Corte de la via en mayo de 2015. FOTO: ÚC
Corte de la via en mayo de 2015. FOTO: ÚC

Las luchas y movimientos vecinales, en estrecha relación con el modelo social y de ciudad, serán el centro de las jornadas ‘Resistencias y luchas vecinales’ que presenta el CSA La Ortiga. Desde su creación, en la plaza de las Batallas a su ubicación actual en la calle Vizcaya del barrio de Las Delicias, siempre han tenido clara su motivación: “La Ortiga hemos buscado siempre barrios que no fuesen del centro para apostar por la autoorganización de las personas a pequeña escala, potenciar lo cotidiano y cercano entre iguales”, explican desde su asamblea, “los barrios son las comunidades que se están perdiendo ante el individualismo que es cada vez más imperante”.

En este ciclo se analizaran varios casos que sirven como ejemplo de la situación del movimiento vecinal y los retos que vive: “Resistencia ante según qué amenazas, debidas a intereses políticos o económicos, y también la búsqueda de alternativas reales mediante ejemplos concretos en los que la horizontalidad, la autogestión y el apoyo mutuo han dado frutos y se ha evidenciado que son necesarios”. Todas las actividades serán a las siete de la tarde, con entrada libre hasta completar aforo, en el local de La Ortiga en la calle Vizcaya número 1. Habrá además tapas veganas al final de cada una para continuar con la charla.

Arrancan el miércoles 22 con el largometraje documental ‘Ouróboros: La Espiral de la Pobreza’, contando con la participación de Julio Reyero, encargado de la investigación y documentación del proyecto. “Evidenciar la caridad y el asistencialismo, en contraposición con la solidaridad y el apoyo mutuo, son el sustento y el mantenimiento de las desigualdades sociales”, señalan desde La Ortiga, “no solo cubrir necesidades básicas sino que es otra manera de interactuar con el mundo”. Tanto en el filme como en la charla posterior se tratarán cuestiones como qué hay detrás del Banco de Alimentos, qué intereses reales se esconden y qué estructuras sociales hacen que se interioricen estas desigualdades.

Cartel de las jornadas de La Ortiga
Cartel de las jornadas de La Ortiga

El proyecto de Errekaleor Bizirik (Vitoria-Gasteiz) será el protagonista del jueves 23, un barrio que presentó una truncada expansión con la burbuja inmobiliaria: “Es un barrio entero okupado, se especuló con ese barrio, al final la burbuja explotó y se abandonó porque no se construyó ni la mitad de lo que se quería”. En 2013 quedaban tres propietarios en todo el barrio cuando un grupo de jóvenes, en contacto con estos vecinos, ocupó uno de los inmuebles. Desde entonces, el desarrollo del barrio es innegable, lo han rehabilitado y pintado, ahora hay un frontón, un cine autogestionado, salas de grabación y conciertos, huerto, biblioteca, un bar, servicios de guardería o placas solares para autoabastecerse: “Es un ejemplo de que la autogestión de manera horizontal puede existir y funciona, evidencia que cuando el dinero no es la prioridad ese barrio sale adelante si no se abandona”. En la actualidad viven más de un centenar de personas que han resistido los intentos del gobierno municipal del PP, con el apoyo tanto del PSOE como del PNV, de desalojarlos.

El caso de Gamonal en Burgos y la revuelva vecinal que consiguió paralizar el proyecto especulativo del bulevar que se quería construir en la calle Vitoria a su paso por el barrio, centrará la jornada del viernes 24 y contará con la presencia de una representación de la Asamblea de Gamonal. “Además de ser un ejemplo de la resistencia ante amenazas y la destrucción de los barrios debido a distintos intereses, esta semana están siendo jugadas doce personas y nos parece importante darles ahora un espacio”, alude La Ortiga ante el proceso judicial que ha sido tildado por la Asamblea de Gamonal como “burdo montaje policial”.

El soterramiento en Valladolid se llevará a debate el sábado 25 con la participación de Guillermo Martín, ferroviario afiliado de CGT que formó parte del grupo de trabajo que promovió Ecologistas en Acción sobre la integración del ferrocarril a su paso por Valladolid y el soterramiento. “Qué supone el soterramiento” será la pregunta a la que se intente dar respuesta teniendo en cuenta la propuesta que tenía el ayuntamiento: “Por qué no era viable o por qué algunos de los vecinos la compraron sin plantearse más cuestiones”, explican desde La Ortiga.

No hay comentarios