Concentracion en Fuente Dorada por los refugiados. FOTOS: Gaspar Francés
Concentracion en Fuente Dorada por los refugiados. FOTOS: Gaspar Francés

Más de 30 ciudades de toda España gritaron a pleno pulmón ¡no en nuestro nombre! este 26 de febrero en contra de las medidas adoptadas por la Unión Europea en cuanto a la política con los refugiados de diversas partes del mundo. Esta manifestación europea por los derechos de las personas refugiadas y migrantes, promovida en la ciudad de Valladolid por la organización morada Colectivo Indignado, ha salido a la calle para mostrar su rechazo a un cierre de fronteras, a una Europa Fortaleza y reclamando una acogida humana a todas esas personas que abandonan sus países en guerra buscando un futuro.

En Valladolid, y bajo un escrito en busca de paz y un sonoro rechazo a la guerra, el no cumplimiento de los Derechos Humanos y la pésima gestión del flujo migratorio de personas refugiados en el Estado español, más de cien personas se concentraban esta mañana para alzar la voz y exigir al Gobierno un trato justo, medidas para detener la masacre que ocurre en el Mediterráneo y buscar una solución, en sintonía con otras organizaciones como Red Solidaría de Acogida, Amnistía Internacional o Bienvenidos Refugiados España, para que no se repita las 5000 muertes en el Mediterráneo en el año 2016.

Una de las intervenciones en la plaza. FOTO: Gaspar Francés
Una de las intervenciones en la plaza. FOTO: Gaspar Francés

En dicha concentración, varios de los integrantes de Colectivo Indignado, micrófono en mano, dejaban constancia de su malestar ante el pisoteo de los Derechos Humanos por parte de la Unión Europea en materia de refugiados, creando acuerdos restrictivos que impiden a vidas humanas poder llevar una vida más plácida sin ver correr sus vidas en peligro. Luismi comentaba que "no se puede ser más cobarde, no se puede ser más cínico en la Europa de la democracia y en la de los Derechos Humanos. Tenemos que parar este genocidio".

Pilar Abad leyó el manifiesto para todas las ciudades de España concentradas este día señalado: "Vivimos en un momento histórico y somos conscientes de que los gobiernos europeos están actuando contra el principio de que los seres humanos, sin distinción alguna, deben gozar de los derechos y libertades fundamentales", apuntaba la integrante de Colectivo Indignado.

Charo, deleitaba a las personas allí reunidas con una representación escénica de la propia muerte, esa que está presente en las travesías que se ven obligadas a realizar miles de personas para poder huir de los conflictos de su país, ya que en palabras del propio Luismi "hasta la muerte está cansada de recoger cadáveres".

Intervención de Marcos Abad en la plaza. FOTO: Gaspar Francés
Intervención de Marcos Benito en la plaza. FOTO: Gaspar Francés

Daniel, otro de los integrantes de Colectivo Indignado de Valladolid, comentaba las claves del acuerdo que ha tomado la Unión Europea en materia de refugiados: "Construyen muros cada vez más altos, con más alambrada. Pagan 281 millones a la agencia europea que se encarga del control de las fronteras mientras le dedica 69 millones a la oficina europea de ayuda a la vida". Para cerrar el acto, y tras las intervenciones de varias personas en micrófono abierto, comentando su malestar y vivencias personales, Mercedes Pastor cerraba la concentración con una lectura de Marta Sáez donde se recogen testimonios de los que viven en primera persona la dureza de esta represión por parte de la Unión Europea: "Amin, es paquistaní, dos días después del acuerdo pactado entre Turquía y la Unión Europea se entregó a las autoridades griegas. Espera con un ramo de flores y una nota de despedida para María, una voluntaria independiente. Amin no quiere regresar a Turquía, prefiere morir" , vivencia de, como muchos otros, sufren en sus carnes la política de la Unión Europea".

No hay comentarios