Concentración de esta tarde en Fuente Dorada. Foto: Gaspar Francés
Concentración de esta tarde en Fuente Dorada. Foto: Gaspar Francés

El cuestionamiento de la violencia institucional contra las mujeres víctimas de violencia machista ha protagonizado hoy la concentración que cada 25 de cada mes convoca ADAVASYMT en la Plaza de Fuente Dorada, donde también ha habido un recuerdo para la última víctima mortal, tiroteada por su marido en Astorga y críticas al actual equipo de Gobierno municipal por no haber contado con los colectivos sociales a la hora de diseñar la campaña de Fiestas contra el acuso sexual.

En la concentración, en la que han participado concejales del Ayuntamiento, se ha leído un comunicado en el que se dice que “las leyes españolas, además de androcéntricas, vienen siendo cínicas e injustas, de tal manera que tenemos delante un proyecto de ley sobre custodia compartida impuesta que pretende seguir manteniendo la autoridad del varón sustentada indirectamente por sus mayores ingresos”. “Es esta misma justicia la que nos mantiene dependientes de la buena voluntad de los hombres con bajísimas e incobrables pensiones alimenticias, la que no es capaz de garantizar la integridad de nuestros cuerpos, y la que cuestiona continuamente nuestra credibilidad al tiempo que nos reconoce como sujetos de derecho”, se ha indicado.

“Ejemplos documentados de mujeres que han tenido que soportar el peso mediático y judicial sobre ellas y no sobre su agresor los encontramos por doquier”, se ha recordado antes de contar el caso de Susana Guerrero, “que con doce años cayó víctima de un depredador sexual que la maltrató y violó continuadamente durante años, él fue a prisión por estas agresiones pero, a pesar de ellas, a los pocos meses, fue puesto en libertad y, aunque tenía una orden de alejamiento, contactó con Susana sin ningún tipo de limitaciones, secuestrándola del centro de menores en varias ocasiones, siendo interrogada, en una sociedad escandalosamente machista como la nuestra, sobre por qué accedía a subir a su coche, en vez de preguntarle a él por qué la violaba y maltrataba, cuando él tenía 35 años y ella 13”. “Tras ser puesto en libertad y secuestrarla, ésta quedó embarazada, pasando su violador y padre biológico a tener Derechos legales sobre la criatura, hasta que sucedió algo fácil de prever, el depredador acabó agrediendo sexualmente también a la niña. Es entonces, cuando al denunciarle Susana por las violaciones y abusos hacia su hija, la Fiscalía de Talavera de la Reina pidió para ella, en 2016, dos años de cárcel por presunta denuncia falsa. Susana, finalmente, se libró de ir a prisión por el testimonio de su hija, pero por el camino, ha tenido que sobrevivir a años de una justicia que no hace gala a su nombre, y tendrá que enfrentarse nuevamente a ella, pues ha incumplido durante cuatro años el régimen de visitas para proteger a la niña y mañana, día 26, será juzgada por ello”, se ha relatado.

“Algunas personas pensarán que estamos narrando el argumento de una película de terror, pero la historia de Susana no es ficción, ni es un caso aislado, ni sucede en un país lejano fuera de Europa, esta historia está tan cerca que el pederasta, Susana Guerrero y su hija podrían ser nuestras vecinas, esta historia pide a gritos un análisis urgente el sistema judicial y de menores en España, esta historia exige que cuestionemos a quien cuestiona antes a una víctima que a un maltratador, aunque lleve toga, y esta historia pide que no descansemos hasta lograr que la justicia sea lo que de verdad se dice de ella: la que emana del pueblo, y el pueblo somos todos y todas”, se ha explicado antes de reclamar la absolución de Guerrero.


Noticias relacionadas:

Denuncian “malestar” y “preocupación” ante la forma en que se elaborado el programa de feria y fiestas de Valladolid

No hay comentarios