EL concejal de Hacienda, Antonio Gato, durante una intervención en un pleno. Foto: Gaspar Francés
EL concejal de Hacienda, Antonio Gato, durante una intervención en un pleno. Foto: Gaspar Francés

El concejal Delegado del Área de Hacienda, Función Pública y Promoción Económica, Juan Antonio Gato Casado, firmó la contratación de su cuñada para un puesto de Técnico Superior en el Área de Medio Ambiente y Sostenibilidad del Ayuntamiento "para asegurar las mejores condiciones de reversión del servicio actualmente adjudicado a Aguas Valladolid, SA".

La propuesta de contratación del Área de Medio Ambiente y Sostenibilidad indicaba la necesidad de contratación de 3 Técnicos Superiores (1 Ingeniero de Caminos, Canales y Puertos con especialidad hidráulica o sanitaria, 1 Ingeniero Industrial de especialidad mecánica o afin y 1 titulado en Ciencias Económicas y Empresariales, que se encargarían "de asegurar las mejores condiciones de reversión de un servicio público esencial -actualmente adjudicada administrativamente a la empresa 'Aguas de Valladolid, SA'- como es el abastecimiento de agua y saneamiento, la depuración de aguas residuales y control de vertidos a la red de alcantarillado".

Juan Antonio Gato firmó el 7 de enero de 2016 la resolución de contratación de los tres Técnicos Superiores -uno de ellos su cuñada, P. M. G.- con carácter temporal y laboral, mediante la modalidad de Obra o servicio determinado y con destino en el Área de Medio Ambiente y Sostenibilidad.

La selección de P.M.G -al igual que la de los dos contratados- se realizó mediante Oferta Genérica de Empleo en la Oficina del ECyL, "procediendo el órgano de selección. creado a tal efecto, a la elección de los candidatos más idóneos".

El objeto del contrato, según la Propuesta de Resolución firmada por el concejal Gato, es "la realización de tareas técnicas -en relación con su categoría profesional- que garanticen, cuando finalice la concesión administrativa que tiene en la actualidad 'Aguas de Valladolid SA' (30 de junio de 2017), una prestación adecuada a la ciudad, en relación con el abastecimiento de agua y saneamiento, así como control de Aguas residuales y control de vertidos a la red de alcantarillado".

Los candidatos a dichos puestos (diez por cada una de las tres plazas) fueron "seleccionados por el ECyL sin haber publicidad de la convocatoria de dichos puestos, ni de la base que rigen su desarrollo, y han sido convocados el día 2 de diciembre; el anuncio de esa convocatoria fue realizado el día 1 de diciembre, y publicado el mismo día 2 en el tablón del Ayuntamiento", según el recurso administrativo que presentó una persona con los requisitos de acceso a dichos puestos, en concreto a la plaza de Ingeniero Industrial".

Pero el caso es que P.M.G., y los otros dos seleccionados, gozan del contrato desde el 11 de enero de 2016 al 30 de junio de 2017, fecha en que finaliza la concesión administrativa de la gestión del servicio municipal del agua y saneamiento a la empresa 'Aguas de Valladolid, SA'.

Ley de Procedimiento Administrativo

El artículo 28.1.1b, de la Ley 30/1992, de 26 de noviembre, de Régimen Jurídico de las Administraciones Públicas y del Procedimiento Administrativo Común dice: "Las autoridades y el personal al servicio de las Administraciones en quienes se den algunas de las circunstancias señaladas en el número siguiente de este artículo se abstendrán de intervenir en el procedimiento y lo comunicarán a su superior inmediato, quien resolverá lo procedente".

En el punto 2b.a, sobre los motivos de abstención, se señala: "Tener parentesco de consanguinidad dentro del cuarto grado o de afinidad dentro del segundo, con cualquiera de los interesados, con los administradores de entidades o sociedades interesadas y también con los asesores, representantes legales o mandatarios que intervengan en el procedimiento, así como compartir despacho profesional o estar asociado con estos para el asesoramiento, la representación o el mandato".

Juan Antonio Gato, al no haberse abstenido en la contratación de su cuñada podría haber incurrido en algún tipo de responsabilidad, ya que el grado de afinidad existente entre él y P.M.G. está contemplado por la Ley 30/1992, con independencia de que no resulta muy estético su comportamiento porque "la mujer del César no solo debe serlo, sino parecerlo".

"Procedimiento impecable"

Gato reconoció desde el primer momento que su cuñada había sido contratada. "Es un procedimiento que hace el Área de Medio Ambiente. En el tribunal estaban la directora del área y dos técnicos, que son los que decidieron y eligieron a esta persona porque hizo el mejor examen y tenía el mejor currículo", manifestó hoy el concejal Delegado del Área de Hacienda, Función Pública y Promoción Económica.

"Ni yo", añadió Gato, "ni nadie conocía que mi familiar político se iba a presentar hasta que me llamó y me dijo: 'Me han llamado del Ayuntamiento y mañana hago un examen'. El procedimiento ha sido impecable; yo intervengo al final para firmar el contrato".

Al ser preguntado si su firma va en contra la Ley de Procedimiento Administrativo, el concejal dudó unos segundos y respondió: "No pensé que el grado de parentesco de una cuñada fuese motivo de abstención. La verdad es que no me di cuenta".

Respecto a si considera estético que un concejal firme el contrato de una cuñada para trabajar en un ayuntamiento, Juan Antonio Gato dijo: "Cómo se restringe el derecho de una persona a poder trabajar si nadie sabe la relación entre ambos. Otra cosa es que yo hubiera hablado con alguien. Pero María [Sánchez, concejal de Medio Ambiente] fue la primera sorprendida cuando lo supo".

"Considero que no hay nada que ocultar... Si se tratase de mi mujer o de mis hijos, la lógica dice que no tendría que haber firmado, pero con una cuñada... La verdad es que desconocía el deber legal de abstención. Pero, repito, el procedimiento es absolutamente impecable y lo de la firma sería un tema siempre subsanable".

'Verso libre'

Juan Antonio Gato está considerado en el equipo de Gobierno del Ayuntamiento 'un verso libre'. Fue desautorizado por el propio alcalde a raíz del polémico proceso de contratación de un periodista para la Agencia de Innovación y Desarrollo Económico. De los 7 que aprobaron la prueba escrita ( 100 inscritos y 52 presentados), el concejal se decantó por un periodista que ya trabajó con él en el gabinete de Prensa de la Confederación Hidrográfica del Duero cuando él era presidente de la misma (marzo 2006-febrero 2012).

Óscar Puente dijo que con independencia de la limpieza del procedimiento, desde su punto de vista había que considerar "una cuestión de oportunidad", y que él consideraba que era "innecesario" un periodista en la Agencia de Innovación y Desarrollo Económico.

No hay comentarios