Óscar Astruga.
Óscar Astruga.

Hace unos días celebrábamos Popova Ensemble con el apoyo del ayuntamiento de San Pelayo un concierto “de amigos” dedicado a Pancho García, músico vallisoletano que vivió allí una temporada…juntamos un buen puñado de gente: familiares, amigos, interesados en la música…habitantes de San Pelayo de todas las edades. Entre los asistentes estaba un sobrino de Óscar Astruga que ya nos dijo que estaba seriamente enfermo…pero siempre había sido fuerte y había salido incluso de graves accidentes, confiábamos.

Incluso le envié un mensaje de apoyo, que supongo no ha podido leer ya. Óscar tendría cerca de los 65 años, pero tuvo desde los primeros setenta la vocación muy clara: ser batería de rock. Estaba continuamente con un par de baquetas “haciendo muñeca” como decía él. Fue de los pocos músicos vallisoletanos de la época que no se refugiaron en la “música de baile” – discotecas, orquestas- para poder financiar su equipo…Tor Santamaría tampoco lo hizo, el resto – Luis Moraleja, Pancho García, Miguel Orrasco, Arturo Aránega y otros tuvieron que hacerlo para poder pagar equipos carísimos para nuestras economiás-. Tanto da, todos ellos y sus amigos nos veíamos casi a diario en algunos de los locales de ensayos – Delicias fundamentalmente- o buhardillas – zona centro y semicentro- que por precios muy bajos se alquilaban para ensayar y verse un rato…los menos músicos frecuentábamos estos locales – en mi caso, ya en Teloncillo, me dejaban equipo y guitarras mejores que las que tenía, muy elementales-.

En mi opinión había tres personas de este círculo que lo tenían muy claro: Luis Moraleja (34, es un chiste entre nosotros) Tor Santamaría y Oscar Astruga. Los tres tenían un gran talento musical – componían temas muy complicados- e instrumental. Luis fue a Madrid y colaboró con grupos y cantantes de La Movida, ahora jubilado, espero rescate esta faceta vital y musical, al menos remasterizando en su estudio mucho del material que tiene.

Tor y Óscar se quedaron en Valladolid y formaron parte de sucesivas bandas de rock progresivo local: Teja Enmohecida, liderado por Pablo García Blanco y después Mercurio..por estos grupos pasaron muchos de los músicos que querían hacer rock progresivo en la ciudad. Su repertorio fue fundamentalmente una mezcla de temas de Jethro Tull, King Crimson y muchos temas propios en esa línea. Hay un excelente libro: Música para la Libertad de Eduardo G. Salueña que habla de estos músicos y bandas: Asturcón, Crack, Bloque, Mercurio…y dedica algún párrafo a la escena progresiva vallisoletana como una de las más relevantes del norte peninsular.

Después vendrían, en el caso de Oscar importantes colaboraciones con Miguel Orrasco, Piti, Manolo Trujillo y May Oporto y la formación de Qloaca Letal con Carlos Crespo, Juan Carlos Martín (Teatro Corsario) y Rocky Kraken, que escribieron uno de los himnos del Valladolid duro y oscuro: Pucela Cloaca Letal.

Era un callejón sin salida musical aquel Valladolid de los primeros 80. Debías compaginar varias actividades si querías vivir de la música y Oscar siempre tuvo una vocación “madrileña”…allí pudo trabajar con Las Grecas, Mecano – su gran lanzamiento profesional- Vicky Larraz, Luis Mendo, Aute, Andreas Priwitz, Suburbano…que yo sepa.

Pude asistir – yo ya vivía en Vitoria- a un concierto en Cantarranas que hacían Óscar y Juan Carlos Martín, dos musicazos que a parte de su instrumento – batería y guitarra- dominaban todos los midis y secuenciadores y baterías programadas que les echaran…no vi el de Piti con Oscar en Porta Caeli, creo…viajes.

Y ya, por que el tema duele mucho y me hubiera gustado hablar de Robert Fripp y el King Crimson actual con él…imagino que donde esté se tirará de cabeza a formar un grupo musical…y si encuentra a Tor, como en el más allá parece que no te cansas, se armará una jam batería-flauta impresionante…aquí abajo nos conformaremos con su recuerdo y con la idea de rendirle un homenaje sencillo, amistoso y espero que también musical…

Dejo muchas personas en el tintero, pero los recuerdos a veces hacen daño.

Un abrazo, Osquítar…que la tierra te sea leve.

1 comentario

Comments are closed.