Acción de CNT a las puertas de Mango esta tarde en Valladolid. Foto: úC
Acción de CNT a las puertas de Mango esta tarde en Valladolid. Foto: úC

CNT Valladolid se ha sumado hoy a la campaña de boicot a Mango en solidaridad con las compañeras que fueron denunciadas a raíz de su participación en la huelga general feminista del pasado 8 de marzo en Gijón.

Un reducido grupo de activistas ha desplegado una pancarta a la puerta del establecimiento y han repartido octavillas explicando la situación a los viandantes ante la atenta mirada de la Policía, que ha identificado a uno de los participantes en la protesta.

Según explica CNT en un comunicado, durante la jornada del 8M, como en cualquier jornada de huelga, se realizaron muchos piquetes informativos en un gran número de localidades, entre ellas Gijón.

“Allí, un bloque de mujeres recorrió decenas de establecimientos de la cuidad repartiendo panfletos informativos a las trabajadoras sobre su derecho a huelga y coreando consignas feministas de clase. La jornada transcurrió sin incidencias hasta que el piquete informativo llegó a la tienda de MANGO, donde el encargado intentó impedir que entrásemos, increpando y agrediendo a algunas de las compañeras que pretendían repartir octavillas a las trabajadoras”, comenta el sindicato.

Este individuo avisó después a la policía y nos persiguió durante más de una hora por las calles de la ciudad sacándonos fotos. Zarandeó a una de las compañeras, pero él a ella. Si él es el denunciante, no sabemos qué agresiones alega porque por nuestra parte no hubo. No le dimos importancia y seguimos con la pancarta por otras tiendas. Días después la policía detuvo a una compañera en su domicilio y citó a declarar a dos más que acudieron a comisaría arropadas por personas que manifestaron su rechazo al acoso hacía las compañeras”, relata CNT, que asegura que “agresiones machistas como esta que denunciamos no pararán la lucha”. Como tampoco lo harán las “intimidaciones policiales, ni la represión a la que se están viendo sometidas las compañeras detenidas en Burgos o Barcelona durante un piquete informativo también el 8M”.

A CNT la reacción de Mango no le extraña: “Representa a la perfección aquello contra lo que miles de mujeres luchamos el día 8 de marzo. Mediante la moda, ha contribuido a imponer un modelo de belleza contranatura, bajo condiciones laborales abusivas en el comercio, por no entrar ya en las condiciones de quienes producen su ropa”.

No hay comentarios