Socios de Adicae frente a los juzgados de Valladolid. FOTO: Gaspar Francés
Socios de Adicae frente a los juzgados de Valladolid. FOTO: Gaspar Francés

Con el eslogan “¿Vas a regalar 1.000 euros a la banca?”, Adicae, la asociación que defiende los derechos de usuarios de banca, pone en marcha una campaña con la que pretende que los más de 270 000 afectados por los gastos hipotecarios en Castilla y León, reclamen. La asociación asegura que el consumidor recuperará unos 1 000 euros de media a la banca, teniendo en cuenta la mitad de los gastos de notaría y gestoría y la totalidad del registro, lo que supone que como mínimo en esta comunidad se deberían devolver más de 270 millones de euros.

Durante la mañana del miércoles los socios de Adicae han presentado 9 demandas en Castilla y León (4 en Valladolid, 3 en Segovia y 2 en Salamanca) que reclaman los gastos de hipotecas, en las sedes centrales de los bancos afectados (ING Bank, Unicaja, Banco Santander, Caja Viva y BBVA). Al mismo tiempo se presentaron conjuntamente 107 demandas en toda España, que afectan a otros tantos bancos. Todas estas representan a los más de 2.300 consumidores que forman parte de la asociación. A ellos aún pueden unirse los más de seis millones de personas que aún no han reclamado sus gastos de hipoteca: “La acción colectiva permite declarar la nulidad de la clausula con efecto para todos”, defiende el abogado Francisco Llanos encargado de estas demandas.

David Solís. FOTO: Gaspar Francés
David Solís. FOTO: Gaspar Francés

Adicae basa su demanda en la declaración como cláusula abusiva por parte del Supremo en 2015, de la imposición de las entidades de todos los gastos de formalización de las hipotecas a los consumidores, lo que debería acabar en un resarcimiento rápido y ágil para los miles de afectados: “Lo que buscamos es que se determine la posibilidad de la cláusula, la nulidad y la restitución de todas las cantidades”, dice el coordinador de Adicae en Castilla y León, David Solís. “Hoy comienza una nueva campaña para que aquel que esté afectado por esta cláusula se incorpore a estas demandas colectivas; estamos a tiempo”, explica remarcando el llamamiento para que “reclamen, que no se conformen” para recuperar “hasta el último euro”.

Solís asegura que hay “criterios muy discutibles en cuanto a la devolución de las cantidades que corresponden a los consumidores afectados”, aunque con estas demandas pretenden poner fin a un “laberinto judicial” que empezó el propio Supremo en 2015 dando la razón a los consumidores, al declarar nula, por abusiva, la cláusula que las entidades imponían a los usuarios para pagar todos los gastos hipotecarios, y que posteriormente ha ido ‘rectificando’ en varias sentencias probanca.

Francisco Llanos. FOTO: Gaspar Francés
Francisco Llanos. FOTO: Gaspar Francés

“Lo que está claro es que el Supremo ha declarado la nulidad de esta cláusula en tanto en cuanto la entidad no pueda demostrar la explicación de la repercusión de la misma en cada uno de los casos en los que la cláusula estaba inserta”, explica el abogado Francisco Llanos. Denuncia que las medidas tomadas recientemente para que sean los bancos quienes abonen estos importes dejan fuera a las hipotecas firmadas con anterioridad a esa norma, el 99% de ellas, por lo que reclama que esa “falta de transparencia” debe conllevar la nulidad de la clausula y la indemnización de los daños y perjuicios.

Entre otras vías, Adicae ha habilitado una página web además de convocar asambleas en toda la Comunidad para informar a los afectados y que se incorporen a los procesos. En el caso de Valladolid tendrán lugar este jueves día 28, a las 18:30, en su sede de la calle General Ruiz, 2 (Pasaje de La Marquesina, local 12).

No hay comentarios