Cartel del II Encuentro Flamenco.
Cartel del II Encuentro Flamenco.

El baile es el protagonista del II Encuentro Flamenco de Valladolid, que se celebrará el 21 de mayo en el Auditorio de la Feria de Muestras. Una cita, como la anterior edición, organizada por la compañía flamenca vallisoletana ‘Sentidos’, y con la misma intención: dar a conocer los nuevos nombres, que ya son figuras, del baile flamenco actual.

Alfonso Losa, La Lupi, María Juncal, bailaor y bailaoras de este siglo XXI, representantes de lo que se entiende por baile flamenco, el que empezó a definirse como tal a principios del siglo XX con nombres como Pastora Imperio, La Argentina, Argentinita, Vicente Escudero, el que deslumbra a la audiencia internacional.

El que se academiza, se profesionaliza a partir de los años 50 (Pilar López, Antonio) y alcanza su máxima expresión en los 70 de la mano de Mario Maya, Antonio Gades, El Güito, maestros y referentes a su vez de esta generación de bailaores participantes del II Encuentro Flamenco vallisoletano.

Pero en los antecedentes también están presentes Carmen Amaya, Farruco y familia y otros bailaores y bailaoras de lo que se ha dado en llamar ‘baile gitano’, el baile donde prima lo espontáneo, la intuición, lo ‘salvaje’, la calle. De esta conjunción –férrea disciplina para ajustarse al canon y espontaneidad- estos bailaores practican un baile más libre que permite desarrollar su personalidad, su creatividad, sin repetir lo hecho por sus antecesores y maestros, pero sí a mantenerlo.

La trayectoria de Alfonso Losa (Madrid, 1980) hasta montar sus propias coreografías se inicia entre el aprendizaje con bailaores ‘académicos’ como El Güito, Manolete, Rafael de Córdoba y las colaboraciones con la generación de su juventud, Belén Maya, los tocaores Gerardo Núñez, Niño Josele, Tomatito; los cantaores Guadiana, Montse Cortés o Enrique Morente, que cuenta con él para el 20 aniversario de ‘Omega’ y para el disco ‘Pablo de Málaga’.

En 2008, Losa gana ‘El Desplante’, premio que distingue al mejor bailaor en el Concurso Internacional del Cante de las Minas; dos años antes el galardón había recaído en María Juncal. Nacida en Gran Canarias, de familia gitana y flamenca, aprendió de casi los mismos bailaores ‘académicos’, al tiempo que alternaba con otro tipo de obras, del ballet clásico o moderno. Su última coreografía es ‘El encierro de Ana Frank’.

‘Mudanzas’ es el nuevo espectáculo que presentará, el 11 y 12 de junio en el ciclo Flamenco Madrid, La Lupi (Málaga, 1971). Su trayectoria comienza de niña y está jalonada de nombres similares a los de sus compañeros del Encuentro vallisoletano; puede que más, en un listado donde aparecen las figuras del momento del cante, el toque y el baile. Un público más amplio la descubre en la gira de Miguel Poveda presentando su disco ‘Artesano’.

Rubén Borjas y Elisa Gabarri la Mimi comparten el mismo sentido de baile que el bailaor y bailaoras citados, con quienes compartirán escenario este sábado. Y que también han sido sus maestros, así como algunos de los maestros de estos (El Güito, Manolete, La Tati). Con este bagaje crearon la Compañía Sentidos y el Centro Flamenco del mismo nombre, donde transmiten a otras nuevas generaciones el baile flamenco, “de verdad”, “puro”. Y lo hacen en su Valladolid natal.

A ellos dos se debe la celebración del Encuentro Flamenco; sin subvenciones, de su propio esfuerzo y pasión por el baile flamenco. Una cita con el deseo de mantenerse y que la afición vallisoletana, y el público en general, pueda seguir conociendo a los bailaores que están protagonizando el flamenco actual, el de aquí y ahora, como se dice.

No hay comentarios