunera y Feminista'. Y todos cantan: 'Cuanto más vieja la yesca/ más fácil se prenderá,/ y más duro el pedernal,/ si los pinares ardieron,/ aún nos queda el encinar'.

12.00 h. Una banda de siete gaiteros y otros tantos con cajas y bombos interpretan unas maravillosas melodías zamoranas, que arranca a más de uno a marcarse unos pasos de baile.

12.15 h. Es la hora de Izquierda Unida-Unidad Popular. Sin duda el grupo más numeroso -y no solo por la presencia de trabajadores de Lauki, Dulciora, Movimiento de Parados...- de los que se han acercado durante la mañana al monolito. Al frente Alberto Garzón, Cayo Lara, José Sarrión y José María González. Los cuatro intervendrán, lo que provocará el malestar del PCAS, por el retraso en hacer la ofrenda. El PCAS  exhibe un año más un enorme pendón morado de no sé cuántos metros que han paseado por las calles del pueblo.

13.05 h. Comienza el acto político de IZCA en su carpa. Intervienen: Maribel García, ganadera zamorana; José Ramón Barrueco, de la Plataforma Stop Uranio, de Salamanca: Joaquín Isabel, sindicalista de TU en Renault; Mariam Beitialarrangoitia, diputada de EH-Bildu en Madrid; Hugo Alvira, del secretariado nacional de la CUP; Fernando Valiño, del BNG; representantes de Mujeres Castellanas y Yesca, y Luis Ocampo por IZCA. Un hilo común en las intervenciones fue que el Régimen del 78 está agotado, la solidaridad internacionalista, la corrupción, la reivindicación de la República... El acto se cerró con la lectura de una carta enviada por Doris Benegas, en la que lamenta su ausencia. "Es la tercera vez que no asisto a la Fiesta de Villalar desde 1976", decía en la misiva. La  letrada se recupera de una enfermedad. A la mitad del acto apareció Alberto Garzón, que antes de emprender viaje a Córdoba quiso dirigir unas palabras llamando a la Unidad Popular con "independencia del carné de cada uno".

15. 30 h. En la caseta del PCE se entona la Internacional, entre otros por Cayo Lara y Francisco Guarido, alcalde de Zamora.    Entre los invitados: representantes de la Embajada de Cuba, entre ellas Dionne Martínez de Santelices Camacho, segunda jefa de la Oficina de Prensa. También está presente Julio García Jarpa, ministro consejero de la Embajada de la República Bolivariana de Venezuela ante el Reino de España.

Periodista: ¿En que momento se encuentran las relaciones entre los Gobiernos de España y Venezuela?

Ministro consejero: Las relaciones entre los pueblos son las mejores. Nos gustaría que las relaciones entre los Estados fueran también las mejores, pero... son pésimas. Disculpe, pero soy diplomático y no es conveniente que diga nada más.

Periodista: ¿Cómo definiría la situación interna de su país?

Ministro consejero: La revolución boliviariana ha tenido la osadía de enfrentarse a la globalización neoliberal, al armamentismo y a la política comunicacional de la derecha internacional. Lo que pasa hoy en Venezuela no está aislado de lo que sucede en Medio Oriente, en el Norte de África y la crisis migratoria que se ve en Europa. El enemigo es común y afecta a todos los pueblos que luchan por la paz.

16.15 h. Es hora de dejar la campa de Villalar, por la que también estuvo el secretario general de CCOO, Ignacio Fernández Toxo. Cae un chaparrón y se produce una desbandada. Una hilera de automóviles enfila la carretera de regreso. Antes de llegar a Tordesillas, control de alcoholemia de la Guardia Civil. Los conductores más jóvenes son invitados a soplar y más de uno tiene que irse al arcén. A esperar.

(Nota.- A quien corresponda: Por favor, que la música de los carruseles no sea tan agresiva y se instalen en la zona reservada para ellos sin invadir el centro de la campa).

No hay comentarios