Madre que ha denunciado a los servicios sociales de Palencia por no procurar el reagrupamiento familiar de su hija.
Madre que ha denunciado a los servicios sociales de Palencia por no procurar el reagrupamiento familiar de su hija.

El juzgado de Instrucción número 3 de Palencia ha admitido a trámite y ha abierto diligencias previas por la comisión de un presunto delito de prevaricación, en una investigación sobre la posible actuación irregular de los Servicios Sociales del Ayuntamiento y de la propia Junta de Castilla y León, que no hicieron nada para procurar la reunificación familiar de una menor de edad que se marchó de casa con su novio, 12 años mayor. Según sus padres, podría estar siendo víctima de una situación de violencia de género por dominación.

Este caso se remonta a 2014, cuando la hija de S. T. y L. G., ahora ya mayor de edad, inició con 14 años una relación sentimental con un hombre 12 años mayor que ella. A causa, según los padres, de una manipulación del novio, la menor presentó en septiembre de 2014, pocos días después de cumplir 16 años, una denuncia falsa por malos tratos contra su padre, quien fue absuelto de tales imputaciones mediante sentencia firme del Juzgado de lo penal nº 1 de Palencia en mayo de 2015.

A raíz de la denuncia de la menor,  la Junta de Castilla y León asumió su tutela, ingresándola en el Centro de Acogida Don Bosco. Sin embargo y sorprendentemente -a pesar de la sentencia absolutoria del padre- no devolvió a los padres la patria potestad de su hija hasta más de medio año después y lo hizo obligada a ello por el juzgado nº 3 de la capital.

Para entonces los padres ya tenían en su poder otra sentencia de diciembre de 2015 en la que la el Juez de Primera Instancia que resolvió sobre la tutela en proceso civil puntualizaba que dado el largo tiempo en el que “no se había conseguido reanudar el contacto paterno-filial” la menor ingresase en una residencia escolar como paso previo a la reagrupación ordenando a los servicios sociales municipales trabajar en ello “con carácter prioritario y urgente”.

La juez hacía también referencia al contenido de algunos mensajes del novio de la menor, dirigidos a ésta, en los que decía cosas como “le denuncias tú por malos tratos y ya está”, los cuales, unidos a otras actuaciones, la llevaron a “apreciar una relación asimétrica en la pareja” y a “considerar oportuno que la menor sea valorada por el Equipo de Valoración Integral de Violencia de Genero adscrito a los juzgados de Palencia”.

La fiscal de menores acordó ante ello la apertura de oficio de unas diligencias contra el novio en el juzgado nº 6 por un “presunto delito de maltrato habitual en el ámbito de la violencia de género” que fueron archivadas provisionalmente.

Sin embargo, es precisamente la falta de actuaciones tendentes a la reagrupación familiar por parte de la administración lo que denuncian los progenitores palentinos. Critican que durante todo este tiempo no se haya organizado ningún encuentro de ellos con su hija que pudiese ayudar al acercamiento, y que no consta en ningún expediente ningún tipo de examen psicológico a su hija cuando todavía era menor. 

Según el abogado de los padres, en su día los Servicios Sociales ahora denunciados, que en ese momento estaban realizando un programa de intervención familiar para conseguir la reunificación familiar, “al margen de coadyuvar el delito principal, de no intentar la reunificación, la actitud del concejal y de la psicóloga, suponen también una prevaricación, pues de forma maliciosa no informan de la realidad que pasa con la menor, ante el requerimiento del juzgado número 6 (que estaba investigando al novio por un posible delito de maltrato en un caso ya archivado provisionalmente) para que emitiesen un informe sobre su intervención, omitiendo en el informe las conclusiones que habían sacado de la relación de esta con su novio y que según la conversación del padre de la menor con educadora social del Ayuntamiento donde se revela “que la situación es muy grave que una menor este en situación de dominación de un hombre sobre una mujer…, estamos trabajando para que ella salga de esa dominancia de ese poder abusivo…”.

“Para colmo del proceso de separación forzada de la menor, ya irreversible, y de enfrentamiento con la familia fomentado y forzado por los propios Servicios Sociales en una actitud intolerable y gravísima, incluso con claro desacato a la Sentencia del Juzgado de Primera Instancia de Palencia, tanto los Servicios Sociales de la Junta de Castilla y León como los miembros de la Residencia Don Bosco, han seguido entrevistándose y asesorando a la menor, no con el fin de conseguir la reagrupación familiar dictada por la resolución judicial, sino con la intención dolosa e ilegal de conseguir la separación familiar definitiva”, se denuncia en la querella que ha dado pie a la apertura de esta investigación.

Su resumen es contundente: “Desde la toma inicial de la medida de protección, hasta la mayoría de edad de (la hija), y pasando por diferentes fases procesales y extrajudiciales apoyadas activamente por la administración, se ha conseguido que la ruptura familiar sea total, grave y con unas consecuencias en la salud física y psicológica del resto de miembros de la familia, y pensamos que de la propia menor, de una transcendencia difícil de reparar”.

Cuatro años después de que se produjera el abandono del domicilio familiar por parte de la entonces menor, sus padres, a pesar de la admisión a trámite de su querella y del comienzo de la investigación por parte del juez, no aguantan más. Siguen sin tener contacto con su hija, que tampoco mantiene relación con sus antiguas amistades. Han distribuido un vídeo en el que relatan su situación y en el que dirigiéndose directamente a su hija, le piden que regrese a su casa. La madre señala a los supuestos responsables de esta situación e incluye algunas de las conversaciones mantenidas a través de las redes sociales por su hija con su novio como ejemplo de la situación de presunto sometimiento de la joven, que desde que se inició este procedimiento ya ha alcanzado la mayoría de edad.


Vídeo difundido por la familia:


Noticias relacionadas:

Los padres de una menor acusan a la Junta de Castilla y León y al Ayuntamiento de Palencia de no propiciar la reunificación con su hija y encubrir a un presunto maltratador

“Llevo casi dos años sin ver a mi hija menor; si no hay respuesta, haré algo más fuerte”

No hay comentarios