Manifestación por la sanidad pública y la dimisión del consejero celebrada el 26 de enero en Valladolid. Foto: Gaspar Francés
Manifestación por la sanidad pública y la dimisión del consejero celebrada el 26 de enero en Valladolid. Foto: Gaspar Francés

La Sociedad Castellano y Leonesa de Medicina de Familia y Comunitaria (SOCALEMFYC) y las distintas plataformas en defensa de la Sanidad Pública de la Comunidad denuncian que la contratación de médicos sin MIR por parte de la Consejería de Sanidad de la Junta de Castilla y León está poniendo en peligro la Atención Primaria del sistema público de salud.

“Como Sociedad comprometida con el desarrollo de la Medicina Familiar y Comunitaria, recordamos que el sistema garantista que suponen el sistema MIR es un compromiso hacia la calidad asistencial, y prescindir de él pondría en riesgo al individuo y no podemos consentir que esto suceda”, señala Elvira Callejo, presidenta de la SOCALEMFYC. “Con otras especialidades nunca se plantearía esta posibilidad,” agrega en su crítica a la instrucción 3/2019 que firmó el 24 de enero el director gerente de la Gerencia Regional de Salud, Rafael López Iglesias.

“Es ilegal contratar médicos en el sistema público de salud sin la especialidad MIR; el Real Decreto 931/1995, que a su vez es una exigencia de la Directiva Europea 86/457”, recuerda SOCALEMCYC. 

Para la Coordinadora de Plataformas por la defensa de la Sanidad Pública, estas contrataciones suponen “seguir acumulando problemas y no estar en la solución de ellos”. “Con esa medida se bajará objetivamente el nivel de la capacitación de los/as profesionales sanitarios de la Atención Primaria y por tanto el nivel asistencial, además de entrar en conflicto con la normativa de la UE. Se dificultará también objetivamente el avance en la cualificación profesional de los graduados y licenciados en Medicina, que se incorporarán sin completar su formación al mercado laboral”, indican antes de valorar que “esta propuesta de la Consejería objetivamente es un paso más en el desmantelamiento de la Atención Primaria tendente a cambiar la naturaleza actual de esta, y convertirla en un sistema de segunda categoría y orientada a la población con más dificultades por su ubicación territorial o socio-económica”, ya que “esa vía abrirá grandes oportunidades para la privada en Atención Primaria”.

Según SOCALEMFYC “la idea de que “no hay médicos” que se repite “como un mantra” para justificar estos contratos, es falsa. Nunca ha habido más médicos que en los últimos años, ni más especialistas, ni más solicitudes de certificados de idoneidad para trabajar en el extranjero”. “No es que no haya médicos, es que no hay contratos dignos y falta una adecuada organización del sistema. La situación actual no se soluciona con parches como alargar la edad de jubilación o contratar médicos sin la titulación necesaria, se necesita una política de recursos humanos coherente, eficaz y comprometida con  una Atención Primaria fuerte, lo que supone apostar por el modelo y dotarla de recursos adecuados para el desarrollo de su función, equilibrando el peso económico de la atención en el medio hospitalario”, sostiene la asociación científico-médica más numerosa de Castilla y León, con  870 socios y más de 30 años de existencia.

Por su parte, la Coordinadora de Plataformas por la Sanidad Pública proponen a la Consejería que “la convocatoria de la que han informado se reconvierta en una urgente con contratos garantizados al menos por tres años y condiciones laborales y profesionales adecuadas a los médicos de familia”. “Estamos convencidos que esa convocatoria será respondida por numerosos profesionales con la preparación adecuada”, aseguran antes de plantear que “en la reunión de la comisión sobre Atención Primaria que la Consejería se comprometió a convocar para el próximo miércoles, se constituya una subcomisión para que en el plazo máximo de una semana tenga realizado un borrador de tal convocatoria, que además debería de materializarse en el plazo máximo de un mes a partir de la fecha del 30 de enero de 2019”.

Manifestación en defensa de la sanidad pública en Valladolid el 26 de enero de 2019. Foto: Gaspar Francés

Una movilización histórica

La Coordinadora de Plataformas en defensa de la Sanidad Pública de la Comunidad ha hecho un balance muy positivo de la movilización ciudadana histórica que se vivió el pasado sábado 26 en Valladolid. Para el colectivo fue “una representación de la diversidad territorial de la Comunidad unida en la lucha por la Sanidad Pública”. En el plano cuantitativo, su valoración “basada en datos objetivos (tardó prácticamente una hora en salir el conjunto de la gente de Plaza Colón y, cuando la cabecera estaba llegando a la plaza de la Universidad la cola salía de Colón) es que la participación fue superior a las 50.000 personas”. Recuerdan que en la movilización de 2019 se desplazaron hasta 104 autobuses, cuando el año pasado fueron 57.

“Consideramos que esta manifestación evidenció que la mayoría de la sociedad entiende que el Sistema Sanitario Público está en riesgo y asume en primera persona su defensa”, valoran.

“La movilización del 26 de enero de 2019, sumándose a la también multitudinaria del 20 de enero de 2018, pone de manifiesto de forma contundente que la gente considera que el Sistema Sanitario Público es un derecho propio y que está dispuesta a defenderlo cueste lo que cueste, porque perderlo costará aún mucho más”, destacan antes de advertir de su predisposición “a organizar y a sostener esa movilización hasta el final y con todas las consecuencias”.


Documentos adjuntos:

Instrucción de SACYL que permite la contratación de médicos sin MIR


Noticias relacionadas:

Más de 50.000 personas exigen la dimisión del consejero en defensa de la sanidad pública en Castilla y León

 

No hay comentarios