Algunos de los asistentes que participaron en la concentración. Foto: Gaspar Francés

"Bienvenid@s refugiados" ponía la pancarta desplegada en el suelo de la plaza de Fuente Dorada, donde SOS RedFugiad@s Valladolid ha convocado una nueva concentración. En esta ocasión más ruidosa -con cacerolas y sobre todo pitos- a favor de la llegada de personas que huyen de conflictos bélicos de sus países y que se encuentran atrapadas en Grecia o Turquía.

"Seguimos insistiendo en que los refugiados vengan a España. Es mentira que no quieran venir a nuestro país. Es posible que muchos prefieran ir a Alemania por razones económicas o porque allí ya tienen a familiares, pero es falso que se nieguen a  viajar a España. En nuestro reciente viaje a campamentos de Grecia hemos contactado con personas deseosas de venir", dijo Martín.

Luis Miguel leyó dos breves textos relacionados con el acuerdo entre la UE y Turquía -que calificó el pacto de la vergüenza-. Su intervención finalizó con: "No en nuestro nombre".

Una mujer aporrea la tapa de una cacerola durante la concentración. Foto: Gaspar Francés
Una mujer aporrea la tapa de una cacerola durante la concentración. Foto: Gaspar Francés

Tras la sonora cacerolada,  Carmen Lozano y Martín Rodríguez, recién regresados de Grecia, relataron su experiencia de una semana en campamentos de Myrsini, Eleonas (Atenas), Patras y el asentamiento de El Pireo. Su conclusión general puede resumirse en que Grecia "está haciendo más de lo que puede. Estos han sido los tres campo que hemos visitados; pero distribuidos por toda la geografía helena existen unos 40 campos más que recogen y acogen a las 56.000 personas que han llegado a sus tierras y mares".

Los activistas sociales vallisoletanos informaron de su experiencia en la Embajada de España en Atenas, donde se negaban a ser recibidos. La carta que han enviado dice: "La situación de las personas refugiadas nos parece tan grave que no entendemos cómo Europa, de la que no podemos olvidar España forma parte, no abre sus fronteras y acoge sin reservas a estas personas".

"Como ciudadanos", concluyen Carmen y Martín, "nos avergonzamos de las políticas que se están siguiendo en toda la UE y agradeceríamos a las autoridades españolas que residen en Grecia y trasladaran al Gobierno español nuestra preocupación ante tan trágico, inhumano e ilegal drama."

No hay comentarios