Julio González en el Salón de Grados de la Facultad de Derecho. FOTO: Gaspar Francés
Julio González en el Salón de Grados de la Facultad de Derecho. FOTO: Gaspar Francés

El catedrático Julio González García analizó las dificultades que existen para reformar la Constitución de 1978, en la primera conferencia de las Jornadas 'Proceso Constituyente: caminando hacia una nueva constitución', organizadas por el Ateneo Republicano de Valladolid con motivo del 14 de Abril. El profesor González afirmó que la reforma constitucional  pasa por el PP: "Le echamos o le metemos en el proceso".

"La reforma constitucional exige una mayoría de tres quintas partes del Congreso, más las tres quintas partes del Senado, más un referéndum si se quieren cambiar los Títulos 1º y 2º... O metemos al PP o le echamos, porque tiene un 25% de techo electoral y la mayoría del Senado con menos del 30% de los votos", dijo el catedrático de Dreceho Administrativo de la Universidad Complutense de Madrid (UCM), Julio González García, que fue presentado por el estudiante de Derecho Áaron Guerra.

El profesor González García arrancó su exposición de dónde venimos: "Un régimen electoral hecho desde el miedo de la derecha a que la izquierda tome el poder y el miedo de la izquierda a que la derecha aborte el proceso iniciado. El régimen electoral acordado en 1977 está concebido para favorecer las mayorías absolutas, para que la derecha tuviera mayoría".

Para fundamentar esta afirmación, el catedrático de la UCM, citó unas declaraciones de Óscar Alzaga realizadas en Italia, "ejemplo del más absoluto cinismo. Alzaga habla del sistema español como original y maquiavélico, al formular una ley a través de la cual el Gobierno pudiera obtener mayoría absoluta, con el 36-37% de los votos, el favorecer el voto conservador de UCD en las zonas rurales, etc.".

González García se detuvo en el análisis de lo que supone la división de las provincias como circunscripciones electorales. "El artículo 68 de la Constitución favorece a los partidos grandes. No puede ser lo mismo Madrid o Barcelona que Guadalajara o Soria, que están hiperrepresentadas. En 2011, un diputado en Barcelona costaba 129.255 electores; en Guadalajara, 25.000. A partir de aquí, comienza los problemas para mejorar la participación. O cambiamos la provincia como circunscripción electoral o introducimos algún mecanismo corrector".

Un segundo problema -aunque menor, según el ponente- que plantea la Ley Electoral es la Ley D'Hont, según la que se hace el reparto de los 350 escaños del Congreso. González García planteó varias alternativas, con las que la proporcionalidad "sería casi al milímetro. Hace falta un poco de voluntad por parte de todos para cambiar esta situación en la que la democracia aquí pasa a través de los partidos políticos. Las iniciativas legislativas populares son muy restrictivas, no hay referéndums sobre las decisiones políticas ni sobre las personas. Hay que avanzar hacia el referéndum revocatorio, lo digo aunque me tachen de chavista. Tampoco se puede limitar la participación de nuevos partidos...".

Otro aspecto analizado en la conferencia fue el del voto en el extranjero. "Solo ha votado el 7% de los españoles que vive en el extranjero; el 93 % de los dos millones de residentes fuera del país se han quedado fuera de la participación. ¿Solución? Una especialmente posible  es habilitar el voto electrónico y la creación de una circunscripción electoral para el residente en el exterior", dijo el catedrático de la UCM, que analizó otros problemas electorales como la presencia en los medios de comunicación o defectos como los mecanismos de control del Gobierno, el abuso del decreto ley, etc., que sin embargo, "han tenido consecuencias cero, igual que la corrupción".

 El catedrático González García denunció la falta de "cultura democrática" sumado a una ciudadanía mal informada. "Dos grupos de televisión tienen cada uno los dos canales más importantes. Los medios escritos están en manos de tres, con participaciones cruzadas entre ellos... El New York Times publicó que la prensa española es la peor del mundo, porque toda depende del poder público salvo Infolibre, Publico.es, Diario.es..." .

El ponente se manifestó escéptico ante el cambio democrático, que dijo no cree vaya a llegar y puso como ejemplo las dificultades para formar Gobierno. "Hemos perdido el elemento más importante que es el de la educación en todos los medios y niveles", subrayó. 

 González García, ya en el debate, expresó el grado de protección de la monarquía, con alusiones a Corina, los Papeles de Panamá o las denuncias de paternidad de Juan Carlos. También comentó las mutaciones constitucionales introducidas por la Unión Europea."Cuando entre en vigor el Tratado Trasatlántico de Comercio e Inversiones (TTIP) nos vamos a enterar; echaremos de menos la Constitución. El TTIP tendría que ser sometido a  referéndum en los 28 estados de la UE", concluyó.

Próximas conferencias

'Allanando el camino para llegar a un proceso constituyente' es el título de la próxima conferencia, que pronunciará el martes 12, Víctor Alonso Rocafort, doctor en teoría política y economista.

El jueves 21, el título de la charla es 'Organización territorial e instituciones regionales' y la del miércoles 27: 'Libertades, derechos y servicios públicos', por Yolanda Valdeolivas García, catedrática de Derecho del Trabajo y de la Seguridad Social, decana de la UAM.

Todas las conferencias, que han sido coordinadas por Francisco J. García, tendrá lugar a las 19.30 horas, en la Facultad de Derecho; la de la Organización territorial en el Salón de Grados; las otras dos, en el Aula 212 San Isidoro (primera planta).

No hay comentarios