Reunión del Consejo de AquaVall celebrada esta mañana.
Reunión del Consejo de AquaVall celebrada esta mañana.

Tras los 4 primeros meses de funcionamiento de AquaVall se observa un descenso de los gastos por los contratos ya licitados en una cifra de 1.314.517 euros al final del ejercicio. Este es solo uno de los detalles que se ha dado a conocer hoy en el Consejo de Administración del Ente Público del Agua de Valladolid, que ha aprobado la congelación de las tarifas del servicio para 2018 y un incremento salarial para la plantilla del 1% después de tres años sin subida cuando la gestión era privada en régimen de concesión.

El Consejo, compuesto por el gerente de la entidad, personal técnico, comité de empresa, Cámara de Comercio, Federación Vecinal Antonio Machado y los grupos municipales, ha aprobado el programa de actuación plurianual 2018-2020, que incluye previsión de ingresos y gastos, inversiones y previsión del balance y plantilla para 2108, así como un avance de la liquidación del ejercicio 2017 que se incluirá en el borrador del presupuesto general del Ayuntamiento de Valladolid.

Destaca el apartado de inversiones, que ascienden a 11,5 millones de euros para renovación y mantenimiento de la red y otras infraestructuras durante 2018. La presidenta de la Epel y concejala de Medio Ambiente, María Sánchez, explica que la cantidad prevista en la memoria realizada en 2016 preveía una cantidad 0,4 millones superior, si bien, en la memoria se contemplaba una cantidad aproximada pendiente de ajustar en función de las necesidades y funcionamiento de la entidad.

Como era de prever, los ingresos y gastos se ajustan en función de la experiencia que vaya teniendo la nueva entidad, en ese sentido, la previsión de 2018 actual supone una mejora de los resultados económicos en 2018 por importe de 668.000 euros respecto de lo estimado inicialmente.

El Consejo de Administración ha aprobado también la masa salarial del personal de la EPEL en 4.946.417 euros, de igual cuantía que la vigente y con una previsión de incremento del 1% .

Además, se han establecido las bases para la constitución de una bolsa de empleo para cubrir puestos de trabajo de operarios en el departamento de distribución de redes de agua y alcantarillado, y se ha acordado la adhesión a la central de contratación del Federación Española de Municipios y Provincias, que facilitará los procesos de contratación, haciendo que sean más rápidos, transparentes y eficientes.

María Sánchez destacó para 2018 el gran esfuerzo inversor en la en la red de abastecimiento y saneamiento -necesario para que Valladolid disponga de infraestructuras modernas y eficientes- congelación de las tarifas de suministro de agua y la reducción de las partidas de gastos debido a las adjudicaciones de servicios con menor importe del previsto.

Críticas de la oposición

El grupo municipal Popular ha votado en contra de las previsiones de ingresos y gastos de la EPEL para el año 2018 por considerar que “contienen múltiples inexactitudes, errores, dado incorrectos” y “sólo pretenden engañan electoralmente a la población de Valladolid”.

Los populares critican que la Sociedad deja de invertir 2 millones de euros del año 2017 y no incorpora el canon cobrado a la empresa privada que lo gestionaba hasta julio de 2017 y además considera que la previsión de inversiones para el año 2018 es una “carta a los reyes magos absolutamente irrealizable”, obviando el déficit de inversiones acumulado durante los sucesivos mandatos del PP.

Ajena al anuncio de congelación real de tarifas, la portavoz de Ciudadanos, Pilar Vicente asegura que “el sistema actual de gestión del agua que ha impuesto el tripartito, requiere una subida de tarifas para mantener las inversiones que la red de agua necesita para su mejora y renovación”.

No hay comentarios