Cacerolada por los refugiados en Valladolid. FOTOS: Gaspar Francés
Cacerolada por los refugiados en Valladolid. FOTOS: Gaspar Francés.

SOS RedFugiadxs Valladolid sigue con su intensa actividad en favor de la acogida de refugiados del conflicto sirio en España y contra el acuerdo UE-Turquía. Poco más de diez días después de la concentración de 24 horas, la Plaza de Fuente Dorada ha vuelto a reunir las voces de ciudadanos de Valladolid. Esta vez sonaron también las sartenes, cazuelas, silbatos, carracas, latas de aceite, botes de chapa, turutas, llaves, palos, sonajeros de tapas de frascos de conserva y, a falta de otro objeto contundente, las palmas.

Reunidos en torno a la pancarta que abandera el mensaje de “Bienvenidxs Refugiadxs”, la plaza volvió a recordar que la política europea se hace lejos de la calle: “no en nuestro nombre”. El Acuerdo UE-Turquía “deja sin refugio y abandona a su suerte a miles de personas que huyen de la guerra, sin respetar el derecho de asilo, la legislación internacional y los DDHH”, denuncia SOS RedFugiadxs.

La intención de este colectivo es que estas caceroladas sean semanales, para que la ciudadanía siga “denunciando con voz alta y clara” ante “el Gobierno central y todo el que por omisión no haga todo lo necesario por ayudar” la situación en el Egeo. Aun así, la continuidad de esta iniciativa depende de la respuesta ciudadana.

Entre el grito de los pucheros, compartieron los testimonios de voluntarios que trabajan en Lesbos y ven cada día la miseria de familias a las que quitaron todo por el camino, de refugiados que han perdido a su pareja en el mar o padres que se sienten culpables porque sus hijos no tendrán recuerdos felices de su infancia, de personas que intentan huir de la guerra y son estafados por mafias. También de quienes fueron acusados de pertenecer a la oposición siria y fueron sometidos a torturas por parte del ejército que debía protegerles.

Cacerolada por los refugiados en Valladolid. FOTO: Gaspar Francés.
Cacerolada por los refugiados en Valladolid. FOTO: Gaspar Francés.

“Si la respuesta es como hoy, seguiremos adelante”, afirman desde SOS RedFugiadxs. “Este tipo de actos sí que sirven, como sirvieron el ‘No a la guerra’ y el 15M. Sirven para no convertirnos en cómplices silenciosos de los bárbaros que auspician tanto dolor”. Argumentan que gracias a estos movimientos “han cambiado muchas cosas en España”.

Finalmente, se proyectó el documental "Refugiados, el eco de los Balcanes", un mediometraje de 38’ producido por la ONG Arapaz - MPDL Aragón (Movimiento por la Paz). Fue estrenado en enero en Aragón Televisión y “recoge el eco de una realidad muy actual”. Víctimas de la Guerra de los Balcanes acogidas como refugiados en Aragón dan testimonio de lo vivido 23 años después.

A principios de los años 90, España acogió a unos 2.500 refugiados de Bosnia Herzegovina, un momento en el que también atravesaba una crisis y la tasa de paro era similar al actual.

No hay comentarios