Manuel Saravia atiende a los medios tras reunirse con el comité de empresa de Sada.
Manuel Saravia atiende a los medios tras reunirse con el comité de empresa de Sada.

El alcalde en funciones y concejal de Urbanismo, Manuel Saravia, ha desmentido esta mañana que existan problemas de tipo urbanístico que pudieran justificar el cierre de la empresa Sada, que afectará 160 trabajadores, entre los que forman parte de la plantilla, una cooperativa asociada y empresas auxiliares.

“En absoluto es cierto que existan problemas urbanísticos con esa parcela”, ha dejado claro el alcalde en funciones tras haber mantenido una reunión en alcaldía con la representación de los trabajadores: “La parcela que ocupa el matadero es grande pero está vinculada a una depuradora que está en el borde del río y en el nuevo PGOU de 2015 (el del PP) esa banda quedaba como espacio verde. Ya hemos decidido mantener la depuradora. Otro problema podría ser que estaba vinculada a una unidad/sector más amplio y para adquirir nuevos suelos tendría que desarrollarse vinculado a todo el sector, pero eso también lo solucionamos. A sí que no que no hay ninguna razón”.

El máximo responsable del Urbanismo municipal también ha señalado como algo “contradictorio” que la empresa alegue obsolescencia de las instalaciones “cuando este mismo verano han invertido 600.000 euros en la mejora de la eficiencia energética de las instalaciones”.

La presidenta del comité de empresa Nieves Gollomer, sorprendida al igual que el Ayuntamiento porque este anuncio se haya realizado en periodo navideño, ha anunciado que la representación de los trabajadores “hará todo lo posible para evitar el cierre” y que la próxima reunión con la empresa, que por ahora ha facilitado información con cuentagotas, tendrá lugar el próximo día 7.

Acceso a las instalaciones de la empresa Sada en Valladolid.
Acceso a las instalaciones de la empresa Sada en Valladolid.

Ese mismo día, entre las 13 y las 16 horas está convocada una concentración a las puertas de la empresa en el Camino Viejo de Simancas que contará con el apoyo del Ayuntamiento que, en todo caso, tiene previsto iniciar contactos con la empresa y la Junta de Castilla y León para actuar de forma coordinada.

“Estamos ahora matando el 100% de lo que se puede producir (entre 33.000 y 35.000 pollos al día). A lo mejor las instalaciones no están tan obsoletas como dicen. Están haciendo inversiones grandes y eso no se entiende. Su intención es cerrar cuanto antes”, ha comentado la presidenta del comité de empresa tras la reunión mantenida con responsables municipales.

No hay comentarios