Movilización de los trabajadores de Lauki a las puertas de la empresa. Foto: CCOO
Movilización de los trabajadores de Lauki a las puertas de la empresa. Foto: CCOO

El próximo día 27 finaliza el plazo de consultas del ERE presentado por la multinacional francesa Lactalis para cerrar Lauki en Valladolid y dejar en la calle a 85 trabajadores. Mañana, los sindicatos CCOO y UGT, junto a miembros del comité de empresa se desplazan al Parlamento Europeo para denunciar ante los europarlamentarios que 1.483.014, 93 euros de los Fondos FEDER fueron a parar a las plantas de Lactalis en Villalba (Lugo) de la mano de la Xunta gallega y que, ahora, esa inversión está sirviendo para deslocalizar la fábrica de Valladolid.

La visita comprende contactos con los europarlamentarios españoles a los que se pedirá su apoyo al mantenimiento de la fábrica y una entrevista con la Vicepresidencia de la Comisión de Empleo del Parlamento para explicarle la demanda presentada por la Fundación Anclaje de Castilla y León.

La demanda explica que el grupo Lactalis, propietario de la fábrica de Lauki, ha utilizado fondos europeos para modernizar otras plantas en España que ahora asumirán la producción de Lauki. Por éste motivo la Fundación Anclaje, formada por los dos sindicatos mayoritarios, por la patronal y por la Junta de Castilla y León, ha elevado una queja ante el Parlamento Europeo que los sindicatos quieren reforzar con sus entrevistas.

Además, en sus entrevistas, los sindicatos UGT y CCOO denunciarán la negativa cerrada de Lactalis a negociar el Plan Industrial, que también ha propuesto la Fundación Anclaje, que mejora la posición de la fábrica de Valladolid, ya de por si competitiva.

Fuentes del comité de empresa, tras la última reunión mantenida con la dirección de la empresa, reconocen que ésta ha desvelado, aunque sin concretar nombre, que existe la oferta de una empresa, fuera del sector lácteo, para comprar la factoría vallisoletana.

“Nosotros estamos igual que al principio. Nosotros queremos que Lauki siga con su actividad y que no se tenga que llegar a vender. Eso sería el Plan B, pero no sabemos nada en concreto, por lo que seguiremos luchando para que no se produzca la deslocalización”, señalan fuentes de los trabajadores.

No hay comentarios