La concejala de Medio Ambiente, María Sánchez. FOTO: Gaspar Francés
La concejala de Medio Ambiente, María Sánchez. FOTO: Gaspar Francés

Con 30 minutos de retraso por culpa de una “ligera indisposición del alcalde” y casi 20 años después de su privatización, Valladolid ha recuperado hoy la gestión pública del ciclo integral del agua para la ciudad con los votos a favor de PSOE, Valladolid Toma la Palabra y Sí se Puede y los votos en contra del PP en bloque, la única concejala de Ciudadanos y el concejal no adscrito, Jesús Presencio. Con esta decisión Valladolid cierra el grifo a la gestión privada del agua que, desde 1996, ha generado un agujero cercano a los 100 millones de euros por falta de inversiones en la red de abastecimiento y alcantarillado de la ciudad.

“Hoy será un día de fiesta y de celebración para brindar con agua 100% pública” ha dicho Teresa del Cura en representación de la Federación de Asociaciones de Vecinos Antonio Machado al comienzo del pleno celebrado esta mañana y en el que se ha adoptado la que hasta ahora es la decisión de mayor calado adoptada por el nuevo equipo de Gobierno y a la que no pocos cuelgan el calificativo de “histórica”.

La concejala de Medio Ambiente María Sánchez ha sido la encargada de defender los argumentos que sustentan esta decisión “sólidamente fundamentada” con informes técnicos y jurídicos que apuntan que “la gestión directa municipal es la más eficiente y la que garantiza un menor incremento de tarifas en el futuro”.

Sánchez ha recordado lo ya apuntado en diversos informes: “La gestión 100% pública contempla subidas del recibo del agua del 0,9% frente al 1,83% del modelo de gestión mixta o el 2,2% de la concesión” pura y dura.

También ha tranquilizado a la actual plantilla de Agualid sobre los efectos que tendrá la remunicipalización y ha señalado la recuperación de la gestión como “una opción buena para un proyecto de ciudad a largo plazo”. “El agua es un derecho básico. Algo tan esencial debe estar al margen de la lógica mercantil”, ha dicho Sánchez antes de confesar su orgullo por formar parte de un equipo de Gobierno que ha abierto un camino que ahora empiezan a recorrer otras ciudades.

Presencio en una de sus intervenciones. FOTO: Gaspar Francés
Presencio en una de sus intervenciones. FOTO: Gaspar Francés

El concejal no adscrito, Jesús Presencio, ha sido el primero en expresar sus dudas sobre el cambio de gestión ya que “la empresa actual ha demostrado haber puesto en valor el mandato recibido”. “La necesidad de este cambio se suscita aquí (en el Ayuntamiento) no en la calle”, ha defendido Presencio, que ha criticado duramente “carencias” en los informes técnicos en los que el equipo de Gobierno ha basado su decisión.

Pilar Vicente de Ciudadano´s. FOTO: Gaspar Francés
Pilar Vicente de Ciudadano´s. FOTO: Gaspar Francés

La concejala de Ciudadanos, Pilar Vicente, ha centrado su intervención en criticar lo que califica como “un cambio de gestión unilateral por cuestiones ideológicas”. Vicente ha asegurado que el PSOE en este caso está “agarrado por los cinco costados” con sus socios de Gobierno: “Mire más por los intereses de la gente que por la estabilidad de su gobierno” ha reclamado al alcalde.

Vicente ha ofrecido el voto de Ciudadanos al PSOE para asumir la gestión del ciclo integral con una empresa mixta, ha defendido que los beneficios obtenidos por la empresa adjudicataria no han sido elevados (2,5%) y acabdo su intervención inicial asegurando que se podrá brindar “con agua a precio de cava”.

Charo Chavez junto a su grupo: Si se Puede. FOTO: Gaspar Francés
Charo Chavez junto a su grupo "Sí se Puede". FOTO: Gaspar Francés

La portavoz de Sí se Puede, Charo Chávez, que ha comenzado su intervención recordando una resolución de la ONU de 2010 que reconoce el agua como un derecho básico, ha recordado que esta remunicipalización era uno de sus puntos del programa electoral y el déficit de inversión que acumula una red “en el límite de la salubridad”. “El futuro está comprometido por ese escandaloso déficit de inversión”, ha dicho Chávez que ha asegurado que resulta “lamentable escuchar cómo se duda de los informes técnicos” sobre este particular. “A lo mejor es que alguien esperaba llegar a formar parte de algún consejo de administración” ha dicho refiriéndose a la portavoz de Ciudadanos, sin citarla expresamente.

plenoagua5
Pedro Herrero en la bancada del PSOE. FOTO: Gaspar Francés

El portavoz del PSOE, Pedro Herrero, ha defendido la reversión como “la mejor y más eficiente opción”. “El cortoplacismo acaba desenmascarando a los gobiernos mediocres”, ha dicho el portavoz socialista, que ha arremetido contra el portavoz del PP, Jesús Enríquez, a quien ha señalado como responsable de la escaso control de la adjudicataria en los últimos años.

“Usted represalió a funcionarios que estaban encargados de controlar la gestión del agua”, ha señalado el portavoz del PSOE haciéndose eco de la carta abierta publicada el pasado 17 de julio en últimoCero por Luis Matilla Rodríguez ex funcionario municipal responsable del Servicio de Energía y Agua del Ayuntamiento de Valladolid. “Quizás la concesionaria haya sido agradecida con usted, como lo ha sido con los “abrelatas” de su partido, según se acredita en el caso Pokemon”, se apunta en la misiva.

Enrriquez
Carlos Fernández junto a Jesús Enríquez (a la derecha). FOTO: Gaspar Francés

Enríquez, visiblemente molesto con la interpelación del portavoz socialista, ha pedido que su intervención fuera recogida textualmente en el acta, lo que le ha valido un reproche del alcalde, que le ha recordado que así se hace siempre.

El portavoz del PP ha asegurado que la fórmula elegida para recuperar la gestión pública del agua es “un trágala” y ha criticado que los informes no concreten costes laborales y que no se le hayan facilitado el listado de inversiones realizadas en los últimos años en la red de abastecimiento y saneamiento.

Enríquez ha vaticinado que el precio del agua subirá “de forma lineal” en la ciudad y ha criticado en su intervención inicial que no se hayan calculado los beneficios que implica la economía de escala.

María Sanchez durante su intervención. FOTO: Gaspar Francés
María Sanchez durante su intervención. FOTO: Gaspar Francés

A la vista de su intervención, la concejala de Medio Ambiente, María Sánchez se ha pregunta “¿qué mueve a la oposición a hacer de vocero de una empresa privada?”. “¿A quién preguntaron ustedes en 1996 cuando privatizaron la gestión?”, ha insistido Sánchez antes de condensar en 7 puntos su respuesta a las críticas de la oposición: Las alegaciones presentadas por Aquona no se sostienen, según los informes técnicos y jurídicos; el dinero está mejor en los bolsillos de los ciudadanos que en la cuenta de resultados de la concesionaria; sentencias judiciales avalan que sean los funcionarios los que cobren la tasa del agua; las tarifas subirán (menos que con otros modelos), pero se garantizará el suministro a todos los ciudadanos; se mantiene el empleo (seis trabajadores de Agualid no pasarán a la nueva empresa porque ahora hacían trabajos para el grupo empresarial y no para la ciudad) y, por último, ya no habrá que abonar márgenes de beneficio de hasta el 82% en obras realizadas para el Ayuntamiento por parte de la concesionaria.

Bancada del Partido Popular. FOTO: Gaspar Francés
Bancada del Partido Popular. FOTO: Gaspar Francés

En la segunda ronda de intervenciones el concejal no adscrito Jesús Presencio ha acabado asegurando que “este proyecto nace sin músculo y con un esqueleto descalcificado”.

Pilar Vicente, de Ciudadanos, ha vuelto a hablar de razones ideológicas, subida de tarifas y reducción de derechos laborales, además de pronosticar un “externalización del agua por la puerta de atrás”, al referirse a los trabajso que deberán ser subcontratados. “Están nadando contracorriente”, concluyó,

Charo Chávez, de Sí se Puede, volvió a reiterar que el nuevo modelo implica una gestión ética y menos opaca de un bien básico como es el agua, en la que se escuchará la voz de los vecinos. “Es una oportunidad para reinventar los servicios públicos”, dijo Chávez antes de tachar de “delirante y demencial” colocar los intereses económicos por encima de cualquier otra cosa. Chávez reclamó una campaña de publicidad para dar a conocer a la ciudadanía los beneficios del nuevo modelo de gestión.

Manuel Saravia, Oscar Puente y Ana Redondo. FOTO: Gaspar Francés
Manuel Saravia, Oscar Puente y Ana Redondo. FOTO: Gaspar Francés

El portavoz del PSOE, Pedro Herrero, volvió a la carga contra Enríquez recordando que no había despejado las “sospechas” que se planteaban en la carta del ex funcionario municipal que publicó últimoCero. “El único recurso que les queda es embarrar el campo y sembrar miedos”, dijo el portavoz socialista antes de recordar obras relacionadas con el ciclo integral del agua que fueron en su día adjudicadas, incluso con informes en contra, a empresas vinculadas con la caja B del PP o la trama Gürtel. “El ex concejal del PP García de Coca pronto hablará de ello en sede judicial”, dijo Hererro, que reservó para el final una pregunta al portavoz del PP: “¿En calidad de qué recibió usted la semana pasada una carpeta del gerente de Agualid en el hotel Mozart?”.

El interrogante se tradujo en calificativos como “falsario”, “mendaz y mentiroso”, todos ellos dedicados al portavoz del PSOE por parte de Jesús Enríquez. “¿Me va a impedir que hable con quien entienda que es conveniente? ¡Hablo de lo que me da la gana!”, respondió el popular advirtiendo a su homólogo socialista de que “se guardara todas sus insidias” para no acabar en los tribunales.

Enríquez señaló como prueba de control ejercido sobre Agualid estos años los juicios perdidos por la empresa contra el Ayuntamiento y sacó a colación las privatizaciones de servicios acometidas por los socialistas antes de 1995. Sin éxito hizo un último llamamiento al alcalde para que retirara el punto del orden del día y avanzó que en caso de volver al Gobierno municipal se volverá a privatizar la gestión del ciclo del agua.

La votación final agrupó en el bloque del no al PP, Ciudadanos y al concejal no adscrito, mientras que PSOE, Toma la Palabra y Sí se Puede cerraron con su sí, 20 años después, el grifo a la gestión privada del agua en Valladolid.

Salón de plenos esta mañana. FOTO: Gaspar Francés
Salón de plenos esta mañana. FOTO: Gaspar Francés

Y el salón de plenos sigue estando presidido por un crucifijo.


Contenidos relacionados:

No hay comentarios