Imagen de archivo una edición pasada de la 'shopping night'. Foto: Rubén Ortega
Imagen de archivo una edición pasada de la 'shopping night'. Foto: Rubén Ortega

Los escaparates de muchos comercios del centro de la ciudad exhiben carteles anunciadores de la 'shopping night' 2016 (como si en la lengua de Cervantes no hubiera palabras suficientes). Iniciativa contra la que CNT ya difundió en 2015 un comunicado donde reflejaba su postura ante este 'evento' y que "ha sido ignorada por el Ayuntamiento", según el sindicato que pide al equipo de gobierno municipal su supresión.

"Vista la respuesta recibida (la convocatoria de una nueva edición), este año el sindicato decide dar un paso más y plantear las acciones que considere oportunas para combatir este nuevo ataque hacia los derechos laborales que precariza aún más nuestras vidas. No estamos dispuestas y dispuestos a tolerar ninguna agresión más", expresa CNT.

Los motivos por los que CNT se posiciona en contra de una nueva edición de la 'shopping night' en Valladolid son "la precariedad laboral y la destrucción del medio ambiente".

Respecto al primer motivo, el sindicato dice: "A la patronal no la parece suficiente hacernos trabajar Domingos y Festivos normalizando poco a poco la apertura de éstos con vista a que se acabe abriendo todos los días del año, sino que ahora también quieren ir normalizando un horario comercial más amplio de lo habitual (como si éste no fuera suficiente), vinculando el ocio directamente al consumismo. Además, estas jornadas excepcionales lejos de traducirse en mayor contratación de mano de obra, acaba siempre significando la realización de horas extras por parte del personal ya contratado y de manera sistemática, es decir, normalizando este plus de horas de cara a futuros convenios. No existe por tanto ni creación de empleo, ni beneficio para el pequeño comercio. A este último, ante estas medidas que parece que intentan implantar la apertura 24 horas al día durante los 365 días del año, se le hace imposible poder competir ante las grandes superficies. Empleo decente contra empleo precario, horarios que compatibilizan las relaciones y la cohesión social frente a la rotura de lazos sociales. Este tipo de eventos además se sustenta en un modelo de consumismo que sólo es posible por unos bajos precios que son fruto de las aún más míseras condiciones laborales que sufren personas en países lejanos".

En relación con la destrucción del medio ambiente, CNT manifiesta: "A pesar de no estar muy de moda, en CNT nos seguimos preocupando por hacer de este mundo un lugar más amable en el que habitar. El consumismo descerebrado nos está llevando a situaciones insostenibles a nivel medioambiental. Síntomas de esta terrible situación no son portada de periódicos ni nos lo cuentan en los telediarios, aunque por ello no dejan de existir: ríos teñidos del color que dicta la moda del momento, vertederos monumentales con los aparatos y demás artilugios que desechamos en Occidente o los desastres petroleros en el mar que se producen cada equis tiempo. Estos ejemplos nos bastan para nuestra reafirmación contra eventos como la 'shopping night', que promueven este tipo de consumismo destructor, no sólo desde una cuestión puramente laboral, sino también desde los principios ecologistas".

"CNT Valladolid", añade el sindicato 'sin subvenciones y sin liberados',  "sigue constatando cómo el cambio de gobierno no ha traído mejoras laborales para las y los trabajadores de Comercio. El ejemplo más evidente lo palpamos en el mantenimiento de los 16 días de domingos y festivos de apertura. Y lanzamos a quienes están en el Ayuntamiento algo que quizás hayan coreado alguna vez en alguna manifestación (antes de ocupar sillones): “QUE NO HAY OTRA MANERA, O CON LA PATRONAL, O CON LA CLASE OBRERA”.

No hay comentarios