Una de las actuaciones en Plaza Portugalete. FOTO: Jorge Ovelleiro
Una de las actuaciones en Plaza Portugalete. FOTO: Jorge Ovelleiro

La primera jornada callejera del TAC 2017 recupera el espíritu que año a año se vive esta semana. Aglomeraciones para ver los espectáculos, programas subrayados en manos de locales y foráneos, esperas infinitas para conseguir uno de los ansiados sitios de las gradas de la plaza Mayor o tránsitos de uno a otro espacio de Portugalete a San Miguel. El TAC ha arrancado ya en las calles de Valladolid y, a la vista de la cantidad de público, la ciudad tenía ganas de que la cita llegara.

Los espectáculos de clown han sido protagonistas de esta jornada, como la compañía Pass & Company que ha hecho una reivindicación del teatro payaso frente a las personas que recurren a su arte para el entretenimiento de los más pequeños mientras los mayores disfrutan de un tiempo sin niños: "¿Un adulto no tiene derecho a que le cobren el 21% por su risa?", bromeaban con tino los payasos.

Los transeuntes escudriñaban sus ejemplares del Comediante a la búsqueda del siguiente espectáculo o debatiendo sus preferencias, pero el programa no daba tregua y las actuaciones se sucedían sin pedir permiso al reloj. En la plaza Mayor Los Excéntricos hacían desternillarse al público mientras brindaban con cava catalán dando la bienvenida a los asistentes a esta plaza "con Casa Consistorial, banco Santander y mucha gente".

Entre tantos espectáculos, la compañía Vaques repetía este año tras su premio el pasado en la sección OFF. De hecho, al finalizar su espectáculo, han querido reivindicar esta sección del festival en la que los artistas tienen que pasar la gorra al finalizar el espectáculo, como hicieron ellos la pasada edición, para así poder cobrar por su trabajo al no pertenecer a la sección oficial.

No hay comentarios