Imagen de archivo de una manifestación a las puertas de la patronal de hostelería de Valladolid.
Imagen de archivo de una manifestación a las puertas de la patronal de hostelería de Valladolid.

Los 14.000 trabajadores de hostelería serán convocados a la huelga los días 7, 8 y 9 de noviembre, coincidiendo con la celebración de la fase final del Concurso Nacional de Pinchos y Tapas Ciudad de Valladolid. El anuncio lo realizó Luis Sáez, secretario de Acción Sindical de CCOO, durante la concentración realizada ante la sede de la patronal del sector para protestar por el bloqueo de las negociaciones del Convenio Colectivo.

"Se les llena la boca hablando del turismo y la hostelería, un sector desprotegidos en el que quieren que los trabajadores sean esclavos. La 'cara B' del sector son la precariedad y las horas extraordinarias", manifestó Luis Sáez.

El primer día de movilización tuvo lugar ante la Asociación Provincial de Empresarios de Hostelería, plaza de la Universidad, 4, para protestar por el bloqueo del Convenio Colectivo, que afecta a 14.000 trabajadores (10.000 asalariados y 4.000 autónomos) y que caducó el 31 de diciembre de 2015.

"Llevamos", añadió Luis Saéz, "ocho meses de negociaciones y la patronal lo más que ha ofrecido es una subida del 0,1% y se niega a hablar de la revisión de la categoría de las camareras de piso (hoteles); a juntar días de descanso, ya que si trabajas los 14 festivos tienes una compensación de 5 y lo que pedimos es poder descansar la parte proporcional a los días de fiesta trabajados. También solicitamos permiso para poder acudir al médico... Nada de nada".

La última reunión negociadora tuvo lugar el lunes de la pasada semana y mañana acudirán al Servicio  de Relaciones Laborales (SERLA). "En busca de una mediación y a meter la solicitud de huelga para los días 7, 8 y 9 de noviembre", afirmó el secretario de Acción Sindical de CCOO.

Pinchos dispuestos en la barra de un bar.
Pinchos dispuestos en la barra de un bar.

Al inicio de la protesta, policías nacionales procedieron a identificar a una trabajadora que portaba un cartón de huevos. Los trabajadores permanecieron concentrados 45 minutos. Entre sus gritos: "Contratos basura para los empresarios"; "Hostelería porquería"; "Patrones, ladrones a los leones"; "Dónde está  mi convenio, dónde están mis derechos"; "Obrero despedido, patrón colgado"; "Convenios basura a la sepultura"...

Durante la concentración, que tuvo banda sonora a base de pitos y petardos, abandonó la sede el responsable de comunicación de la asociación empresarial, José Alberto Torrecilla, que fue abucheado. Minutos después lo hizo el presidente de la patronal, Jaime Fernández, y subieron los decibelios y se escucharon gritos de "Chulo, chulo" y "Fuera, fuera".

A las 18.15, tres empleados abandonaron igualmente el local y bajaron la persiana. La concentración se dio por finalizada y plegaron la pancarta: ''La cara B de la hostelería. Más beneficios empresariales-menos derechos laborales. ¡Basta ya!", firmada por CCOO y UGT.

La mayoría de los concentrados se dirigió a la calle Santiago a apoyar a los empleados del Banco Pastor, inmerso en una brutal reconversión.