Hoy es 23 de abril, Día de Castilla y León y Día del Libro. Para recordar ambos motivos, recuperamos el título de esta obra de 1978 de Godofredo Garabito Gregorio, escritor e historiador vallisoletano. En ella se traza un paralelismo entre el contexto previo a la batalla de Villalar del año 1521, y el reclamo, en 1978, de una autonomía digna para Castilla.
Las amapolas simbolizaban la demanda de libertad  a la vez que recordaban la sangre derramada por los comuneros ajusticiados en la revuelta antiseñorial de la Guerra de las Comunidades. A pesar de la derrota, el pueblo se unió en ambas fechas para la reivindicación de la libertad y de los derechos para Castilla.

No hay comentarios