Acceso al recinto de Pingüinos. FOTO: Gaspar Francés
Acceso al recinto de Pingüinos. FOTO: Gaspar Francés

Finalizada la 35 edición de la Concentración Invernal Pingüinos 2018, desde el Club turismoto hacen resumen y balance de estos cuatro días de intensa actividad en toda la ciudad de Valladolid. Tal y como aseguran, éste ha sido el año de la consolidación de Pingüinos en Valladolid después del parón sufrido, con un total de 28.141 inscritos: “Las caras de satisfacción, los gestos cómplices, las felicitaciones a la organización y la falta absoluta de incidentes reseñables hacen que estemos orgullosos”.

Después del temporal de los días anteriores, de las noticias que invitaban a no desplazarse, de las temperaturas gélidas sufridas y de la previsión de lluvias para el fin de semana, los pingüinos, fieles a su cita, acudieron a la llamada y se presentaron en Valladolid desafiando todas las dificultades que se les presentaron.

Tras los conciertos del jueves, el viernes la celebración de la “Nochevieja Pingüinera” reunió a miles de personas en la plaza de Pingüinos, donde comieron juntos los piñones y brindaron en absoluta hermandad. El sábado amaneció bien pero, tal y como informaban las previsiones, la lluvia hizo acto de presencia y se mantuvo durante el desfile de banderas y la exhibición de stunt, aunque no desanimó a los Pingüinos que asistieron en masa al desfile y llenaron Valladolid durante el mediodía.

Así se llegó al momento más emotivo de cuantos se viven en la concentración, el desfile de antorchas, con la presencia de la familia de Ángel Nieto, a quien, junto al resto de compañeros perdidos este año, se rendió un homenaje especial. “La gente de Valladolid no podía fallar en un momento así y exactamente eso fue lo que ocurrió, realmente impresionante la respuesta de la ciudad, las calles aledañas y la plaza Mayor estaban repletas”, aseguran desde Turismoto. El homenaje culminó posteriormente en la zona de acampada con la quema de la falla, encendida por Gelete y Manuel Nieto, hijo y hermano del piloto.

Para terminar la Concentración, el domingo por la mañana, la Plaza de Pingüinos se volvió a llenar para la entrega de Pingüinos de Oro a la familia del Maestro Ángel Nieto, Joan Mir, Ana Carrasco y el Circuito Ricardo Tormo de Cheste. Así como un saludo enviado por video de Enrique Bumbury recibiendo una mención de honor. En definitiva, una una edición de Pingüinos que, según aseguran desde la organización, “recordaremos durante mucho tiempo”, despidiéndose hasta la próxima en 2019: “Empezamos ya a trabajar en ella”.

No hay comentarios