Imagen de archivo de una manifestación a su paso por la Calle Gamazo. FOTO: Gaspar Francés
Imagen de archivo de una manifestación de trabajadores del sector de telemarketing a su paso por la Calle Gamazo. FOTO: Gaspar Francés

Los trabajadores de 'Contact Center'  (Telemarketing) se han vuelto a movilizar, con una huelga de 24 horas y manifestaciones, por los mismos motivos que lo hicieron el 6 de octubre: el bloqueo de las negociaciones de un convenio colectivo desde hace casi dos años. 

El pasado 17 de noviembre, se iba a mantener una de las reuniones con la patronal del sector de telemarketing para seguir 'negociando' el convenio que lleva parado desde hace más de 23 meses. "No pudo ser, pues la propia patronal informó, el día antes, de la cancelación de la misma, pues alegaban 'no tiene sentido reiterar lo que ya conocen las organizaciones sindicales' (eliminación de derechos, restricciones de condiciones, congelación salarial)".

No resulta extraño que los trabajadores -mayoritariamente mujeres- del sector estén hartos. Un sector de por sí precario y castigado por las condiciones basura de sus contratos, realizados hasta ahora con empresas subcontratadas por multinacionales con ganancias millonarias, y que en los últimos tiempos esas sociedades subcontratadas subcontratan a su vez a ETT's, con la degradación aún mayor de las condiciones laborales.

"Sector, añade CGT, "que no sólo atiende llamadas de empresas de telefonía, somos además quienes negociamos las deudas y los impagos, quienes movilizamos a los servicios médicos mientras tranquilizamos a la persona del otro lado de la línea, quienes bloqueamos el teléfono o tarjeta de crédito en caso de extravío, quienes avisamos a la grúa en caso de avería, quienes atendemos las llamadas de ciudadanía, y un largo etcétera. En definitiva somos la imagen de la marca y l@s esclavos del siglo XXI".

Algo de todo esto se ha recordado antes del inicio de la manifestación celebrada desde lla calle Hospital Militar, 24, sede desde la que se atienden las llamadas del 112 y que está enfrente del centro de atención de llamadas de información de la Junta de Castilla y León 012.

"Resulta que somos telefonistas meros transmisores de datos, cuando atendemos emergencias, urgencias, etc. Pero hoy nos han impuesto servicios mínimos a todos. Mañana volveremos a ser telefonistas meros transmisores de datos", decía un trabajador megáfono en mano para intentar calentar el ambiente de una fría mañana.

Los concentrados respondían: "Todos somos servicios mínimos" y "112, público y social", en solidaridad con los compañeros del 112 y 012.

Pasadas las 11.30 horas arrancó la manifestación -con menor afluencia que la del 6 de octubre- y con una pancarata al frente: "Telemarketing en lucha. Por un convenio digno", firmada por CCOO, UGT y CGT. De la convocatoria se había caído CSIF respecto a la del mes pasado, aunque si en la marcha se vieron algunas banderas del "sindicato independiente".

Una vez coreado el lema de la pancarta, comenzaron otros gritos reclamando la convocatoria de "Huelga General, Huelga General"; "Menos beneficios y más empleo"; Sin empleo no hay futuro"; "Obrero despedido, patrón colgao"; "Las teleoperadoras somos luchadoras"; "No hay, no hay otra manera: o con la patronal o con la clase obrera"; La lucha es el único camino"; "Convenio basura, trabajo de mierda"; "Sus beneficios, nuestros sacrificios"; "La lucha está en la calle y no en el Parlamento"; "Turno partido para los directivos"; "Ellos hacen caja, nosotros al cajón"; "Contra el paro, ahora y siempre Huelga General"; "Obrera despierta, el paro está en tu puerta"; "Contra el paro y la precariedad, apoyo mutuo y solidaridad"...

Así se recorrió una pequeña parte del paseo Zorrilla, el paseo Filipinos, Colón, Gamazo, plaza Madrid, Miguel Íscar y plaza Zorrilla. Al llegar a la calle Santiago comenzaron las 'estaciones' ante determinados edificios. La primera ante la sucursal del Banco Santander, donde se grito 'Ahí está, ahí está la Cueva de Alibabá' y se explicaron las razones de la protesta y la responsabilidad de las grandes empresas. 

Unos pasos más adelante, ante Orange y Vodafone, donde arreciaron los gritos de 'Explotadores, Vodafones". Otros pasos y ante Vacolba, a la que se anunció con un 'Ya estamos aquí' la llegada de la manifestación. De la cabecera salieron varios trabajadores que se identificaron como miembros del Comité de Huelga y se dirigieron al portal para pulsar el timbre. Todos los intentos fueron infructuosos para que les franquearan el paso, por lo que la marcha reanudó el caminar al grito de'Explotadores a los tiburones'. [Vacolba es una empresa precarizada donde las haya del telemarketing en Valladolid].

El reloj del Ayuntamiento marcaba las 13 horas. Ya solo quedaba llegar a Fuente Dorada, donde además de los discursos, en los que se denunciaron las condiciones de trabajo a las que se encuentran sometidos, se insistió en que no iban a parar hasta conseguir mejorar las condiciones del Convenio

Nuevas referencias al esclavismo, a la ausencia de conciliaciones familiares reales, con suelos que rozan la ilegalidad y no permiten vivir de ellos, despidos impunes avalados por la reforma laboral... "En definitiva, somos trabajador@s altamente cualificadxs que estamos menospreciad@s, ningunead@s y devaluad@s".

"No firmaremos", también se dijo, "ninguna pérdida de derechos, no consentiremos ninguna ilegalidad más en el articulado del convenio y perseguiremos un convenio digno y justo para todo el sector". 

CCOO organizó un 'bingo de la precariedad', que supuso el final de la manifestación. 

Ya se anuncian nueva huelga para diciembre; en la de hoy el seguimiento ha sido cifrado por los sindicatos en un 60%.

No hay comentarios