Un momento de la actuación de Los Boozan Dukes.
Un momento de la actuación de Los Boozan Dukes.

En Los Boozan Dukes conviven españoles, italianos,  norteamericanos, ingleses, malteses... que decidieron reunirse hace menos de dos años para hacer una música que viene de muy atrás y de muy lejos. La base de su repertorio es el gospel, el blues... Los ritmos son los surgidos en un continente como África y trasladados (a la fuerza) a Estados Unidos. Pero si algo caracteriza su estilo es el mestizaje del swing, el stomp y voodoo blues o el lindy-hop.

Evidentemente el Pisuerga no es el Misisipi ni Valladolid es Nueva Orleans. Sin embargo, la música es capaz de comunicar sentimientos universales por muchas fronteras que quieran levantar. Escuchar en directo a Los Boozan Dukez es dejarse llevar por ritmos ancestrales que incitan al baile, o como mínimo, dado el serio carácter de los pobladores de estas tierras, al movimiento imparable de los pies.

La actuación de Los Boozan Dukes ayer, en la plaza de la Rinconada, fue seguida por numeroso público que disfrutó con su música... mientras a escasos metros se ofrecían espectáculos circenses. La organización del TAC debería prestar mayor atención a la música a la hora de la programación. Más si está en línea con la de Los Boozan Dukes que en la calle tiene mucho de su razón de ser. De entre la larga lista de espectáculos programados sobra con los dedos de una mano en los que la música es parte fundamental de los  mismos. Además de Los Boozan Dukes... El Niño de Elche, Teatro Che y Moche, la soprano Paula mendoza y La Banda de Otro.

Los Boozan Dukes que están en Valladolid lo componen: Paul Sessions (líder, trompeta y voz que pasa por un gramófomo roto), quien dice descender de un predicador... Durante la actuación anuncia el regreso de Cristo a la tierra no con fuego sino cargado de barriles de vino. Con él:  Emma Gawlinski (saxo tenor y flauta), Mattia Sinigaglia (guitarra dobro), Quico Hernández (washboard) y George Arnold (contrabajo), este último incorporado recientemente y que no aparece en la grabación del disco 'Creole Stomp', en el que participan otros dos músicos, y que es un buen soporte para revivir sensaciones del directo.

Todavía hay posibilidad de disfrutar con  Los Boozan Dukes hoy viernes, a las 21.00 horas y mañana: a las 12.30 horas en Platerías; a las 18.30 y 20.30 horas en Fuente Dorada. La despedida la harán el domingo, a las 13.15 horas, en San Benito.

No hay comentarios