Presentación en la Sala Concha Velasco del LAVA el documental Nous. La evolución del pensamiento (Henar Rodríguez y Christian de Hugo, España, 2019). Foto: foto_lg@yahoo.es
Presentación en la Sala Concha Velasco del LAVA el documental Nous. La evolución del pensamiento (Henar Rodríguez y Christian de Hugo, España, 2019). Foto: foto_lg@yahoo.es

En francés nous significa nosotros, pero en la filosofía griega el “NOUS” es el conocimiento, una construcción cultural que comenzó a dar respuesta a los problemas humanos y a la concepción del mundo que -en oposición al mito- supuso el nacimiento de la filosofía. Ese doble sentido conforma la razón del filme Nous, una obra realizada en centros francófonos y que tiene en su origen la puesta en marcha de talleres de pensamiento filosófico para alumnado de infantil, secundaria y bachiller en el Liceo Francés de Valladolid.

Ayer domingo 20 a las 19.30 se presentó en la Sala Concha Velasco del LAVA el documental Nous. La evolución del pensamiento (Henar Rodríguez y Christian de Hugo, España, 2019), ha sido rodado en el Liceo Francés de Castilla y León de Valladolid y en el centro Les Joyeux Bambins de Burkina Faso. La directora Henar Rodríguez en la presentación hizo hincapié en la trascendencia del pensamiento como motor de la acción humana y el cambio; también en como la psicología evolutiva no conoce de culturas ni de géneros en la aventura de que el niño construya su saber y alcance el pensamiento lógico formal. Por su parte Christian de Hugo reconoció la implicación de los centros con especial atención al profesorado que puso en marcha los talleres de pensamiento filosófico: Stéphanie Levassort, Dorine Bertrand, Marion Brisse y Semi Sou.

Acostumbrados a festivales específicos sobre vídeo educativo y escolar, algunos tan interesantes como Cinema Jove, que un audiovisual educativo tenga cabida en la presente edición de Seminci resulta de gran interés. Asimismo, que la investigación y la labor educativa se convierta en un documental es algo llamativo que ha dado grandes obras al cine documental, siendo la mas importante A class divided (William Peters, USA, 1985) centrada en el trabajo de la profesora y activista de la igualdad racial Jane Elliott, que en su escuela de Riceville (Iowa) experimentó en los años sesenta sobre como la segregación convertía en genios o torpes a su alumnado.

El filme refleja la evolución del autoconcepto, la percepción, la verdad, el conflicto o el amor a lo largo del crecimiento humano. Desde el punto de vista pedagógico, la cinta supone una herramienta para demostrar la hipótesis de que la construcción del pensamiento es un proceso evolutivo, inherente a la evolución y crecimiento del individuo, por encima de la sociedad, la economía y la cultura.

Al público le llamará la atención y le hará sonreír la frescura de los más pequeños y sus aseveraciones que en realidad encierran importantes lecciones de psicología social. O le sorprenderán las diferencias morales de los adolescentes de Valladolid frente a los de Burkina Faso, fuertemente socializados en ambos casos, cuando -en esencia- participan de los mismos miedos y las mismas actitudes vitales.

Respecto a la realización destacar la fotografía y realización de Miguel Ángel Pascual, más pobre en el caso de las escenas realizadas por una segunda unidad en Burkina Faso. Pero en líneas generales, estamos ante un buen documental, que posee una dimensión educativa que puede tener una gran proyección tanto en otros certámenes específicos sobre cine educativo, como en congresos sobre filosofía y pedagogía.

No hay comentarios