Fachada de la Sociedad Municipal de Suelo (VIVA).
Fachada de la Sociedad Municipal de Suelo (VIVA).

Pilar Vicente, Portavoz de Ciudadanos en el Ayuntamiento de Valladolid, ha pedido hoy al concejal de Urbanismo, Manuel Saravia, que dé las explicaciones oportunas de “por qué decidió unilateralmente subir el sueldo a dos trabajadoras de la Sociedad Municipal de Suelo y Vivienda”, VIVA, algo que “supondría una extralimitación en sus funciones y un incumplimiento del procedimiento legal oportuno”, ha señalado la portavoz.

Vicente ha reprochado también a Saravia en el Consejo de Administración de VIVA celebrado hoy, que “no se ha informado previamente de este asunto” y que se ha dado por hecho “sin posibilidad de que los consejeros de la Sociedad puedan votar”. Pilar Vicente ha solicitado la elaboración de informes que justifiquen jurídica y económicamente el incremento de las cantidades pactadas con las trabajadoras.

La crítica de Pilar Vicente se produce después de que en el consejo de la Sociedad Municipal de Vivienda de Valladolid (VIVA) se haya informado en dación de cuentas, entre otras cuestiones, sobre el acuerdo al que se ha llegado con las dos trabajadoras ante el SERLA, Órgano Conciliador Mediador del Servicio Regional de Relaciones Laborales de Castilla y León.

En el acta de fecha de 2 de julio de 2018 realizada por dicho organismo, y que se ha enviado con la convocatoria a todos los miembros del consejo de administración de la sociedad, se hace constar que con fecha 31 de marzo de 2016, el Consejo de Administración de VIVA acordó una subida retributiva de 250 euros al mes en 14 pagas. Sin embargo en las nóminas posteriores sólo se hizo constar una subida de 2.000 euros al año o 142,86 euros al mes, habiendo una diferencia de 107,14 euros mensuales de diferencia. Se alcanza el acuerdo de reconocer el incremento salarial a 3.000 euros anuales y ofrecer a cada una 2.825 euros por las diferencias salariales adeudadas. 

Según fuentes de la Concejalía de Urbanismo, “en dicho acuerdo se constata y se hace cumplir la decisión tomada en el Consejo integrado por todos los grupos municipales del Consistorio, que había dado origen a distintas interpretaciones sobre la cantidad comprometida”. “Dicho acuerdo fue motivado por las condiciones salariales que perjudicaban a dichas trabajadoras desde la etapa del anterior equipo de Gobierno”, indican las citadas fuentes que además apuntan que “el acto de conciliación del Serla se desarrolló con normalidad y en él se indicó al presidente que era competente para firmar el acuerdo”.

En el Consejo también ha sido también aprobado el protocolo general de actuación entre el Ayuntamiento y la Universidad de Valladolid para facilitar la implantación de programas de convivencia en promociones de viviendas protegidas de VIVA. Y se ha aprobado el contrato-programa para la adquisición de otra serie de “viviendas blancas” por valor de 3.100.000 euros.

No hay comentarios