Vista desde fuera del CSA La Ortiga. FOTO: gaspar Francés
Vista desde fuera del CSA La Ortiga. FOTO: gaspar Francés

La Plataforma Solidaria con Palestina de Valladolid en colaboración con el CSA La Ortiga, invitó a María Landi -activista de Derechos Humanos, acompañante y observadora internacional en Cisjordania- a dar una charla sobre la situación actual en Palestina, sobre el sionismo como proyecto colonizador de Europa, la teoría de los dos estados y del BDS como herramienta de lucha.
 
"La campaña de boicot BDS a Ísrael, iniciada hace 11 años, ha cambiado el paradigma de la colonización de Palestina", aseguró María Landi, que empezó su intervención por clarificar algunos conceptos antes de analizar el afán colonizador sionista sobre "el pedazo de tierra más pequeño y más disputado del mundo".
 
Landi aclaró, entre otros términos el de 'conflicto': "¿Qué se entiende por conflicto? Aquí hay dos partes desiguales, una tiene uno de los ejércitos más poderosos del mundo y la otra no es que tenga un ejército pequeño, es que no tiene ejército, por lo que tampoco se puede hablar de guerra convencional. Sin embargo, se trata de una guerra entre dos movimientos nacionales que se disputan un mismo territorio, con una asimetría brutal entre las dos partes".
 
La activista, que recientemente participó en las brigadas de apoyo de recogida de la oliva, hizo un repaso histórico del surgimiento del proyecto colonizador de Israel y de limpieza étnica de la población árabe, "precisamente", dijo, "cuando después de la II Guerra Mundial el proceso en Europa era de signo contrario, de descolonización. Israel inició en los años del 47 al 49 un proyecto doblemente racista que aún continúa, porque las potencias les dijo: 'A ustedes les vamos a permitir que hagan lo que quieran', a pesar de ir contracorriente de la historia".
 
María Landi explicó "los mitos" creados por Israel para "vender su narrativa exitosa. Por ejemplo, decir que ocupa Palestina, una tierra sin gente; que Israel es la víctima agredida, ecétera". Explió también las consecuencias nefastas que a su juicio han tenido las conversaciones de Oslo. "Veinte años de supuestas negociaciones para devolver una tierra cuando el invasor nunca ha tenido ni tiene intención de hacerlo. No hay que olvidar que el proceso de Oslo se puso en marcha para frenar la ; entonces los colonos judíos eran 200.000; hoy son 600.000", dijo.
Público asistente a la charla. FOTO: Gaspar Francés
Público asistente a la charla. FOTO: Gaspar Francés
La activista dedicó otra parte de su exposición a lo que llamó 'la guerra demográfica'. "En la actualidad hay un empate entre la población árabe y la de Israel: En Gaza, casi 2 millones; en Cisjordania, de 2 a 3 millones; en Jerusalen, 300.000 árabes. Israel tiene 1,5 millones. Si a estos datos sumamos la población total de Palestina y la diáspora se alcanzan los 11,5 millones frente al total de judíos de 6,5 mllones. Israel sabe que esta batalla la tiene perdida, a pesar de la falta de liderazgo de la auoridad palestina y de la fragmentación del territorio", aseguró.
 
Landi analizó a continuación el 'cambio de paradigma' que se está produciendo en la percepción sobre la cuestión palestina, y que atribuyó en gran medida al movimiento BDS, que "es lo que la sociedad civil árabe nos pide, y que tiene como consecuencias el cambio de discurso que se está registrando, el cambio del protagonismo de los actores, el deterioro de la imagen internacional de Israel, que paga un elevado precio por su status quo".
 
Por último, la activista de nacionalidad uruguaya aludió a la última resolución del Consejo de Seguridad de la ONU, en la que EEUU, en la que dijo la campaña RESCOP -de 'Yo no compro Apartheid' y 'Espacio Libre de Apartheid israeli'-  ha podido influir. Sin embargo, subrayó que el gobierno de Obama "ha sido nefasto". "En septiembre", dijo, "aprobó un paquete de ayudas extraordinarias a Israel. La abstención es una hipocresia, pero la resolución tiene un valor simbólico que debemos utilizar".
 
María Landi, que es corresponsal en Palestina del semanario Brecha de Uruguay y columnista del portal mejicano Desinformémonos, fue preguntada, entre otras cuestiones, por las consecuencias que tendrá el gobierno de Trump para la causa Palestina o el grado de respaldo que el BSD tiene en América Latina.
 
"El movimiento BSD está allí empezando y se encuentra en una etapa incipiente. Israel, ante el éxito del movimiento en Europa, ha apostado por América Latina. Pero estoy segura que acabará triunfando", concluyó María Landi, que cerró su charla con una fotografía de un olivo centenario enraizado en la tierra y otra imagen del mural del Campo de Refugiados de Aida (Belén), a la que  acompañó con la célebre frase de Ben Gurion (que fuera primer ministro sionista): 'Los viejos morirán y los jóvenes olvidarán', que los tiempos han desautorizado.
 
Coincidiendo con la charla, en el CSA La Ortiga, se inauguró la exposición fotográfica "Palestina una mirada a la injusticia", de Sandra Barrilaro y se anunciaron  para marzo las III Jornadas de Solidaridad de Valladolid con Palestina.

2 Comentarios

  1. María pidió no ser fotografiada, y todas aceptamos su petición. Sinceramente, sobra el comentario que reflejáis en la noticia sobre este tema (penúltimo párrafo). No termino por entender que finalidad tiene, y, por supuesto, además de ser una falta de respecto (así lo considero yo), está totalmente fuera del objetivo de la charla, hablar de la situación de Palestina, no de ella.
    Saludos.

Comments are closed.